Tratamientos de las maloclusiones clase II

16
may
Tratamientos de las maloclusiones clase II
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

La maloclusión clase II no es una sola entidad sino es el resultado de numerosas combinaciones de componentes esqueléticos y dentoalveolares.


La descripción más antigua se define dentariamente por la posición distal del molar inferior respecto el molar superior de los seis años. Se subdivide adicionalmente por dos divisiones (I y II), caracterizadas por la protusión de los dientes anteriores maxilares y la retroinclinación de dos o más dientes del maxilar, respectivamente.

Más tarde se demostró que el paciente con subdivisión I también se caracterizaba por una mandíbula atrasada o un maxilar adelantado con dimensiones verticales variables y que en el paciente con división 2 presenta un maxilar ortognático, una mandíbula atrasada y corta, un patrón de crecimiento braquifacial, los incisivos centrales maxilares inclinados y una barbilla relativamente prominente.

El desarrollo de la maloclusión de ortodoncia Clase II, puede estar relacionado con algunas causas específicas, influencias genéticas y factores ambientales.

¿Cómo podemos tratar las maloclusiones Clase II?

Las maloclusiones Clase II pueden ser tratadas mediante:

  • Tracción extraoral, que es la aplicación de fuerza a la dentición maxilar con el uso de cascos (cervical, occipital, combinado)
  • Aparatos distalizadores, para los casos de sólo origen dental mediante placas, péndulo, distal jet, Joes jig y Jasper Jumper
  • Ortopedia funcional, con aparatos que tirarán la mandíbula hacia delante para alterar la actividad de los músculos posturales del complejo craneofacial.
  • Camuflaje, para los pacientes demasiado mayores para modificaciones del crecimiento, con la extracción de los primeros premolares superiores y los segundos inferiores o solamente la extracción de los primeros superiores.
  • Cirugía, cuando la severidad de la discrepancia es tan grande que no puede valerse por los otros tratamientos. La decisión final para la corrección debe incluir no solamente la evaluación del ortodoncista, sino también la edad, aptitud psicológica, medios financieros y los deseos del paciente.

El protocolo del tratamiento de ortodoncia adecuado para cada paciente dependerá de los deseos del paciente y de la evaluación de su doctor sobre la naturaleza exacta del problema.