CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Cuidado de la dentadura: cómo adaptarte a tu nueva sonrisa

Cuidado de la dentadura: cómo adaptarte a tu nueva sonrisa

Publicado por Natalia Porto el 7 agosto 2014 en Estetica dental

Aunque los implantes dentales la están sustituyendo cada vez con más frecuencia, algunos pacientes aún prefieren apostar por la dentadura postiza. En términos generales, el aparato se define como un conjunto de dientes falsos que se emplean para reemplazar los dientes perdidos. Es un tratamiento económico, removible y que cumple los parámetros de estética y funcionalidad dentales. No obstante, la dentadura postiza puede ser de difícil adaptación, sobre todo en las primeras semanas, hasta que las encías y mejillas del paciente no se acostumbren a ella. Por ello, en Clínicas Propdental hemos desarrollado una serie de consejos y cuidados que permitirán al paciente adaptarse con rapidez a su nueva sonrisa.

¿Cómo adaptarte a tu nueva dentadura postiza?

Al usar dentadura postiza, una buena higiene dental aún cobra más relevancia. La verdad, cuando el paciente escoge este tipo de restauración, es más propenso a desarrollar condiciones orales serias, derivadas de la irritación y, si se da el caso, de una higiene oral inadecuada. Estas condiciones incluyen la enfermedad periodontal, infecciones y estomatitis dental.

Para evitar situaciones comprometidas y graves, las encías, la lengua y el paladar deben limpiarse con un cepillo de cerdas suaves todas las noches, cuando se retira la dentadura postiza. El mismo procedimiento también debe realizarse cada día antes de insertar la prótesis, para así estimular las encías y eliminar la acumulación de placa bacteriana. Además de la boca, el cuidado de la misma es también de lo más importante. Al retirarla por la noche, debe cepillarse cuidadosamente para eliminar cualquier residuo suelto o placa y remojarla en una solución líquida recomendada por el dentista.

Aunque la higiene es el factor que necesita mayor atención, un proceso de correcta adaptación a la misma es crucial para la comodidad del paciente. Las mejillas, los labios, la lengua y las encías son zonas muy sensibles que requieren tiempo para adaptase a la nueva dentadura postiza. No es raro que el paciente se muerda la propia mejilla o la lengua durante las primeras semanas, puesto que no debemos olvidar que es un elemento ajeno al que no estamos habituados. Sin embargo, el dolor constante o la irritación deben ser reportados al dentista de forma inmediata.

La tarea de adaptación más complicada es aprender a masticar. Durante los primeros días, es aconsejable masticar alimentos blandos utilizando ambos lados de la boca al mismo tiempo. A medida que la comodidad y el aumento de la confianza progresan, el paciente ya podrá proceder a la alimentación habitual. Por otro lado, los posibles problemas del habla van a solventarse por sí solos con el paso del tiempo.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Cuidado de la dentadura: cómo adaptarte a tu nueva sonrisa"

    Deja tu comentario