Mordida en tijera

Mordida en tijera, 5.0 out of 5 based on 2 ratings
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (2 votes cast)

La mordida en tijera es una maloclusión de ortodoncia mucho menos frecuentes que las mordidas cruzadas. Las más comunes son las de un diente aislado, que tienen el mismo origen que las mordidas cruzadas monodentarias.

Es rara la mordida en tijera de una hemiarcada, cuyo origen suele ser mandibular por inclinación de los dientes posteriores inferiores hacia lingual o por asimetría de la mandíbula.

En las mordidas en tijera bilaterales, que se conocen también como síndrome de Brodie, el maxilar superior cubre completamente al inferior, como si fuera un zapato al pie, ya que debido a la falta de contactos oclusales hay una supraerupción de todos los dientes posteriores.

Tratamiento de ortodoncia de la mordida en tijera

El tratamiento de ortodoncia de la mordida en tijera, de una o las dos hemiarcadas, es muy limitado.

Tradicionalmente sólo se puede realizar una expansión alveolodentaria con inclinación coronovestibular de los dientes posteriores inferiores.

El tratamiento con aparatos removibles de ortodoncia parece poco efectivo en estos casos. El diseño más extendido consiste en una placa inferior con tornillo de expansión central y un plano de mordida posterior.

El tratamiento con aparatos fijos de ortodoncia consiste en comprimir los arcos superiores y expandir los inferiores en uno o en ambos lados dependiendo de la extensión de la alteración. Como coadyuvante se utilizan elásticos intermaxilares desde la cara vestibular de los dientes superiores a la lingual de los inferiores.

El tratamiento de ortodoncia de la mordida en tijera de un diente sigue los mismos principios que el de una mordida cruzada aislada.

El objetivo será el alineamiento del diente que esté situado fuera de arcada o la corrección de su inclinación axial.

Con aparatos fijos también se emplean los elásticos cruzados (en este caso, desde vestibular superior a lingual inferior) y la tracción del diente inferior desde el arco vestibular. El diseño de los aparatos removibles es el mismo que en las mordidas cruzadas, pero utilizando resortes vestíbulo-palatinos en la arcada superior y resortes de vestibulización en la arcada inferior.

Los problemas que plantea el uso de la aparatología removible en el tratamiento de las mordidas cruzadas y en tijera monodentarias son, por una parte, la dificultad de abrir espacio para un diente y, por otra, la imposibilidad de controlar el movimiento radicular, por lo que la torsión final es inadecuada.

Para aumentar la versatilidad de los aparatos removibles, simplificando el tratamiento con aparatos fijos, pueden combinarse ambos sistemas en el tratamiento de ortodoncia en la Clínicas Dentales Propdental, pero siemprepartiendo de un conocimiento de la acción y reacción de las fuerzas utilizadas.