CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » ¿Cómo elijo a mi dentista de familia?

¿Cómo elijo a mi dentista de familia?

Publicado por Imma Roca el 15 noviembre 2017 en Actualidad

Motivados por los engaños que se han ido produciendo a lo largo del tiempo, fundamentalmente por franquicias, cada vez nos cuesta más encontrar a un dentista de familia en el que poder depositar nuestra confianza.

Saber si estamos en buenas manos es una de las preocupaciones más habituales que encontramos por la red, y es que no sólo estamos hablando de mantener la estética y funcionalidad oral, sino que le estamos entregando la salud de nuestra sonrisa.

Cuando buscamos a un dentista que pueda convertirse en el odontólogo de confianza, solemos acudir al consejo de amigos cercanos o familiares, para que nos den sus impresiones y nos digan a quién han escogido ellos.

Seguro que todos nosotros contamos con un buen puñado de clínicas cerca de casa, pero debemos tener presente si realmente todas ellas cumplen con los requisitos que tenemos para depositar nuestra confianza y dejarnos en sus manos.

Una buena idea es echar un vistazo a su web: mediante un paseo virtual sabremos mucho sobre la clínica y sus profesionales sin movernos del teclado, y nos haremos una idea bastante clara acerca de qué podemos esperar encontrar.

¿Qué factores debemos evaluar a la hora de escoger a un buen dentista de confianza? Mucha gente se hace esta pregunta que ahora resolveremos, por lo menos en términos generales:

¿Qué debe cumplir un dentista de familia?

Estos factores que a continuación presentamos deberán tenerse en cuenta para decantarnos por un dentista u otro:

  • Disponibilidad

Tu dentista debería poder estar disponible cuando le necesites. El hecho de que este cuente con la capacidad de programar visitas periódicas a un máximo de dos semanas vista es fundamental.

También debemos ser conscientes de que puede llegar el momento donde debamos atender una urgencia dental, momentos donde la celeridad pasará a ser absoluta. Un buen dentista de familia debería poder atender una urgencia en un plazo no superior a 24 horas.

  • Formación en odontopediatría

Si buscamos a un dentista de familia su equipo deberá tener a un especialista en odontopediatría, o por lo menos la formación necesaria como para poder tratar a los pacientes más pequeños de nuestra casa.

La odontopediatría necesita de una formación y un entrenamiento adicional, por lo que el hecho de contar con esta titulación extra es fundamental para asegurarnos de que nuestros pequeños están en buenas manos.

  • El lugar debe ser agradable

Un buen dentista piensa en sus pacientes, y es por ello que trata de hacer un entorno cómodo pensado para que estos se distraigan mientras están esperando: las revistas e incluso la televisión, así como un área donde los más pequeños puedan esperar es todo un lujo cuando tenemos que aguantar el paso del tiempo en la clínica.

  • Invertir en mejorar las herramientas

Para asegurarnos poder ofrecer las mejores técnicas a nuestros pacientes tenemos que estar en constante renovación, tanto de materiales y herramientas como de conocimientos.

El dentista de familia debe estar preparado para atender todo tipo de casos, y para ello se tiene que hacer uso de determinadas herramientas que no todas las clínicas tienen.

Asimismo, el personal de la clínica debe estar formado de forma continuada para así estar al tanto de cuáles son las últimas técnicas y las que mejor resultado ofrecen al paciente.

La tendencia hoy en día es realizar técnicas cada vez menos invasivas para el paciente, lo que hace facilita que este pueda seguir su vida sin mayor problema. A su vez también las técnicas están enfocadas para ser más precisas, más indoloras y con un menor tiempo de recuperación.

  • Los pequeños detalles de la clínica

Si bien esto no es totalmente objetivo, tan sólo usando un poco la intuición veremos qué clínicas están más cuidadas, el aspecto que presentan y si realmente se preocupan por las herramientas que usan.

El paciente tiene que ser siempre la primera prioridad del profesional de la salud, y es por ello que debemos asegurarnos de que esta máxima se cumple siempre.

Una clínica ordenada con un personal educado que sepa organizarse y responder correctamente frente a cualquier duda que pueda surgir será un lugar seguro para depositar tu confianza.

  • La página web

Si buscamos a un dentista en un entorno 2.0 es recomendable que consultemos la página web de la clínica. Si esta se ha preocupado por su imagen digital es muy posible que encontremos fotos del propio consultorio en internet, por lo que podremos echar un vistazo tanto al equipo de profesionales como a las instalaciones en sí.

  • No te cortes en preguntar

Antes de decantarte por una u otra clínica no tienes que cortarte en hacer preguntas. Saber la localización de la clínica, los tratamientos de los que dispone, si tiene opciones en cuanto a anestesia se refiere, de qué métodos de odontología preventiva dispone…

Estas son tan sólo algunas de las muchas preguntas que podemos hacerle al dentista. Naturalmente, si tenemos algún tipo de patología en particular a tratar también podemos preguntarle sobre sus conocimientos sobre el tema.

Es importante que también conozcamos el rango de precios en el que se mueve, y si tiene disponibles métodos para fraccionar los pagos. En ciertas ocasiones, algunos tratamientos dentales tienen un alto precio que en muchos casos debemos fraccionar para evitar desestabilizar la economía familiar.

Elegir a tu dentista de confianza no es ninguna tontería, y es que será él el que se ocupe de mantener sana y saludable tu sonrisa. ¿Por qué no íbamos a asegurarnos de elegir al profesional más competente? Tu salud oral te lo agradecerá.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "¿Cómo elijo a mi dentista de familia?"

Deja tu comentario