Clorhexidina

Clorhexidina, 4.6 out of 5 based on 9 ratings
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 4.6/5 (9 votes cast)

La clorhexidina es un agente antiplaca y antibacteriana de eficacia demostrada. Es una bisbiguanida catiónico con pronunciadas propiedades antisépticas. Los enjuagues con colutorios de clorhexidina son recomendados en el tratamiento periodontal.

clorhexidinaLa clorhexidina es un antiséptico de indicación profesional que tiene distintas utilidades en odontología. Suele utilizarse para el tratamiento de la gingivitis y periodontitis, la prevención de infecciones ante de intervenciones en las que sea necesaria la cirugía o en la curación de lesiones de la mucosa bucal.

Pero ¿qué significa antiséptico? Las substancias antisépticas son aquellas que sirven para inhibir la proliferación de microorganismos e impiden su acción patogénica sin perjudicar los organismos superiores. Por lo que la clorhexidina sirve para combatir las bacterias que actúan sobre los tejidos vivos de nuestra boca.

Las presentaciones más típicas de la clorhexidina en odontología son colutorios en concentraciones de alrededor del 0.12%, aunque también se utiliza en forma de gel, de espray y de pastas dentales. El tratamiento con clorhexidina suele durar 14 días y requiere enjuagarse la boca con 15 ml del colutorio durante 30 segundos, dos veces al día.

La clorhexidina actúa gracias a su carga positiva, que le facilita la adherencia a aquellas substancias que tienen carga negativa. Los tejidos de la boca que queremos sanear tienen carga negativa, por lo que la clorhexidina se use a ellos con facilidad. Las bacterias, su principal objetivo, también tienen carga negativa, de modo que  la clorhexidina se una a ellas en la pared bacteriana. En un primer momento, la clorhexidina produce la muerte de las bacterias y más adelante deja de matarlas pero impide su reproducción, haciendo que mueran sin descendencia.

¿Puedo tener problemas secundarios el uso de clorhexidina?

El hecho de estar expuestos durante un tiempo excesivo a la clorhexidina, puede provocar pigmentación en tejidos duros y blandos (es decir, puede ocasionar manchas en dientes y encías). Esta coloración no es permanente y se puede remover con profilaxis profesional, algo que nuestros dentistas en Propdental ofrecen tras los tratamientos que han requerido el uso de este colutorio. También es probable que durante su utilización se note una ligera disminución del sentido del gusto, algo que volverá a cambiar de seguida cuando se finalice el tratamiento.

La clorhexidina es un elemento muy útil para varios tratamientos en odontología. Su utilización debe estar siempre indicada por los profesionales de tu clínica dental en Barcelona y se deben seguir los términos e instrucciones que ellos manden.

Colutorios de Clorhexidina

La clorhexidina es un antiséptico bucal que se utiliza en el tratamiento de las enfermedades bucodentales, la prevención de infeccione y las lesiones leves de la mucosa bucal.

Los colutorios de clorhexidina son eficaces contra las bacterias. Tiene principalmente dos acciones según la concentración a la que se utilice:

  1. Acción antiplaca. Debido a su sustantividad se forma un depósito de clorhexidina de disolución lenta de todas las superficies dentales lo que le convierte en bacteriostático.
  2. Acción antibacteriana. Es bacteriostático (deteniendo el crecimiento de los microorganismos) a bajas concentraciones y bactericida (destruyéndo las bacterias) en concentraciones altas.

Las desventajas del uso prolongado de clorhexidina son:

  • Manchas extrínsecas de los dientes.
  • Lesiones dolorosas, descamativas en la mucosa oral puede estar asociada con la sensación de ardor especialmente si combinada con alcohol (que no recomendamos en Propdental pero que existe en varias presentaciones comerciales como el Listerine).
  • Deterioro de la sensación del gusto.
  • En raras ocasiones, hinchazón de las parótidas – debido a la mecánica obstrucción del conducto parotídeo

Enjuagues bucales de aceite esencial

Los enjuagues bucales de aceite esencial contienen aceite de timol, eucaliptol, mentol y salicilato de metilo.

Una combinación fija de aceites esenciales mata los gérmenes que puede causar la placa bacteriana y la gingivitis.

El mecanismo de acción de los aceites esenciales consiste en romper la pared celular bacteriana para destruir los organismos que causan la placa bacteria y la gingivitis.