CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » ¿Te importa tu sonrisa? Entonces aléjate de esto:

¿Te importa tu sonrisa? Entonces aléjate de esto:

Publicado por Dr. Dario Vieira el 9 enero 2016 en Estetica dental

Existen muchas personas que sienten una especial predilección por las sonrisas bonitas, ¡La verdad es que no es para menos! Este es un signo de cuidado personal, higiene y limpieza, y es por ello que cada día son más las personas que buscan mantenerla blanca y radiante. Pese a mantener una buena rutina de higiene oral, realizar visitas de carácter semestral a nuestro dentista para que nos controle y realizar un blanqueamiento dental puede ser que no sea suficiente para que nuestra sonrisa deslumbre a los demás. ¿Y entonces, qué hacemos? Si has llegado hasta aquí es porque seguro que buscas tener una bella sonrisa, es por esto que vamos a brindarte una serie de cosas a evitar, para que nada pueda arruinar tu sonrisa:

Consejos para mantener siempre una sonrisa bonita

  • Las bebidas isotónicas:

¿Eres deportista? Entonces es probable que hayas escuchado cuáles son los beneficios de las bebidas isotónicas. Estas pueden ser de gran ayuda para mejorar el rendimiento deportivo, casi tanto como lo son de dañinas para tu dentición. El nivel de pH de estas bebidas pueden llegar a comportar erosión del esmalte por su alto contenido en ácido. Sus altos índices de azúcar también puede comportar problemas y ocasionarte patologías altamente perjudiciales para tus dientes.

  • El agua del grifo no siempre es mala:

El agua del grifo lleva una pequeñísima cantidad de flúor que no lleva el agua embotellada, por lo que si solemos beber agua embotellada deberemos asegurarnos de emplear una pasta dental con flúor añadido.

  • La diabetes también juega un papel en la salud de tu boca:

Esta enfermedad es capaz de reducir la fuerza de respuesta ante una infección por parte del cuerpo, lo que significa que, en el caso de ser diabético, corres un riesgo mayor de sufrir la caries dental, así como de enfermedades del periodonto.

  • Refrescos, poco amigables con tu salud:

Las bebidas que contienen un alto nivel de azúcares hacen que el riesgo de sufrir caries dental aumente de forma exponencial, así como el de sufrir enfermedad periodontal. No sólo esto, sino que también son capaces de teñir la dentición. Estos suelen ser malos para todo el cuerpo en general.

  • No usar el hilo dental, mala idea:

Pese a que la cultura del cepillado dental está muy extendida, no todo el mundo tiene en cuenta la importancia de realizar una rutina de higiene oral completa. Realizar una rutina que incluya el uso del hilo dental es fundamental de cara a combatir las enfermedades orales, y es que estaremos eliminando la placa de sarro presente en la parte subgingival y en los espacios interdentales, lugares donde un cepillo dental común no es capaz de acceder.

  • Las pastillas anticonceptivas y nuestras encías no se llevan bien:

Las pastillas anticonceptivas son capaces de incrementar la inflamación en las encías. En caso de sentir problemas o síntomas de que algo está yendo mal en tu periodonto, será interesante que se lo comentes a tu dentista de confianza.

  • Cepillarse los dientes no siempre es bueno:

Pese a la creencia generalizada de que debemos realizar un cepillado dental después de cada comida, dependiendo de qué sea lo que hayamos ingerido puede que no sea la mejor idea. Un cepillado dental después de beber bebidas ácidas hará que aumente la erosión dental, así que para prevenir esto deberemos esperar unos 30 minutos.

  • El blanqueamiento dental excesivo:

Aquellas personas que reciben tratamientos dentales para blanquear su dentición con demasiada frecuencia pueden terminar teniendo problemas graves como la hipersensibilidad dental, por lo que siempre será muy importante que cuando lo hagamos, sea en la clínica dental y bajo la supervisión de un especialista.

