El bruxismo, en profundidad
Inicio » El bruxismo, en profundidad

El bruxismo, en profundidad

Publicado por Dr. Dario Vieira el 24 febrero 2016 en Blog

Existen muchos malos hábitos que las personas mantenemos a lo largo de nuestras vidas. No hablamos del tabaquismo o el exceso de alcohol, sino de pequeñas acciones como morderse las uñas, bolígrafos, hacer sonidos con la boca… y el bruxismo es uno de ellos. Se trata de un hábito parafuncional que afecta a buena parte de la población, que consiste en rechinar y apretar los dientes durante el día o por la noche. Esta anomalía puede ser muy destructiva para las piezas dentales y genera un gran desgaste del esmalte, como también dolor orofacial. Puede ser crónico y, en estos casos, la articulación temporomandibular (ATM) puede verse realmente afectada. Los dentistas en Clínicas Propdental te informan de cuáles son las causas que pueden propiciar el bruxismo.

Factores que causan el bruxismo

  • Hábitos de origen psíquico: la ansiedad y el estrés son factores psíquicos que pueden causar bruxismo. De hecho, podríamos afirmar que son el desencadenante más común de este indeseable hábito. Incrementan la tensión muscular en los músculos maseteros, sobre todo en períodos de mucho estrés o nerviosismo.
  • Desórdenes oclusales: una malposición de los dientes o una gran deficiencia oclusal pueden causar excesos en la actividad muscular, ya que no conseguimos relajar la zona de la boca correctamente. Normalmente, los desórdenes oclusales pueden corregirse con un tratamiento ortodóncico que reposiciona la mandíbula y permite, así, su relajación. Infórmate de los procedimientos disponibles y plántale cara al bruxismo.
  • Problemas asociados al sueño: los desórdenes en los ciclos del sueño son la causa principal del bruxismo nocturno, el tipo más frecuentes. La ansiedad y el estrés también están implicados en estos casos, como también las anomalías respiratorias (la apnea del sueño). Si un paciente padece episodios nocturnos de bruxismo, lo mejor que puede hacer es contactar con su dentista y, también, con su médico de cabecera.

Recordemos que hay dos tipos de bruxismo: el diurno, que se caracteriza por el apretamiento de los dientes durante la jornada; y el nocturno, en el que predomina el rechinamiento. Además de afectar a las estructuras dentales, éste último puede ser perjudicial para las relaciones de pareja, sobre todo aquellas que duermen juntas y que, desgraciadamente, oyen dicho rechinamiento. En Clínicas Propdental disponemos de férulas de descarga que te ayudarán a eliminar el ruido y a conservar los dientes. Además de utilizar estos dispositivos, te recomendamos realizar técnicas de relajación, no fumar, evitar las bebidas alcohólicas, la cafeína y otras sustancias que podrían excitar el cuerpo.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "El bruxismo, en profundidad"

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de propdental.es
Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?
En propdental.es te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog.

Además, si quieres que te notifiquemos vía email, usaremos el email y el nombre que has proporcionado para poder enviarte las respuestas sobre este artículo

Centro de preferencias de privacidad

Cookies imprescindibles

Se usan para saber si ya aceptaste nuestras políticas de privacidad.

gdpr

Cookies de terceros

Cookies de Google Analytics, Cookies para colocar el botón de me gusta de Facebook y cookie de Google doubleclick.net

_ga, _gid, _gat, fr, IDE

932 656 722
Pide cita