CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Higiene oral: ¿Qué pasa si la descuidamos?

Higiene oral: ¿Qué pasa si la descuidamos?

Publicado por Imma Roca el 5 noviembre 2017 en Actualidad

Cualquier persona que haya leído nuestro blog sabe de la importancia que tiene la higiene oral, por lo que nuestro objetivo no solo pasa por solventar cualquier patología que pueda tener el paciente en clínica, sino también por asesorarle acerca de las técnicas, estrategias y herramientas que tiene a su disposición para mejorar su sonrisa.

La higiene oral nos sirve para evitar la enorme mayoría de patologías orales. Igualmente y a fin de cuentas, lo que buscamos es que todos los lectores y pacientes de Propdental tomen conciencia de la importancia que tiene cuidar su sonrisa. En este artículo explicaremos qué consecuencias puede traer el no realizar una buena rutina de higiene oral.

Consecuencias de descuidar la higiene oral

Hoy en día todavía podemos encontrar a muchas personas que tienen una higiene oral deficiente o que directamente no practican la rutina.

En ambos supuestos el problema es el mismo: corremos el riesgo de sufrir enfermedades orales, entre las que se destaca la caries dental.

La caries dental es propiciada por las bacterias que se alojan en nuestra boca, y se ve potenciada por una falta de higiene oral. El hecho de no cepillarnos los dientes después de comer hace que dé comienzo un proceso que pasará a transformar estos restos en la placa bacteriana y a partir de ahí, seguirá su curso hasta crearse una caries.

La caries dental está formada por bacterias que atacan a nuestro esmalte dental, destruyéndolo lentamente hasta perforarlo.

Esta patología es uno de los motivos principales por los que se produce pérdida dental, pero esta no es la única consecuencia que tendremos si decidimos dejar de lado los hábitos de higiene oral.

Dejar de lado la higiene oral supone hablar de patologías como la gingivitis o periodontitis en los casos más avanzados, así como de manchas dentales, un problema que causa muchos problemas estéticos.

Debemos realizar una rutina de higiene oral completa. Esta no sólo tiene que llevar un cepillado dental, sino que debe complementarse con el uso de la seda dental y el colutorio.

Si nos lavamos los dientes después de cada comida no sólo nos aseguraremos de tener los dientes más limpios y un aliento fresco, también conseguiremos alejar las enfermedades orales de nuestra boca.

Ahora pasaremos a enumerar los tipos de enfermedad a las que nos exponemos si no realizamos una buena técnica de higiene oral.

Enfermedades orales más comunes

Para actuar con propiedad frente a una amenaza primero debemos saber cuál es el enemigo al que nos enfrentamos, y así preparar la defensa. Dependerá del paciente en particular y sus debilidades las herramientas a usar. No es lo mismo requerir de el uso de seda dental que tener los espacios interdentales demasiado grandes y tener que hacer uso de un cepillo interproximal.

Lo mismo se puede aplicar a las encías: si el paciente tiene tendencia a sufrir gingivits, deberá buscar un colutorio específico para su problema. La gingivitis se puede curar mediante una mejora de la higiene oral del paciente, ero si este no profundiza en su limpieza de los dientes, la gingivitis pasará a periodontitis, una enfermedad mucho más problemática e irreversible.

La caries dental es una enfermedad oral de carácter infeccioso, provenientes de las bacterias que se alojan en nuestra boca y se alimentan de los restos alimentarios que se quedan en nuestra boca.

Su incidencia es mayor tanto en niños como en mayores, aunque aparece en cualquier edad.

Hoy en día todavía muchas personas que tratan de evitar el acudir al dentista debido al miedo irracional que en ocasiones se produce no saben que tiene caries u otros problemas, con lo que estos cursan de forma silenciosa hasta que es demasiado tarde y deben acudir de urgencia.

Una caries cogida en un estado temprano se soluciona con algo tan sencillo, barato y rápido como un empaste dental. Cuando no se trata la caries esta termina afectando al nervio del diente, por lo que ya deberemos realizar una endodoncia.

La patología puede venir acompañada de un flemón, lo que causaría un dolor prácticamente insoportable para cualquier persona. Si este no es tratado puede perderse el diente.

Otra enfermedad es la que comentábamos anteriormente, la gingivitis y periodontitis. Enfermedad periodontal se denomina a aquellas infecciones que afectan a los tejidos que rodean y le dan soporte a los tejidos dentarios.

Si la gingivitis no se trata cuando está dando señales primarias (como la inflamación y el sangrado) la infección sigue avanzando y siguiendo su curso hacia la temida periodontitis.

Cuando la enfermedad periodontal ya ha evolucionado hacia periodontitis ya podemos encontrar las encías y el hueso de soporte seriamente afectados, lo que puede causar pérdida de dientes de forma irremediable.

Para tratar la periodontitis debemos acudir a un periodoncista experto. Él se encargará de realizar una limpieza dental mediante ultrasonido en caso de que el sarro que se presente esté en la línea supragingival, o el curetaje y alisado radicular si el sarro que comentamos se produce en la línea subgingival.

Esta enfermedad debe ser tratada ya que puede terminar provocando que el hueso maxilar termine resentido, lo que se traduce en una pérdida del soporte dental.

Si tratamos esta enfermedad a tiempo podremos devolver la situación a la normalidad, pero para ello tendremos que seguir un tratamiento periodontal cada seis meses, además de mejorar nuestra higiene oral.

Como vemos, las enfermedades orales más comunes no son precisamente un juego de niños. Tenemos que asegurarnos de curarnos en salud frente a este tipo de patologías que nos pueden quitar la sonrisa de la boca.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Higiene oral: ¿Qué pasa si la descuidamos?"

    Deja tu comentario