CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » ¡Hola Ratoncito Pérez!

¡Hola Ratoncito Pérez!

Publicado por Dr. Dario Vieira el 16 junio 2015 en Actualidad

Se mueve, se tambalea… ¡ojo! Tu hijo de 6 años puede estar a punto de perder su primer diente de leche. ¿Ya sabes cómo debes actuar cuando llegue el momento? Te lo explicamos todo acerca de la caída de los dientes de leche y la llegada del animal más esperado por los pequeños, ¡el Ratoncito Pérez!

¿Por qué se mueven los dientes de leche?

Los primeros dientes de leche suelen erupcionar a los 6 meses de edad. La primera dentición de 20 dientes se completa alrededor de los 3 años, pero esta sonrisa completa no dura demasiado. A los 6 años de edad, los dientes permanentes empiezan a empujar los dientes de leche por debajo de las encías. Esto hace que los dientes temporales se comiencen a mover a medida que sus raíces se disuelven, hasta caerse.

Cuando sacarlos y cuando no

Aunque pueda ser tentador el hecho de sacar un diente que se mueve en vez de correr el riesgo de que nuestro hijo se lo pueda tragar, esta no es siempre la mejor opción. Si el diente solo se mueve un poco, significa que todavía no se ha disuelto suficiente su raíz. En estos casos no debemos quitarlo. Si en cambio el diente se mueve mucho pero no se cae, podemos coger un paño, agarrarlo firmemente y darle un giro rápido para extraerlo.

Bienvenido Ratoncito Pérez

Seguro que tu hijo o hija está muy contento de poder vivir la experiencia mágica del Ratoncito Pérez. Puede que lo haya pasado mal durante la caída del diente, con lo que no está de más que le traigan algún regalito. Pero la llegada de este mágico animalito también es una perfecta oportunidad para recordarles a los pequeños la necesidad de mantener una buena higiene dental, o para felicitarlos en caso que sus hábitos orales sean buenos. Así pues, es buena idea que el Ratoncito Pérez les deje una carta personalizada con consejos de salud oral.

Sea cual sea el regalo que reciban los pequeños, la llegada del Ratoncito Pérez es una ocasión perfecta para corregir o animarlos a seguir con sus hábitos orales. La magia de este animalito puede conseguir aquello que los padres habéis estado intentando durante mucho tiempo: que vuestro hijo se cepille los dientes y se pase el hilo dental sin rechistar.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "¡Hola Ratoncito Pérez!"

    Deja tu comentario