CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » La adicción a los productos blanqueadores

La adicción a los productos blanqueadores

Publicado por Imma Roca el 13 marzo 2017 en Actualidad

Los productos blanqueadores se han ido haciendo un hueco en nuestra vida gracias a la estandarización de los mismos, a su presencia en TV e incluso en las estanterías de los supermercados. ¿Quién no ha escuchado acerca de las pastas de dientes blanqueadoras? Si bien hablamos de ellas por ser la solución más conocida en nuestro país, lo cierto es que la moda importada de los Estados Unidos tiene poco que ver, y es que la cultura del blanqueamiento oral allí está muchísimo más extendida.

Si bien debido a que el blanqueamiento dental como tal en España no está tan extendido, sí que ha incidido fuertemente en ciertos estratos sociales donde tener una imagen perfecta es primordial y cómo no, también incluye la sonrisa.

La odontología estética cada vez ha tomado una mayor popularidad en todo el globo; gracias a ella podemos diseñar nuestra sonrisa, eliminando así problemas que nos acomplejaban, nos molestaban e incluso por los que evitábamos abrir la boca en público. Si bien es cierto que dentro de ciertos límites la odontología estética es muy beneficiosa, siempre tenemos que tener en cuenta que, al igual que con el resto de operaciones fundamentalmente estéticas, existen determinadas líneas rojas que no debemos cruzar. En determinados pacientes se pueden llegar a generar obsesiones que tienen bien poco de saludables, por lo que el profesional siempre deberá explicar los riesgos que entraña cada técnica si se abusa de ella, así como qué se puede esperar de la técnica en cuestión.

Los productos blanqueadores nos ayudan aplicados en su justa medida

El abuso de los productos blanqueadores causa problemas que, en caso de no conocer la sintomatología, difícilmente podríamos achacar a estos, que van desde molestias, sensibilidad dental… hasta irritación de las encías, por mencionar sólo algunos de estos problemas. Es muy importante que conozcamos las pautas de administración y sus posibles efectos adversos, algo que el dentista de confianza que realice la técnica siempre deberá explicar.

Muchos de los problemas que comentábamos antes ocurren cuando el paciente, creyendo que vuelve a requerir un tratamiento de este tipo, opta por saltarse el periodo de espera entre sesiones, usando productos en casa, con una frecuencia demasiado alta, o incluso con técnicas de dudosa fiabilidad.

En el momento en el que el dentista detecte este tipo de conducta deberá tratar de reeducar al paciente, y es que la llamada blancorexia termina por ser completamente perjudicial para nuestra salud. Para explicar un poco más acerca de estos peligros, comenzaremos explicando que el blanqueador dental no solamente afecta a los dientes, sino que también incide en el tejido de la encía y en los demás circuncidantes. El uso de esta tecnología está controlado porque se emplean abrasivos que pueden ser muy dolorosos y molestos en los tejidos blandos cuando se sobrepasa la tolerancia entre exposición y exposición. Por norma general, el primer síntoma que detectaremos es el sangrado de las encías.

Pero esto no sólo queda aquí, sino que también encontramos problemas severos en el esmalte. Varios de los ingredientes que se usan para blanquear también pueden debilitar el esmalte en aquellos casos donde provoquemos una sobreexposición, por lo que en caso de ser así estaremos deteriorando fortísimamente nuestra dentición, ya que el esmalte es la primera barrera de contención para defender nuestros dientes, amén de evitarnos la sensibilidad dental.

En definitiva, lo que buscamos decir es que una técnica de blanqueamiento dental debe ser efectiva, indicada, supervisada y realizada por profesionales con lo que evitaremos todos estos problemas que comentamos. Hay que tener presente que una técnica bien realizada ya de por sí nos va a dejar unos dientes varios tonos más blancos, y que no por seguir buscando ese color blanco irreal lo vamos a lograr, sino al contrario. El mantenimiento del blanqueo tiene mucho que ver con las prácticas del paciente en particular, y no tanto con la técnica en sí. Si lo que buscamos es mantener durante mucho tiempo ese blanqueado deberemos seguir unas pautas y rutinas de higiene oral para asegurarnos de no teñir nuestros dientes con cualquier agente externo, y evitar descuidar la rutina de higiene oral diaria.

Así que ya sabes, si lo que quieres es conseguir una sonrisa como la de los famosos, en las Clínicas Propdental nuestro equipo especialista en estética te ayudará a diseñar la sonrisa que siempre has querido, libre de peligros y con toda la confianza que puede otorgar un equipo que ha diseñado miles de sonrisas perfectas.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "La adicción a los productos blanqueadores"

Deja tu comentario