Indicaciones para someterse a una cirugía ortognática

4
abr
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

Desafortunadamente, no todos los problemas que plantea la maloclusión pueden solucionarse mediante tratamientos poco invasivos como la ortodoncia o las restauraciones dentales. Hay algunas situaciones en que las irregularidades en la mordida solo pueden solucionarse mediante cirugía ortognática, una intervención personalizada que consigue corregir la alineación de los dientes aportando funcionalidad y estética al sistema masticatorio del paciente.

¿Debo recurrir a la cirugía ortognática?

Como hemos dicho, la cirugía ortognática es un procedimiento invasivo al que solo se debe recurrir cuando sea estrictamente necesario para mejorar la función y/o un problema estético grave. Si sufres problemas en los maxilares que se deben tratar quirúrgicamente, estás seguro que al mejorarlos incrementará su calidad de vida y felicidad, y aceptas los riesgos y incomodidades asociadas al proceso, la cirugía ortognática puede ser una buena solución para ti.

¿Qué se puede corregir con la cirugía ortognática?

Antes de iniciar el procedimiento para someterte a la cirugía ortognática, el cirujano oral y maxilofacial de Propdental estudiarán tu caso de forma detenida para ver si tus problemas se pueden solucionar mediante esta técnica. Estos son algunos de los principales aspectos que pueden solucionarse mediante este tipo de intervención:

  • Corrección de la protrusión mandibular: en muchas ocasiones el problema tiene que ver con la represión del maxilar superior, con lo que la cirugía se puede centrar en modificar este último y no el maxilar inferior.
  • Corrección de la mandíbula abierta: para conseguir que los dientes se junten suele ser necesario intervenir en el maxilar inferior para cambiar su forma.
  • Corrección de la retrusión de la barbilla: se trata la mandíbula para conseguir el avance del mentón.
  • Asimetría mandibular: si esta no se puede corregir mediante ortodoncia, se deberá realizar la modificación de alguno de los maxilares.
  • Deformidad en el paladar o los labios: suele realizarse en la infancia, ya que es un problema que se les observa desde bien pequeños.

Contraindicaciones a tener en cuenta
A pesar que el paciente cumpla con alguno de los problemas que hemos comentado, hay algunas situaciones que están contraindicadas para realizar una cirugía ortognática. Estas van desde condiciones médicas desfavorables, discrasias sanguíneas, enfermedades sistémicas, una pobre higiene bucal o cualquier factor que pueda alterar una cicatrización normal de los tejidos duros y blandos a intervenir.

Puede ser necesaria una ortodoncia
La gran mayoría de pacientes que se someten a una cirugía ortognática requieren también un tratamiento ortodóntico antes o después del tratamiento (incluso ambos) para alinear las piezas dentales ya que resulta casi imposible obtener unos resultados perfectos sin una ortodoncia pre o postquirúrgica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *