CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Las concepciones actuales del bruxismo

Las concepciones actuales del bruxismo

Publicado por Dr. Dario Vieira el 7 Mayo 2014 en Actualidad

Según un informe realizado por el Hospital Rúber de Madrid en el año 2008, aproximadamente un 70 por ciento de la población adulta española padece lo que es conocido como bruxismo. De acuerdo con la visión de los autores de dicho informe, la crisis económica actual podría haber sido una de las causantes del incremento de la parafunción. La verdad, se ha relacionado la situación con un notable crecimiento de patologías relacionadas con la cavidad oral, referentes al estrés, al nerviosismo y a la ansiedad.

A lo largo de los últimos años, las clínicas dentales han verificado el incremento de consultas por bruxismo, un trastorno que, de no tratarse, conduce inevitablemente al paciente a la destrucción y al desgaste progresivo de los dientes, así como a la prevalencia de caries, de la enfermedad de las encías (gingivitis) o de traumatismos en las mismas. Pero las consecuencias no son solo a nivel oral, sino que el bruxismo puede causar dolores a nivel de salud general. Dolores de cabeza, en las cervicales y molestias en la articulación temporomandibular, entre otros, son ejemplo de ello.

Conozcamos el bruxismo al detalle

Rechinamiento, apretamiento dentario, bruxismo. Estos son algunos de los términos que se utilizan para describir la misma situación que, según el Glosario de Términos Prostodónticos (1994) se define del siguiente modo: “hábito oral consistente en movimientos espasmóticos involuntarios o rítmicos no funcionales que consisten en rechinamiento, apretamiento o frotamiento dentario o cualquier otro tipo de movimiento mandibular que puede conducir a un trauma oclusal”. Además de su significado, el bruxismo puede presentarse, según Ramfjord y Ash, en dos modalidades distintas: el bruxismo céntrico o de apretamiento o el bruxismo excéntrico o de rechinamiento. La clasificación se diferencia en función de un simple aspecto: la consciencia. La primera categoría se presenta de forma consciente y la segunda, en cambio, de forma inconsciente.

Aunque el mecanismo etiopatogénico exacto de la patología no ha podido determinarse todavía, existen muchos factores que pueden propiciarla, tales como los presentados en el primer párrafo. Sin embargo, el bruxismo diurno suele estar más relacionado con una alteración en la oclusión del paciente, con un aumento del estrés diario o con ambos factores a la vez. Por otro lado, el bruxismo nocturno suele identificarse con trastornos del sueño y un efecto del estrés en mayor intensidad y susceptibilidad, es decir, se ve menos influido por las relaciones dentales existentes.

Para solucionar el problema, los dentistas han detectado diferentes métodos, siendo la solución una conjunción de profesionales: odontólogos, fisioterapeutas, cirujanos maxilofaciales y, en ocasiones, psicólogos. En primer lugar, debe identificarse el bruxismo y evaluar los daños que éste ha causado en la cavidad bucal. En segundo lugar, es importante destacar, a grandes rasgos, que existen predilecciones para tratar ambos tipos de bruxismo: para el diurno, parece lógico pensar que las terapéuticas de educación y relajación, entre otras, son las más adecuadas. Para el nocturno, en cambio, parece lógico pensar que la prescripción de dispositivos oclusales, tales como la férula de descarga, son la opción idónea.

La terapia con férulas oclusales

Es importante destacar que no todos los pacientes pueden utilizar la férula de descarga para combatir el bruxismo. De hecho, aunque existe cierta divergencia entre autores, existen una serie de requisitos que el paciente debe cumplir antes de someterse al tratamiento:

  • Que exista libertad en céntrica
  • La eliminación de disarmonías oclusales
  • Que exista estabilidad oclusal
  • Que las superficies oclusales sean planas para todas las cúspides de soporte
  • Guía canina para evitar interferencias
  • Entre otros, como la aceptación estética del paciente

Pero, ¿son las férulas de descarga una terapia definitiva? La verdad, esta es una duda muy frecuente entre pacientes que padecen bruxismo. Cuando éstos se han sometido a tratamiento, es importante que sean sometidos a controles dentarios periódicos, en los cuales se realizarán reajustes de la oclusión de la férula y otras modificaciones. De hecho, es en este terreno donde también existen divergencias entre autores. Algunos consideran la férula de descarga, junto con los controles periódicos, un tratamiento definitivo, puesto que remiten los signos musculares restablecidos. Otros, en cambio, creen que este tipo de rehabilitación no es definitiva, únicamente temporal, a partir de la cual tendrá que establecerse una terapia oclusal irreversible.

Para tratar el paciente con bruxismo, primero es necesario adoptar formas de tratamiento reversibles, para así probar su efectividad. De no ser suficientes, es en este momento cuando los profesionales debes llevar a cabo otras alternativas terapéuticas de mayor grado de irreversibilidad. Desde Clínicas Propdental queremos destacar la necesidad de tratar el trastorno, y más teniendo en cuenta su demasiado elevada prevalencia en el sí de nuestra sociedad. Consultar tu dentista es el primer paso a seguir, siendo fundamental tu colaboración con los profesionales.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Las concepciones actuales del bruxismo"

    Deja tu comentario