CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » El diastema dental

El diastema dental

Publicado por Dr. Dario Vieira el 9 diciembre 2014 en Estetica dental

El diastema dental es un espacio o agujero entre dos dientes. Suele aparecer con más frecuencia entre los dos dientes anteriores centrales. Sin embargo, puede producirse en cualquier otra zona de la sonrisa.

El desajuste entre el tamaño del hueso mandibular y el tamaño de los dientes puede provoca tanto una cantidad de espacio extra que suponga diastemas, como una falta de espacio que resulte en apiñamiento dental. Cuando los dientes son demasiado pequeños para la mandíbula, estarán demasiado separados. Mientras que si son demasiado grandes, estarán apiñados.

El diastema dental: agujeros entre dientes

Pero más allá de la mala correlación entre el tamaño de la mandíbula y de los dientes. Los diastemas pueden producirse por muchos otros motivos.

En ocasiones, puede que los dientes sean demasiado pequeños, es decir sufran microdoncia, o simplemente falten. Esto suele ocurrir en los incisivos laterales superiores y puede provocar que se desarrolle un espacio excesivo entre los incisivos centrales.

El típico diastema entre las dos paletas también puede estar provocado por un frenillo labial excesivo. El frenillo labial es el tejido que va desde de la parte trasera del labio superior hasta la encía de encima de los dientes frontales. En algunos casos, este frenillo labial es demasiado grande y pasa entre los dos dientes frontales. Cuando esto sucede, no se produce el cierre natural entre las dos paletas.

Pero también se pueden producir diastemas por culpa de algunos hábitos. La succión del pulgar, por ejemplo, tiende a tirar hacia adelante los dientes superiores, creando espacios entre ellos.

Los diastemas también pueden desarrollarse por culpa de una manera de tragar incorrecta. En el tragado normal, la lengua presiona al paladar durante el gesto. Pero algunas personas tragan con un movimiento distinto conocido como el empuje lingual. Al tragar, presionan sus dientes frontales con la lengua. Con el tiempo, esta presión a los dientes frontales puede comportar que se muevan hacia adelante, provocando la creación de espacios.

La enfermedad periodontal también puede ser otro desencadenante. Esta infección puede comportar pérdida ósea, una situación que aumenta la movilidad dental. Cuando los dientes se mueven, los diastemas aparecen con facilidad.

Muchos niños pequeños tienen diastemas durante la dentición de leche o cuando los dientes temporales empiezan a caer. Estos espacios se suelen cerrar con la aparición de los dientes definitivos, una vez todas las piezas ocupan su posición final.

Tratamiento de los diastemas
Algunas veces, los diastemas son parte de un conjunto de problemas que requieren tratamiento ortodóntico. En otros casos, el diastema es el único problema y la razón de la búsqueda del tratamiento es meramente estética.

La ortodoncia es una buena herramienta para eliminar los diastemas ya que consigue mover los dientes para juntarlos. A pesar de que exista un único diastema, esta solución suele requerir aparatos tanto en los dientes superiores como inferiores a que el movimiento de los dientes afecta a la mordida.

En caso que tus incisivos centrales sean los culpables debido a su pequeño tamaño, se puede agrandarlos con el uso de una corona, carillas o adhesión dental.

Si tu diastema está causado por la falta de un diente, puede que requieras un tratamiento más extensivo como los implantes dentales, un puente dental o una dentadura parcial.

Si, por el contrario, es el frenillo lingual el que provoca el problema, puede realizarse una intervención llamada frenectomía para solucionar el problema. Si esta simple cirugía se realiza en niños, el espacio entre los dientes suele cerrarse por sí solo. En caso de realizarse en jóvenes o adultos, requiere el uso de ortodoncia.

Si los agujeros están causados por la enfermedad periodontal, es necesario realizar un tratamiento para sanear el tejido. Una vez se han curado las encías, se suele emplear la ortodoncia para mover los dientes a su correcto lugar.

Prevenir los diastemas
No todos los diastemas pueden prevenirse. Por ejemplo, si están causados por un desajuste entre el tamaño de los dientes y de la mandíbula o por culpa de la falta de algún diente, no se puede hacer nada.

En cambio, los diastemas producidos por la enfermedad periodontal pueden prevenirse mediante el mantenimiento de las encías sanas y los diastemas provocados por el empuje lingual del tragado incorrecto, pueden evitarse con el cambio de este hábito perjudicial.

Si tienes uno o más diastemas en tu sonrisa, ponte en contacto con Propdental para solucionarlos, sea cuál sea la situación que los ha provocado.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "El diastema dental"

    Deja tu comentario