De placa bacteriana a sarro: Un problema degenerativo
Inicio » De placa bacteriana a sarro: Un problema degenerativo

De placa bacteriana a sarro: Un problema degenerativo

Publicado por Imma Roca el 21 junio 2017 en Actualidad

Actualizado el 23 junio 2017

Pese a que cada vez estamos más informados sobre el tema, todavía hoy en día muchas personas desconocen la diferencia entre la placa bacteriana y el sarro, incluso creyendo que son lo mismo.

La verdad es que si bien es cierto que tienen relación entre sí, hay que decir que estas son dos sustancias completamente distintas, que además cuentan con características concretas.

No dejes que la placa bacteriana se convierta en sarro

En el caso de la placa bacteriana, podemos definirla como un residuo transparente y pegajoso. Este se forma mediante la combinación de saliva y restos de comida. Es por esto que es tan importante que después de comer nos lavemos los dientes, a fin de evitar que se siga acumulando.

Para eliminar la placa bacteriana tenemos que realizar una buena técnica de higiene oral: si bien el cepillado es la parte más importante tampoco podemos olvidar los demás actores en esta función, que no son otros que el hilo dental y el colutorio. Gracia a la combinación de estas herramientas, higienizaremos nuestra boca eliminando por completo toda la placa bacteriana que se haya podido generar.

En el caso del sarro encontramos un problema mucho más grave que con el de la placa. Esta sustancia se ha endurecido de tal forma que no podremos eliminarla mediante un cepillado tradicional, y será necesaria una visita al dentista para que nos realice una limpieza dental profesional.

Si no tratamos el sarro a tiempo, éste irá aumentando de tamaño hasta el punto donde su área de afección sea suficientemente grande como para que nuestras encías se retraigan, dando lugar así a la enfermedad periodontal.

Más allá de los problemas funcionales que pueda ocasionarnos en la boca, el sarro también trae otro factor negativo consigo: el estético. Hay que tener en cuenta que en los parámetros de “una sonrisa bonita” no entran aquellos dientes que acumulen una capa de sarro y suciedad, por lo que veremos un fuerte impacto negativo en la sonrisa.

Para eliminar estos problemas, nuestro dentista de confianza determinará si existen indicios de patología oral (como la gingivitis o la periodontitis) y la tratará en caso de que la hubiera, y el higienista procederá a eliminar el sarro existente gracias a la profilaxis.

El sarro y la placa van de la mano en caso de no ser eliminados a tiempo, pero gracias a las técnicas de higiene oral y a todos los dispositivos que encontramos a nuestro alcance podemos eliminar fácilmente este problema sin siquiera tener que acudir al dentista más allá de nuestra visita rutinaria.

Sobre el autor:

Imma Roca
Imma Roca
Imma Roca Espachs
Directora de Recursos Humanos y de expansión. Master ESADE. Mas de 20 años de experiencia en el sector dental y de la salud

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "De placa bacteriana a sarro: Un problema degenerativo"

    Deja tu comentario

    He leído y acepto la política de privacidad de propdental.es
    Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

    ¿Qué hacemos con tus datos?
    En propdental.es te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog.

    Además, si quieres que te notifiquemos vía email, usaremos el email y el nombre que has proporcionado para poder enviarte las respuestas sobre este artículo
    PEDIR CITA
    TE LLAMAMOS

    934 914 914
    Pide cita