CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Alteraciones del complejo cóndilo disco

Alteraciones del complejo cóndilo disco

En la articulación sana, las superficies del cóndilo, el disco y la fosa articular son lisas y deslizantes y permiten un movimiento fácil y sin roce. Cuando hay cualquier cambio que modifica la relación normal entre el cóndilo, el disco y la fosa articular es cuando se produce un trastorno del del complejo cóndilo disco. Estos trastornos se caracterizan por un conjunto de alteraciones que suceden de manera progresiva y una de las causas más comunes son los traumatismos.

Macrotraumatismo

Un macrotraumatismo es cualquier fuerza que actúa de repente sobre la articulación y puede producir una alteración en su estructura. Normalmente se produce el estiramiento de los ligamentos discales. Hay dos tipos de macrotraumatismo: el traumatismo directo y el indirecto.

El traumatismo directo aplicado sobre el maxilar inferior, como por ejemplo, un golpe en el mentón, suele producir instantáneamente un trastorno intracapsular. Si el golpe es recibido con la boca abierta y los dientes están separados, el cóndilo se puede desplazar y salir de la fosa articular. Si el golpe es recibido con la boca cerrada y los dientes están juntos, tocando los de arriba con los de abajo, el traumatismo no es tan nocivo para el complejo cóndilo-disco. Por último se puede crear un macrotraumatismo iatrogénico cuando se realiza algún tratamiento dental. El dentista evita este tipo de alteraciones realizando tratamientos de corta duración y dejando descansar al paciente para que no esté mucho tiempo seguido con la boca abierta.

El traumatismo indirecto se considera a cualquier lesión que afecta a la articulación temporomandibular como consecuencia de una fuerza que se aplica de repente pero que no impacta directamente en la mandíbula ni contacta con la misma. Un ejemplo claro de este tipo de traumatismo es el latigazo que se sufre al tener un accidente de tráfico, aunque en estudios recientes que se han realizado indican que determinados accidentes de circulación no producen una flexión-extensión de la articulación temporomandibulares parecida a la que se observa en el cuello.

Microtraumatismo

Un microtraumatismo es cualquier fuerza pequeña que se aplica a una articulación y que se produce de manera repetida durante un tiempo prolongado. Los tejidos blandos que rodean la articulación temporomandibular pueden tolerar bastante bien las fuerzas de carga, de hecho, necesitan una cierta cantidad de carga para sobrevivir y realizar su funcionamiento normal.

No obstante, si las cargas son demasiadas y pasan los límites establecidos, el colágeno de los tejidos se fragmenta y se produce una anomalía llamada condromalacia, en la cual la articulación queda reblandecida. Si las cargas disminuyen esta anomalía puede ser reversible, pero si no lo hacen, puede llegar a desplazarse el disco. Un ejemplo claro de microtraumatismos es el bruxismo, en el cual el paciente rechina los dientes durante el día o la noche produciendo desgaste dental y dolor articular.