CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Los dientes de porcelana

Los dientes de porcelana

Publicado por Dr. Dario Vieira el 7 diciembre 2015 en Estetica dental

Siglos antes de la invención de las prótesis de porcelana, nuestros antepasados utilizaban hueso, marfil, dientes de hipopótamos, de oso o de buey para reemplazar los dientes perdidos. Incluso se atrevían a usar dientes humanos extraídos de cadáveres en salas de anatomía y cementerios. Al menos tenían una solución, pero el problema principal de emplear estas piezas como restauraciones era la transmisión de enfermedades, el desgaste y la absorción de secreciones orales con la consecuente adquisición de olor, sabor y un color muy desagradables. Era de esperar, se traba de materiales orgánicos. No fue hasta finales del siglo XVIII que las cosas cambiaron con los dientes minerales y de porcelana.

Fue Giuseppangelo Fonzi, considerado una gran figura en la odontología europea, quien en el siglo XIX desarrolló los dientes terrometálicos, un hito en la restauración dental que permitía obtener dientes individuales de porcelana y anclarlos a los prótesis mediante un perno de platino. En ese momento el invento no dejo de crecer, hasta tener la importancia que hoy en día se le atribuye. Los dientes o prótesis de porcelana permiten al paciente recuperar su sonrisa, ya sea sobre el soporte de un implante dental o bien cualquier otro. Los dentistas en Clínicas Propdental aprecian este material y, lo que es mejor, no lo utilizan únicamente para confeccionar prótesis, sino para mucho más. ¿Quieres conocer todos los usos de la porcelana?

Los usos de la porcelana: no sólo prótesis

Como ya hemos mencionado, este material suele utilizarse en la creación de prótesis dentales. Es altamente resistente y permite mantener una sonrisa estética y funcional en el tiempo. De hecho, parecen los dientes naturales y, por lo tanto, su artificialidad se camufla. La porcelana puede permanecer intacta y sin alterar el color durante por lo menos 15 años. A pesar de su uso como prótesis dentales, la porcelana también se emplea en la realización de carillas y coronas. ¿Qué son estas piezas? ¿Para qué sirven? Hasta ahora, han dado muy buenos resultados a los pacientes de nuestros centros.

  • Carillas de porcelana: son piezas muy finas y resistentes que se colocan sobre el diente (en la parte frontal) para mejorar la apariencia de la sonrisa. Mantienen la forma del diente, pero añaden belleza y hermosura. A pesar de parecer una simple funda, las carillas de porcelana pueden conseguir grandes modificaciones en la dentadura. A menudo se utilizan como alternativa a las coronas y suelen ser la solución ideal para el tratamiento de muchas afecciones dentales, como es el caso de un diente roto. Pueden durar mucho tiempo si se cuidan como es debido pero, como la mayoría de restauraciones, no son permanentes. Las carillas de porcelana suelen recomendarse cuando el paciente quiere modificar el color de los dientes, ocultar dientes torcidos o deformes, cambiar el tamaño de las piezas dentales y camuflan grietas o espacios no deseados.
  • Coronas de porcelana: aunque puedan parecerse a las carillas, no tienen las mismas aplicaciones. Las coronas de porcelana son revestimientos que cubren la superficie entera del diente, de manera que protegen y refuerzan su estructura. También son muy duraderas y pueden llegar a mantenerse durante 15 años. Se recomienda optar por las coronas de porcelana cuando el paciente presente dientes rotos o fracturas, cuando existen caries dentales severas o cuando el diente tiene un tratamiento de conducto, entre otros. Vemos, pues, que estas restauraciones suelen emplearse cuando los problemas en la boca son mucho más graves y no es posible aplicar carillas de porcelana u otro tratamiento estético.

Por lo general, estas restauraciones suelen utilizarse para modificar el color y la forma de los dientes. Normalmente la forma responde a causas genéticas, pero el color puede ser producto de otros factores. Es verdad que algunas personas nacen con los dientes más amarillos que otras, pero hay incentivos que agravan la situación y causan manchas superficiales: el tabaco, el consumo de café, té o vino tinto, el consumo de alimentos con alto contenido de pigmentos (cerezas y moras, por ejemplo) o la acumulación de sarro (que se forma cuando la placa bacteriana se endurece). La tetraciclina, los traumatismos y el flúor (también otros medicamentos) suelen ser los principales responsables de las manchas internas.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Los dientes de porcelana"

    Deja tu comentario