Hemorragia dental

27
ago
Hemorragia dental
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

La hemorragia dental es una de las complicaciones más importantes y frecuentes en la praxis diaria del cirujano odontólogo debido, en la mayoría de casos, a problemas mecánicos durante la extracción dentaria, como pueden ser: desgarros gingivales, fracturas alveolares, lesiones de la mucosa bucal, etc.

La hemorragia es toda pérdida sanguínea o salida de sangre del torrente o sistema vascular, ya sea de forma espontanea o provocada por una herida cutánea o mucosa (hemorragia externa) o en una cavidad del organismo (hemorragia interna), y que es anormal por su duración y/o su intensidad.

Problemática quirúrgica relacionada con las alteraciones de la hemostasia

No obstante existen otros casos en que la hemorragia es consecuencia de una alteración de la hemostasia. Para prevenir complicaciones de la hemorragia dental tras la extracción, es importante conocer los tres tipos de pacientes con condiciones sistémica u otros factores predisponentes que podemos encontrarnos en la clínica Propdental, éstos son:

  • Aquel con enfermedad hemorrágica conocida que está controlada por el hematólogo.
  • El sometido a tratamientos con anticoagulantes.
  • El paciente que sufre una discrasia hemática, hasta entonces desconocida que vamos a detectar en el pre-operatorio.

Es este último grupo particularmente interesante para nosotros, porque algunas de estas afecciones cursan de manera asintomática y se ponen de manifiesto tras manipulaciones quirúrgicas. Es importante pues conocer y tener presente la existencia de estas enfermedades, y es muy importante saber valorar los resultados de una analítica pero-operatoria.

Las funciones hemostáticas o la hemostasia proceden de la conjunción de fenómenos que hacen posible la obliteración espontánea de las lesiones o brechas vasculares, evitando la pérdida de sangre y haciendo que el paciente pare de sangrar.

La hemostasia consta de tres fases:

  • Hemostasia primaria. (Fase vascular y plaquetaria). Se inicia una acción en la zona de sangrado, con una constricción de las paredes del vaso afectado y la agregación de plaquetas que intentan formar un tapón para cohibir la brecha.
  • Coagulación. Es el proceso de ampliación de las restricciones enzimáticas secuenciales que producirán la formación de trombina, la proteasa que transformará el fibrinógeno plasmático en fibrina insoluble.
  • Fibrinolisis. Se trata de una acción limitadora de todo el proceso, que corre a cargo de los inhibidores plasmáticos que actúan neutralizando la trombina.

Todo posible desequilibrio en esta cascada o cadena de reacciones pueden causar o alterar el buen funcionamiento de la hemostasia, mantener la hemorragia o bien favorecer la trombosis.

Hemorragia tras la extracción dental

alteración de la hemostasiaEn muchos casos se produce una hemorragia tras la extracción dental por distintas causas que no las condiciones sistemicas del paciente. En tal caso el dentista o cirujano puede detener el sangrado aplicando medidas locales según el motivo.

Es normal que después de la extracción dental haya una pequeña hemorragia o sangrado. Por ello y para hacer la hemostasia, en la clínica Propdental recomendamos colocar una gasa sobre la herida y presionar durante 30 minutos a una hora. En algunos casos se puede embeber la gasa en amchafibrin para acelerar la formación del coágulo y ayudar a detener el sangrado.