Encías, ¿sanas o enfermas?
Inicio » Encías, ¿sanas o enfermas?

Encías, ¿sanas o enfermas?

Publicado por Dr. Dario Vieira el 5 febrero 2016 en Blog

Aunque pasan desapercibidas, las encías también son importantes. La boca no sólo está compuesta de dientes que tenemos que alinear, corregir e incluso modificar. Nuestra salud bucodental y la del resto del cuerpo también pasa por un buen mantenimiento, control y tratamiento del tejido gingival, susceptible a padecer patologías. La gingivitis y la periodontitis son las enfermedades más temidas en este sentido puesto que, si no se tratan, pueden provocar la caída de los dientes. Hasta ahora, los especialistas en investigación han determinado que las enfermedades periodontales son uno de los problemas más comunes en los seres humanos, junto al resfriado y la caries dental.

Una gran cantidad de personas padece estas patologías y ni siquiera se da cuenta. De hecho, los signos de la gingivitis (cuando aún no ha evolucionado a periodontitis y estamos en las primeras fases) son prácticamente imperceptibles a no ser que padezcamos dolor. ¿Cómo podemos saber si las encías están sanas o enfermas? Los dentistas de Clínicas Propdental te dan algunas pistas para que puedas detectar indicios problemáticos y acudas tan rápido como te sea posible al centro dental más cercano. Pedir cita una vez hayas reconocido las señales que te damos a continuación es esencial.

Señales de unas encías sanas

  • Color sonrosado, ni muy rojizo ni extremadamente pálido.
  • No hay sangrado, ni espontáneo ni durante el cepillado dental.
  • Los dientes no se mueven y están perfectamente sujetos en su sitio.
  • No hay halitosis ni ningún trastorno a este nivel, que pueda afectar el aliento o bien la boca en general, como sería el caso de la sequedad.
  • Ausencia de supuración.
  • Las encías están firmes, pero son elásticas a la vez.
  • Tienen una superficie más bien granulada, lo que se conoce coloquialmente como piel de naranja.

Señales de unas encías enfermas

  • Las encías se vuelven de un color rojizo o amoratado no muy agradable.
  • Las encías sangran de forma espontánea y también durante el cepillado dental.
  • En vez de tener una superficie de piel de naranja, son lisas y brillantes.
  • Las encías se ven hinchadas y edematosas.
  • Cuando el tejido gingival está enfermo, es posible que el paciente padezca halitosis o sequedad en la boca. El mal aliento tiene tratamiento por sí solo, pero cuando está relacionado con la enfermedad periodontal, necesita de una solución más compleja.
  • El paciente siente movilidad dentaria sin que se haya dado ningún golpe en los dientes.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Encías, ¿sanas o enfermas?"

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de propdental.es
Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?
En propdental.es te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog.

Además, si quieres que te notifiquemos vía email, usaremos el email y el nombre que has proporcionado para poder enviarte las respuestas sobre este artículo

Centro de preferencias de privacidad

Cookies imprescindibles

Se usan para saber si ya aceptaste nuestras políticas de privacidad.

gdpr

Cookies de terceros

Cookies de Google Analytics, Cookies para colocar el botón de me gusta de Facebook y cookie de Google doubleclick.net

_ga, _gid, _gat, fr, IDE

932 656 722
Pide cita