CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » ¿Dolor de llagas? Combátelo con estos remedios caseros

¿Dolor de llagas? Combátelo con estos remedios caseros

Publicado por Imma Roca el 11 noviembre 2017 en Actualidad

Todos las hemos sufrido alguna vez. Las llagas, también conocidas como las aftas bucales o úlceras son unas erosiones de color blanco con una zona roja que las rodea, generalmente redondeadas.

Este tipo de lesiones pueden aparecer en los lugares más remotos de la boca: lo mismo les da aparecer en el paladar que en la lengua, que en la cara interna de las mejillas.

Por su apariencia, algunas personas han llegado a confundir estas pequeñas heridas con otros problemas que no tienen nada que ver y sí son contagiosos, como el herpes labial.

La realidad es que sólo se parecen en cuanto a apariencia, porque realmente nada tiene que ver un problema con el otro, así que podéis respirar tranquilos.

Pese a todos los avances, la verdad es que a día de hoy seguimos sin conocer el motivo que puede originar este problema, pero en ciertos estudios que hemos encontrado apuntan a que el origen puede ser por nuestro sistema inmunológico. Otros estudios afirman que los virus o las bacterias también pueden ser los causantes.

No sólo aparecen debido a estos orígenes, también encontramos llagas que tienen el motivo de aparición en base a algo tan claro como común: el sistema de ortodoncia tradicional.

Aunque al principio puedan llegar a resultar escandalosas no tenemos que preocuparnos, ya que aunque estas pequeñas úlceras son realmente molestas, no tenemos que preocuparnos ya que son totalmente inofensivas.

¿Existen remedios caseros para combatir el dolor de llagas?

Es un hecho que muchas personas no tienen tiempo para ir a su médico y pedirles algún tratamiento paliativo frente a esta problemática, por lo que este artículo está enfocado a ayudar a las personas que necesitan frenar esas molestias con toda la celeridad que les sea posible.

Cabe destacar que esta es una lista que hemos realizado basándonos en los resultados que hemos encontrado en internet, y que contaban con un mayor feedback positivo. En cualquier caso, deberíamos acudir a nuestro dentista o médico de cabecera si vemos que las llagas no desaparecen o si por el contrario, estas comienzan a aparecer todavía más.

Y sin más dilación, comenzamos con los remedios caseros:

Agua con sal

Este es un remedio que hemos podido ver en multitud de webs, y todas nos dicen lo mismo: es un estupendo aliado para paliar las molestias. Pese a que alguien pueda creer que es contraproducente echar sal a la herida la verdad es que su poder antiséptico es capaz de beneficiar a la curación de las aftas. Este remedio es tan simple como económico, pero tiene su cara negativa: naturalmente, al aplicar sal en la herida sentirás escozor.

Ingredientes:
Media cucharadita de sal
Un vaso de agua (200 ml)

¿Qué debo hacer?

Tendrás que diluir la media cucharadita de sal en agua y así conseguirás una solución salina. Una vez lo hagas, pasa a tomar una pequeña cantidad de líquido en tu boca y realiza gárgaras por unos 30 segundos. Repite esta operación tres veces al día.

Infusión de caléndula

La caléndula es una estupenda aliada contra las aftas bucales gracias a sus propiedades antiinflamatorias y antibacterianas, algo que hace que nos ayude a luchar contra las aftas.

Ingredientes:

  • Una cucharadita de flor de caléndula
  • Un vaso de agua (200 ml)

¿Qué debo hacer?

Pasa a llevar el agua hasta el punto de ebullición, y entonces agrégale la cucharadita de flores de caléndula. Deja que infusione durante un par de minutos. Una vez transcurrido el tiempo retíralo y deja que repose. Cuando la infusión esté tibia cuélalo y úsala para hacer gárgaras tres veces al día.
La caléndula puede ser fácilmente encontrada en herboristerías.

Leche de coco

La leche de coco que se obtiene a partir de la pulpa blanca de éste cuenta con unas estupendas propiedades que nos ayudarán a conseguir una cicatrización más rápida de las llagas bucales.

Ingredientes:

  • 100 gr de coco rallado
  • Medio vaso de agua (100 ml)

¿Qué debo hacer?

Calienta el agua, y licua el coco en ella. Nos bastará con un par de minutos en la batidora de casa. Una vez hayamos hecho esto pasa a colar la leche. Ahora, puedes realizar enjuagues con ella dos o tres veces al día para que las aftas se vayan.

Hielo

Un remedio simple pero efectivo a la par que económico para frenar las molestias que nos ocasionan las llagas. Gracias al efecto antiinflamatorio del frío, sumado a la sensación de entumecimiento conseguiremos disminuir las molestias que nos causa el problema.

Ingredientes

  • Un cubito de huelo
  • Un paño limpio

¿Qué debo hacer?

Coge un paño limpio y envuélvelo en el cubito para que no te quemes por el contacto directo por la piel. Entonces aplícatelo de forma directa sobre la llaga.

Gel de aloe vera

El Aloe Vera es una planta todoterreno, y es tan conocida como apreciada. Con esta planta se han hecho remedios desde hace cientos de años, y es que las propiedades restauradoras y calmantes de su pulpa es conocida por todos. Asimismo tiene una acción bactericida, antiinflamatoria y antiséptica que naturalmente es extremadamente beneficiosa para multitud de casos.

Ingredientes:

  • Una cucharada de gel de aloe vera natural
  • Medio vaso de agua

¿Qué debo hacer?

Pasa a mezclar ambos ingredientes en la batidora, y deja que bata hasta obtener una mezcla homogénea. El mejunje que resulte será tu nuevo enjuague bucal mientras tengas las llagas.
Otra opción es aplicar un trozo de aloe vera sobre la herida, pero esa opción no es para todos los públicos dado el difícil olor de la planta.

Infusión de manzanilla

Esta infusión es capaz, además de calmar nuestro estómago, de ayudarnos gracias a sus propiedades antiinflamatorias y antisépticas. Por ello, se convierte en un estupendo aliado para nuestra particular lucha contra las llagas.

Ingredientes

  • Una cucharada de flores de manzanilla frescas
  • Un vaso de agua (200 ml)

¿Qué debo hacer?

Lleva el agua al punto de ebullición, y cuando esté hirviendo agrega las flores de manzanilla. Baja el fuego y mantén infusionando al mezcla cinco minutos.
Deja que el líquido repose, pásalo por un colador y úsalo para realizar gárgaras tres veces al día.

Y hasta aquí, estos son algunos de los remedios que hemos encontrado más útiles y reales contra las llagas. Si ves que con esto el problema no cesa, consulta con tu dentista de confianza.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "¿Dolor de llagas? Combátelo con estos remedios caseros"

    Deja tu comentario