Clasificación de prótesis dentales

15
ago
Clasificación de prótesis dentales
Clasificación de prótesis dentales, 5.0 out of 5 based on 1 rating
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)

La sociedad contemporánea ha desarrollado nuevas necesidades para los individuos que la forman, pues el bienestar personal ha pasado a ser primordial para las personas. Mediante la implantación de una prótesis dentales, las clínicas dentales Propdental pueden ayudarte a mejorar la imagen y restituir los dientes extraviados a partir de un tratamiento personalizado y adecuado a las características de cada paciente.

Asimismo, el bienestar puede tener connotaciones diferentes según los deseos y percepciones del paciente. Una atención personalizada es clave para buscar la mejor solución ante un caso de implante de prótesis. Al fin y al cabo, los dos objetivos principales del dentista son solucionar los problemas de salud bucal del paciente y asesorar su imagen estética para lograr una mejoría perceptible.

¿Qué es una prótesis dental?

La prótesis dental es elemento externo que, mediante cirugía, pasa a formar parte del cuerpo humano. El odontólogo estadounidense Carl E. Misch estableció la clasificación de las prótesis dentales entre fijas y removibles. Las primeras se soportan únicamente entre las unidades dentales o implantológicas. Las prótesis removibles son aquellas que se soportan en el tejido humano.

Clasificación de las prótesis dentales

Las prótesis fijas se dividen en tres tipos, las PF-1, PF-2 y PF-3. Las tres tienen en común la imposibilidad de removerlas y la elección del dentista depende de la cantidad del soporte de hueso del paciente de clínicas Propdental, ya que se adhieren mediante un proceso de cementación o atornillándola a los implantes dentales.

Además, las prótesis fijas son capaces de sustituir tanto parcialmente como totalmente los dientes. Las clínicas dentales decidirán cuál se adecua más a cada paciente también en función de la estética, ya que una prótesis mal confeccionada o instalada incorrectamente no satisfaría las necesidades estéticas del paciente.

Una prótesis de tipo 1 sólo es válida si ha de cubrir el hueco de una unidad dental. Se implanta en la región maxilar interior y normalmente necesita de una restauración previa del tejido blanco y del hueso dental. Ambos elementos se deterioran con la ausencia del diente original. Los materiales usados que construyen esta prótesis son la porcelana o las alianzas de metales.

Por otro lado, la prótesis de tipo 2 es más larga que los dientes naturales, cosa que puede condicionar la estética del paciente. Si esta no se adecua, se descarta implantar este tipo de prótesis. Los materiales con los que se fabrican las PF-2 son la porcelana y los metales preciosos. Asimismo, el espacio disponible también marca la posibilidad de instalar este tipo de prótesis.

Finalmente, las prótesis fijas de tipología 3 son más naturales en tamaño y forma que no las de tipo 2. Además, incluyen tonalidades rosas en los materiales restaurativos para paliar la falta de papila interdental y de encía. Hay dos subtipos. Una prótesis híbrida compuesta por una dentadura sobrepuesta a una estructura metálica y otra restauración de metal y porcelana. La elección estará determinada por la cantidad de espacio existente en la corona del diente.

Sin embargo, tenemos también las prótesis removibles. Los dos tipos de estas son la PR4 i la PR5. Existen diversas diferencias entre ambas, aunque lo que marca la usabilidad de una u otra es el criterio del dentista y las necesidades individuales del paciente de clínicas Propdental.

Por un lado, tenemos la prótesis de tipo PR4. Esta está soportada por un implante anterior, llevado a cabo durante el tratamiento, junto a los dientes que posee el paciente. Las principales ventajas de esta prótesis son una mejora de la higiene bucal y también el hecho de evitar el bruxismo nocturno. La PR4 es lo que comúnmente se conoce como dentadura postiza y se adecua más a las necesidades específicas de las personas que componen la tercera edad.

distintas dentaduras postizasPor el otro, la prótesis PR5 combina el soporte por implante con el tejido blando del sistema mandibular. La principal ventaja de este tipo es el menor coste que supone su implantación. A pesar de esto, la higiene es menor que en el caso de la PR4 y el riesgo de bruxismo no desaparece. Es más recomendable para un perfil de paciente joven que haya perdido algunas piezas de su dentadura en alguna circunstancia concreta.

Las clínicas Propdental le asesorarán en implantología dental y colaborarán para encontrar la mejor solución para paliar la pérdida de los dientes. La restauración completa de la dentadura se compondrá de cuatro fases: examen de las condiciones y necesidades del paciente, diseño de la prótesis, implante mediante operación quirúrgica y tratamiento.

Por último, el paciente puede colaborar con la decisión del dentista por lo que hace a la decisión de adoptar un tipo u otro de prótesis dental.