Heridas bucales

3
dic
Heridas bucales
Heridas bucales, 5.0 out of 5 based on 2 ratings
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (2 votes cast)

Las heridas bucales y peribucales son lesiones de los tejidos blandos o traumatismos en los que existe una solución de continuidad abierta o visible de los tejidos que afecta el revestimiento cutáneo mucoso que limita y protege el organismo.

Heridas bucales y peribucales

Lesiones y traumatismos bucomaxilofaciales puedes ser causa de factores mecánicos (accidentes de tráfico, laborales, domésticos), de factores químicos (quemaduras de ácidos y alcalinos),  de factores físicos (electricidad, irradiaciones) o de factores térmicos (quemaduras por calor y congelaciones). En Clínicas Propdental aseguramos un buen tratamiento de dichas heridas a través de los especialistas más cualificados.

Lesiones en los tejidos blandos

Existen diferentes lesiones de los tejidos blandos que posiblemente puedan darse en la cavidad bucal:

  • Laceración: la laceración es una herida que se produce como resultado de un arrancamiento de tejidos por parte de un objeto agudo. Puede ser superficial o profunda y, además, compromete los vasos y los nervios subyacentes. Los profesionales en Barcelona consideran tratar este tipo de heridas antes de 24 horas. A través de anestesia local, los mismos limpian la zona afectada, eliminan posibles cuerpos extraños y hematomas y controlan la hemorragia de los vasos mayores con pinzamiento y ligadura. Una vez controlada, se procede a la sutura por planos.
  • Contusión: la contusión es una lesión traumática cerrada en que no se produce solución de continuidad en la piel. El agente traumático no es de intensidad suficiente como para vencer la resistencia y elasticidad de la piel que absorbe el golpe. En esta situación, se produce una hemorragia, que es controlada por su dentista.
  • Abrasión: las abrasiones son erosiones en la piel con pérdida irregular de epidermis debida a la fricción que da lugar a una zona cruenta y sangrante. Es muy dolorosa debido a la exposición de fibras nerviosas dérmicas y, además, supone un gran riesgo de infección a la entrada de cuerpos extraños. En Clínicas Propdental limpiamos de forma mecánica la herida con detergente quirúrgico y aplicamos una solución antiséptica.
  • Heridas penetrantes: el mayor riesgo de una herida penetrante es la invasión de una cavidad, que puede producir una infección. Su tratamiento está siempre enfocado al control de dicha infección: Irrigación estéril de la herida. Control de la hemostasia, aunque no suele ser necesaria, ya que normalmente no están implicados grandes vasos. Profilaxis antietáncia. Cicatrización de la lesión de entrada.
  • Heridas por arma de fuego: las heridas con armas de fuego pueden ser de tres tipologías diferentes. En primer lugar, las penetrantes; cuando el proyectil está retenido en la herida. La herida de entrada suele ser pequeña, pero puede penetrar profundamente en los tejidos subyacentes y lesionar estructuras importantes, tanto nerviosas como vasculares y, además, afectar a la boca, nariz o seno maxilar. En segundo lugar, las perforantes, cuando el proyectil produce orificio de salida. Por último, las avulsivas; si existe gran destrucción o pérdida de sustancia de tejidos blandos y de estructuras óseas. Los traumatismos producidos por armas de fuego a menudo son complicados por la presencia de cuerpos extraños dentro de la herida. Si es posible, dichos cuerpos son quitados dentro de las primeras 24 horas para evitar problemas como: infecciones, tatuajes o retardo de la curación. La antibioticoterapia y antitetánica son aplicadas por los especialistas para evitar la infección.
  • Quemaduras. En nuestros centros Propdental de Barcelona seguimos unas normas generales estrictas para tratar las heridas postraumáticas de los tejidos blandos faciales: Limpieza: procedemos a una higienización con agua y jabón de la zona afectada para eliminar cuerpos extraños y coágulos, que contaminen la herida más allá de poder valorar su estado real. Hemostasia: para detener la hemorragia, los dentistas en Propdental utilizan las pinzas hemostáticas. Pinzan os vasos sin incluir los tejidos vecinos. Resección: el proceso de resección consiste en eliminar los restos de tejidos necrosados y no vitales o cianóticos, así como extraer los fragmentos óseos alojados en las partes blandas. Para obtener una cicatriz más estética, desplazan las heridas a zonas conocidas con un pliegue cutáneo. Suturar: la sutura se lleva a cabo marcando los puntos de referencia y valorando la supervivencia de los colgajos, dependiendo del pedículo de la herida. Las heridas más profundas, se reconstruyen por planos. Medicación postoperatoria: los especialistas en Propdental aconsejan el suministro de analgésicos, antinflamatorios y antibióticos para controlar el dolor postoperatorio y asegurar la comodidad del paciente, así como su estabilidad.

Si las lesiones en los tejidos blandos no son tratadas con la máxima profesionalidad posible, pueden degenerar a infecciones o traumatismos graves. En este sentido, en Clínicas Propdental contamos con dentistas especializados y altamente cualificados que siguen normas estrictas ante estas situaciones.

El control de la hemorragia es muy importante en estas situaciones y se debe evitar que el paciente pierda demasiada sangre. Desde nuestros centros en Barcelona recomendamos a nuestros pacientes que tengan especial cuidando y eviten, en la medida de lo posible, situaciones que puedan provocar este tipo de lesiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *