CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Fumar y salud bucodental

Fumar y salud bucodental

Publicado por Dr. Dario Vieira el 6 octubre 2013 en Actualidad

Fumar es muy perjudicial para tu salud bucodental, el cáncer oral, las enfermedades periodontales, las caries, disminución del éxito de los implantes, manchas en los dientes, son algunas de las afectaciones asociadas al tabaco.

En el siglo XXI todo el mundo sabe ya que fumar es un hábito muy perjudicial para la salud que provoca problemas respiratorios y pulmonares, siendo una de las principales causas del cáncer es estos órganos. Pero lo que mucha gente no sabe es que el tabaquismo también afecta directamente nuestra salud bucodental. Sus consecuencias nocivas van desde la transformación estética de nuestros dientes hasta algunos tipos de cáncer, tratándose de un problema muy serio que afecta a millones de personas en nuestro país. Con este artículo añadiremos unas cuantas razones de peso más para animar a las personas fumadoras a dejar de serlo.

Fumar es muy perjudicial para tu salud bucodental

El cáncer oral, las enfermedades periodontales, las caries o la coloración de los dientes son algunas de las afectaciones que sufren los adictos al tabaco.

Un estudio de la ‘Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica’ (Separ) el año pasado concluyó que en España hay más de 8 millones de fumadores, lo que significa un porcentaje del 17,65% de los españoles. Se trata de unos números nada menospreciables que afectan directamente a la salud de muchísimas personas y que lo hacen, también, a nivel bucodental.

Antes que nada, debemos ser conscientes que el tabaco en sí mismo puede ser el causante de varias enfermedades bucodentales y que debería ser abandonado para disminuir el riesgo de padecer dichas afecciones. Esta sería la mejor manera de acabar con las afectaciones que tiene este mal hábito, pero de no querer dejar de fumar, como mínimo los fumadores deberían de tener una higiene bucodental minuciosa, que no aumente todavía más el nivel de riesgo en el que se encuentran.

El cáncer oral, la peor consecuencia

El cáncer oral es el problema más grave relacionado con el tabaco y afecta a unas 2.000 personas al año en nuestro país. Además, su tasa de mortalidad es bastante alta, ya que solo es del 50% a los 5 años del desarrollo de la enfermedad. También es cierto que una detección precoz de la enfermedad hace incrementar de forma significativa las probabilidades de curación, por lo que será importante realizarse chequeos periódicos.

El alcohol también es un factor de riesgo que vale la pena tener en cuenta. Entre el 75 y el 90% de los casos de cáncer oral tienen que ver con el consumo combinado de tabaco y alcohol. El hecho de fumar y beber mucho multiplica por 38 las opciones de padecer un cáncer oral, por lo que al combinar la copa con el pitillo es de los hábitos menos saludables que hay.

Las enfermedades periodontales

A parte del problema mortal que puede suponer el cáncer, el tabaco provoca otros efectos nocivos en nuestra salud bucal. El tabaco enmascara la inflamación de las encías, provocando que los pacientes que detecten sus problemas periodontales. Esto, añadido a una mayor prevalencia y gravedad de la periodontitis en estos pacientes son una combinación fatal para los dientes de los fumadores.

Habitualmente, las encías de los fumadores tienen un tono más pálido aparte de presentar una disminución del soporte óseo, envejeciendo la sonrisa y provocando con mayor facilidad la caída de las piezas dentales. Se trata de casos de difícil solución tanto estética como funcional por parte de los dentistas, así que lo mejor será evitar llegar a ellos.

La caries en los fumadores

Al perder tejido de soporte de los dientes y exponer más su raíz, los fumadores pueden sufrir más riesgo de caries especialmente en las raíces de los dientes. Esta característica sumada a la disminución de saliva que presentan los fumadores, conlleva una menor capacidad de combatir la placa, provocando una situación ideal para la infección cariogénica.

El paladar y la melanosis del fumador

Esta es, quizá, la más desconocida de las afectaciones del tabaco en la boca. Se trata de la formación de un paladar duro combinado con la aparición de puntos rojos provocados por la isquemia circulatoria. A diferencia de otras afecciones que tiene el tabaco, esta suele desaparecer al cabo de un año de abandonar el hábito.

Afectación a los implantes dentales

Se ha demostrado que la tasa de éxito de los implantes dentales es menor en las personas fumadores. Esto tiene dos causas diferentes en el tiempo: por un lado el tabaquismo afecta negativamente el proceso de integración del implante tras ser colocado por lo que es muy recomendable no fumar después de la implantación. Pero por otro lado, los fumadores también corren un mayor riesgo de fracaso implantar en los años siguientes debido a la mayor pérdida de soporte óseo provocado por el tabaco y a las infecciones de las cuales ya hemos hablado.

En conclusión, si eres fumador y todavía no tenías suficientes motivos para intentar dejar de fumar, te damos unas cuantas razones más que te animen a hacerlo. En Clínicas Propdental consideramos la situación particular de cada paciente a la hora de tratarlo, por lo que la variante del tabaquismo será una más a tener en cuenta antes de la aplicación de los tratamientos.

No nos corresponde a nosotros ayudarte a dejar de fumar pero sí que te animamos a ponerte en contacto con un especialista para hacerlo y así evitar un montón de problemas de salud, en general, así como la preservación de una sonrisa funcional y estéticamente perfecta.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Fumar y salud bucodental"

    Los comentarios están cerrados