CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Beneficios del flúor dental

Beneficios del flúor dental

Seguro que has visto cantidad de anuncios televisivos hablando de los beneficios del flúor dental y de las ventajas increíbles que tiene el utilizar tal o cual pasta dentífrica o enjuague bucal enriquecido con este elemento.

Pues por una vez, y sin que sirva de precedente, la publicidad tiene razón en lo que dice ya que es cierto que el flúor dental puede ser muy beneficioso para nuestras piezas dentales en varios aspectos.

¿Qué beneficios tiene el flúor dental?

beneficios del flúor dental ¿Cómo ayuda y cuales son los beneficios del flúor en nuestros dientes?

  1. Esmalte dental: Ayuda a proteger el esmalte de los dientes, que es la barrera protectora que éstos tienen ante los ataques de la placa bacteriana. Cuando se empieza a perder el esmalte empiezan a aparecer las caries y a tener una mayor sensibilidad en los dientes que suele terminar en fuertes dolores, por líneas generales.

El flúor dental administrado sobre los dientes realiza una reacción con el calcio que éstos tienen para formar una sustancia llamada fluoruro de calcio reaccionando entonces con la hidroxiapatita y con ello se acaba por reforzar la capacidad de protección del esmalte dental.

  1. Remineralización: Gracias al flúor dental el diente consigue remineralizarse de una manera más rápida y sencilla, favoreciendo así su durabilidad y su permanencia en nuestra boca, convirtiéndose, por tanto, en un diente mucho más fuerte.
  2. Antibacterias: Ayuda a la protección del diente ante la placa bacteriana. Esta placa compuesta, evidentemente, por bacterias ataca a la pieza dental y la empieza a destruir a través de procesos de caries. Gracias al flúor dental las bacterias son repelidas y se consigue evitar, en la medida de lo posible, la aparición de caries.

En definitiva, los principales beneficios del flúor dental es que ayuda a mantener una higiene bucal más adecuada ya que refuerza todo lo que se haga de manera habitual, sería algo así como la diferencia entre utilizar solo agua para lavarnos las manos o bien agua con jabón.

Sin embargo, ello no quiere decir que debamos de consumir flúor dental sin más, sino que siempre debe de ser en pequeñas cantidades y administradas o bien en la pasta dentífrica o bien en el enjuague bucal, de manera que venga disuelta en los elementos utilizados para nuestra higiene bucal.