¿Hay que llevar alguna supervisión tras la colocación del implante?

19
jun
¿Hay que llevar alguna supervisión tras la colocación del implante?
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

No hay que obviar el hecho de que un implante dental no deja de ser un elemento ajeno al cuerpo del paciente, a pesar de que gracias al proceso de osteointegración se consigue una gran armonía entre el implante y el organismo en el que se coloca.

Por ello es necesario llevar un control y una supervisión por parte del especialista que colocó el implante dental para su limpieza y asegurar que todo está yendo de la manera correcta y evitar problemas posteriores.

Durante estas sesiones el dentista en Barcelona de clínicas Propdental comprobará que la fijación del implante sigue siendo la adecuada y que la estabilidad de la prótesis es la necesaria como para que el paciente pueda llevar una vida normal.

Además, es posible que con el paso del tiempo y el funcionamiento normal de la boca del paciente se pueda ocasionar cierto desgaste en la prótesis sobre implantes que debe de ser corregido por parte del odontólogo.

Por otro lado es necesario que el paciente que lleva una prótesis dental fijada con un implante se asegure de mantener una higiene bucal más rigurosa de lo habitual ya que se podrían generar cúmulos de bacterias acumulados en la zona del implante que afectarían en última instancia a la fijación del mismo.

Estas visitas al dentista de control y supervisión se pueden ir espaciando en el tiempo a medida que se compruebe que todo marcha de manera correcta y convertirlas en las visitas habituales de toda persona, independientemente de llevar una prótesis o no.

En definitiva, se trata de mantener un control rutinario sobre un elemento ajeno que ha sido colocado en nuestro organismo por parte de la persona que lo colocó para poder diagnosticar con prontitud los posibles desajustes que se puedan generar y poder resolverlos así de una manera inmediata.

En cualquier caso, los implantes dentales no suelen dar ningún problema a los pacientes que son sus dentistas, los cuales tienen la suficiente pericia como para ejecutar el tratamiento de manera satisfactoria y sin desajustes posteriores. Con ello se puede estar seguro de que una vez que se fija el implante, salvo situación extraña, no debería de haber ningún problema.