CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Acudir al dentista con dolor

Acudir al dentista con dolor

Publicado por Dr. Dario Vieira el 17 Julio 2013 en Actualidad

Sólo acudimos a visitar al dentista en los momentos en los que sufrimos un dolor agudo, por lo que acabamos por relacionar el dolor con el dentista.

Una de las cuestiones más arraigadas en el imaginario colectivo global es el miedo a ir al dentista, un miedo totalmente infundado y que tiene su razón de ser en cuestiones puramente ajenas a la realidad.

En primer lugar, y según muchos expertos en psicología, el miedo al dentista proviene de un hecho fundamental que se da sobre todo en culturas como la española.

Si en lugar de hacer esto siguiéramos los consejos que habitualmente nos ofrecen los propios dentistas de acudir a sus clínicas dentales de manera periódica, al menos una vez al año, siendo preferible dos, la cosa cambiaría.

En este caso en la mayoría de las ocasiones acudiríamos al dentista sin dolor y al salir de la consulta no tendríamos ningún diagnóstico ni ningún tratamiento planificado, con lo que la sensación sería muy diferente y dejaríamos de tener ese miedo infundado en lo más profundo de nuestra psique.

acudir al dentista con dolor2En segundo lugar, el miedo al dentista viene por la tradición de tratamientos dentales con poco cuidado por el dolor del paciente, intervenciones que solo buscaban la solución tajante al problema, sin importar el grado de dolor que sufría el paciente.

Ya hace muchos años que esa situación cambió de manera drástica y nos encontramos con que el control del dolor del paciente durante las visitas al dentista, e independientemente del tratamiento de odontología predecible que se vaya a recibir, es una de las cuestiones más importantes para los odontólogos de clínicas Propdental en Barcelona.

Desde la anestesia local inyectada directamente sobre la encía, hasta la más moderna sedación consciente que permite que el paciente pueda interactuar con el dentista a la vez que se encuentra “dormido” y no siente ningún dolor, las técnicas anestésicas avanzadas han mejorado mucho en la rama odontológica permitiendo que el dolor en el dentista sea cosa del pasado.

En definitiva, acudir al dentista no debería de ser ninguna cuestión dolorosa, más bien al contrario, debería de ser una práctica habitual que nos ayude a prevenir caries dentales, gingivitis, infecciones y otras dolencias bucales.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Acudir al dentista con dolor"

    Los comentarios están cerrados