CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » La relación entre el dentista y el niño

La relación entre el dentista y el niño

Publicado por Dr. Dario Vieira el 17 abril 2016 en Actualidad

Como es evidente, los niños no nacen con ninguna fobia aprendida hacia el papel del dentista, pero sí que es cierto que son fácilmente impresionables. Quizás un lugar como la clínica dental, que cuenta con luces brillantes, sonidos extraños y chirriantes y lleno de herramientas desconocidas no sean para ellos precisamente como un “Chikipark”. Pese a la impresión inicial, tenemos que conseguir de alguna forma que el niño no vea este lugar como un sitio hostil, sino como un lugar donde aprender y divertirse.

Consigue que tus hijos quieran ir al dentista

Evidentemente que nos saltemos las visitas al dentista nunca es una opción, ya que las citas regulares con el odontopediatra son fundamentales de cara a prevenir todo tipo de enfermedades orales, desde caries hasta abscesos dentales, pasando por otro tipo de patologías más serias y dolorosas, por lo que es importante que los niños realicen visitas regulares al dentista (una cada seis meses) a fin de que veamos que no existe ningún problema oral. Las visitas regulares, además, serán mucho menos problemáticas que las visitas realizadas de forma infrecuente, pensadas para realizar un tratamiento más incómodo.

En caso de que no sepas cómo encarar la visita al dentista de forma positiva trata de poner en práctica algunos consejos que ahora pasaremos a darte:

  • Cuanto antes, mejor: Cuanto antes acuda tu hijo al dentista, menos posibilidades de que le tema. Lo recomendable será traerle durante su primer año de vida. Si bien esta no va a ser una visita larga, sí que será una buena oportunidad para que conozca a su futuro dentista. También podemos hacerle preguntas al odontopediatra acerca del cuidado de sus diente de leche y encías.
  • Tira de bibliografía: Podrás encontrar muchos libros enfocados para preparar a tus hijos para la visita al dentista, lo que les permitirá familiarizarse con la clínica antes siquiera de estar en ella. Puedes también jugar con él a los dentistas, que vea que no es un trámite peligroso.
  • Tu hijo, tu acompañante: Acudir con tu hijo al dentista en tus propias visitas rutinarias ayudará a que el niño se familiarice con la clínica dental, el ambiente y el propio dentista.
  • Evita que el niño sienta tu temor: ¿Sufres de ansiedad dental? No se la muestres a tus hijos, ya que podrías trasladársela. Evitar palabras negativas o comentar experiencias traumáticas no es una buena idea si queremos que nuestro hijo no le tema al odontólogo.

Así que ya sabes, cuando tengas que acudir al dentista de confianza lo único que tendrás que hacer es conseguir que tu nene vaya sin prejuicios; esta es la mejor forma de conseguir evitar el miedo injustificado.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "La relación entre el dentista y el niño"

Deja tu comentario