CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Obsesión con los dientes blancos

Obsesión con los dientes blancos

Publicado por Imma Roca el 19 junio 2014 en Estetica dental

¿Estás obsesionado con conseguir unos dientes blancos? ¿Te has sometido recientemente a un blanqueamiento pero no tienes bastante? Ten cuidado, puede que te hayas obsesionado con tener unos dientes blancos y sufras lo que los dentistas llaman “blancorexia”. Este es el término que los odontólogos han acuñado para describir una actitud adictiva con el blanqueamiento dental hasta el punto que afecta a la propia salud dental.


La blancorexia es la obsesión por tener unos dientes blancos

El blanqueamiento dental es un procedimiento muy efectivo para eliminar las manchas de los dientes y recuperar su tonalidad natural, pero no puede conseguir un tono más blanco del propio. Así que someterse a continuos tratamientos de blanqueamiento es inútil, ya que una vez conseguido el tono natural de la dentadura, lo único que pueden hacer estos procedimientos es dañar el esmalte del paciente.

Los productos blanqueantes se basan en la utilización del peróxido, una sustancia química que elimina las manchas y consigue que los dientes se vean más brillantes. Este agente blanqueador funciona mejor en dientes amarillos y no del todo bien en los marrones y grises. Lo mismo sucede con los dientes descoloridos por culpa de ciertos medicamentos, que requieren otro tipo de tratamientos blanqueadores.

¿Cuándo va demasiado lejos el blanqueamiento?
Si se hace en una clínica dental, el blanqueamiento es un tratamiento efectivo en los casos indicados y puede conseguir buenos resultados dentro de unas expectativas realistas. En estos casos, los riesgos son mínimos, pero cuando el paciente no cuenta con el consejo de un odontólogo y se trata por sí mismo, puede que sufra alguna de estas consecuencias:

  • Hipersensibilidad: el blanqueamiento puede conllevar sensibilidad dental que en los tratamientos en la clínica dental no dura más de unos días. Si, por el contrario, estás obsesionado con el blanqueamiento puede que expongas tu esmalte a unas cantidades de agente blanqueante inadecuadas, los que puede comportar mayores problemas en este aspecto.
  • Irritación oral: de no utilizar correctamente los productos, las encías, el paladar y la garanta pueden irritarse tras el blanqueamiento.
  • Erosión del esmalte dental: si utilizas los productos dentales durante demasiado tiempo o demasiado a menudo, es posible que estés perjudicando la capa más externa de tus dientes: el esmalte. Por eso es mejor acudir a la clínica dental para realizarse este tipo de tratamiento estético.

Si quieres obtener unos dientes más blancos que los que has conseguido con el blanqueamiento, la solución no es repetir muchas veces el tratamiento, sino buscar algún otro procedimiento estético. Las carillas de porcelana, por ejemplo, son una técnica cosmética que permite modificar el color de los dientes manteniendo las propias piezas dentales y sus efectos no varían con el tiempo. Consúltalo con tu dentista de Propdental.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Obsesión con los dientes blancos"

    Deja tu comentario