Hipnosis en el dentista

15
may
Hipnosis en el dentista
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

La hipnosis en el dentista no es una técnica nueva, es el acto de poner a una persona u colectivo en un estado total de comodidad, relajación, paz y orden.

Hipnosis en el dentista y sedación en la clínica dental

Lo que se pretende con técnicas como hipnosis en el dentista y con la sedación consciente es mayormente:

  1. La disminución del estrés del individuo o paciente.
  2. Disminución del temor o fobia al “dentista” y a la posibilidad de sentir molestias o dolor.
  3. Aumentar la comodidad de los pacientes con fobia al dentista para que puedan realizarse tratamientos durante largos períodos de tiempo.
  4. Evitar náuseas y ganas de vomitar, además gestión de la circulación salival.

Una nueva estrategia está en el mercado para las personas que sufren un estrés medio a grave al ver el dentista u odontólogo. Hay algunos pacientes que no les gusta la idea de dormir o sedación, así que para ellos, existe la hipnosis en el dentista.

Las personas con fobia al dentista, a menudo, acuden únicamente a la clínica dental cuando su dolor dental condiciona prohibitivamente su vida.

El paciente por una variedad de factores experimenta miedo, nervios (antes de acudir a la clínica dental, mientras está en ella y durante la visita con el dentista).

La hipnosis en el dentista puede mejorar fácilmente la preocupación de estrés, ansiedad e irracional de dolor.  El terapeuta debe cumplir con este tipo de individuo dental dos o tres veces antes de la consulta dental planificado. Después de causar la hipnosis, la persona o paciente afectado tiene que  imaginar una posición única o preferente. Esta debería ser una posición que siempre la haga sentir seguro, feliz y cómodo.

La sedación en la clínica dental

La sedación es una práctica muy solicitada y realizada en la clínica dental por las personas que experimentan una fobia al dentista. Esta no conlleva problemas ya que es una práctica muy segura; los mayores riesgos que pueden surgir son alergia o depresión respiratoria siendo ambas muy infrecuentes.

Existen dos tipos de sedación en la clínica dental, estos son:

  1. Sedación oral.
  2. Sedación consciente que puede ser inhalada con oxido nitroso (habitualmente) o endovenosa.

Normalmente en la consulta dental se utiliza la práctica endovenosa ya que es más segura y permite modificar la profundidad de la sedación en función de las necesidades de cada etapa del proceso o tratamiento dental.

Es una técnica muy segura. Los mayores riesgos que pueden existir son alergia o depresión respiratoria siendo ambas infrecuentes.

La ventaja de la sedación dental, es la de poder profundizar el nivel de sedación según se requiera. Se acompaña de la administración de anestesia local que además facilita las cirugías, ya que disminuye el sangrado por su acción vasoconstrictora. El paciente presentará una amnesia del procedimiento dental, no notará dolor alguno ni estrés por el tiempo del tratamiento.

La sedación dental se puede realizar a partir de los cinco años de edad de forma ambulatoria en cualquier clínica dental u centro ambulatorio. Asimismo, en pacientes con enfermedades sistémicas tales como diabetes, hipertensión arterial, etc. se puede realizar este procedimiento siempre y cuando las enfermedades estén controladas.