  • Los cítricos y alimentos ácidos, capaces de destruir el esmalte:

El alto contenido en ácido de los limones o las naranjas pueden llegar a poner en jaque a nuestro esmalte dental, con lo que ocasionaría un problema grave de erosión.

  • El envejecimiento también le pasa factura a la dentición:

Conforme pasa el tiempo, nuestro cuerpo tiende a volverse más susceptibles a sufrir patologías como la recesión de las encías o a la caries dental. Igualmente, no debemos pensar que debido a esto vamos a perder la dentición (nada más lejos) ya que los dientes no “mueren” sin razón aparte. Una dentición puede conservarse sana y saludable a lo largo de nuestra vida, sólo que durante la tercera edad deberemos ponerle más atención.

  • Las bebidas calientes:

Las bebidas calientes también pueden ser uno de los motivos que tu dentición tienda a verse algo más sucia. Sobre todo bebidas como el té y el café, son dos poderosos agentes de tinción naturales, que entran dentro de nuestro esmalte dental y oscurecen el color de los dientes.

  • El Síndrome de la Boca Seca:

Sufrir esta problemática no sólo es realmente desagradable, sino que también es perjudicial para la dentición. Debemos tener en cuenta que la saliva es la que se encarga de eliminar buena parte de los restos de comida que ingerimos, así como de remover parte de la placa bacteriana y sus bacterias. En el caso de que disminuya nuestra saliva, aumentan las posibilidades de sufrir enfermedades. ¿Fácil, no?.

  • La pubertad:

Esta complicada etapa comprende cambios hormonales, entre las cuales se encuentra la que provoca el acné. Esta también puede provocar inflamación de las encías, motivo por el cual siempre resulta muy importante que aumentemos las prevenciones de higiene oral, en esta fase de vida tan comprometida.

  • Las dietas restrictivas ponen en jaque tu salud dental:

Debemos saber que las dietas restrictivas y una alimentación deficiente no nos proporcionarán los nutrientes esenciales y las vitaminas necesarias para que tengamos una salud óptima, lo que se traducirá en perder la imagen de bonita sonrisa. Asimismo, las afecciones que esto causa en el sistema inmunitario aumentará el riesgo de que padezcamos enfermedad periodontal, pudiendo incluso llegando a causar la temida pérdida dental. Suena mal y acarrea más problemas de los que parece, por lo que una dieta equilibrada siempre ha de ser la respuesta, incluso cuando pensemos adelgazar.

  • Las chucherías, clásico enemigo de la salud:

Pese a lo que la creencia popular dice, las chucherías no es que destruyan directamente tu dentición, pero sí que lo hace el ácido que se produce cuando las bacterias se alimentan con ellas. Esto significa que, cuando comas chucherías, procures cepillarte los dientes y pasarte el hilo dental cuanto antes, a fin de no alimentar a las bacterias.

  • Medicamentos, problemas con tu saliva:

La gran mayoría de los medicamentos reducen el flujo salival en la boca, lo que, como decíamos anteriormente, provoca serios problemas en nuestra cavidad oral. Masticar chicles sin azúcar aumentará el flujo salival a fin de contrarrestar este efecto.

  • El embarazo puede arruinar tu sonrisa:

El estado de buena esperanza no lo es de tan buena para tu sonrisa. Como todo el mundo sabe, resulta especialmente importante que cuidemos de dientes y encías durante la gestación, ya que durante el transcurso de esta etapa aumentará exponencialmente el riesgo de padecer enfermedad periodontal, que podría incluso comportar el nacimiento prematuro.

  • Beber vino? No si me gusta mi sonrisa:

El beber bino de forma regular daña nuestro esmalte dental, sobre todo si tendemos a dar tragos largos y nos dejamos el vino en la boca durante unos segundos. No sólo esto, sino que como ya casi todo el mundo sabe, el vino es uno de los principales causantes de problemas de manchas dentales.

  • El bruxismo, un problema de estrés:

El apretamiento o el rechinamiento dental no sólo puede afectar a nuestra mandíbula, causándonos dolor, sino que también puede cambiar la apariencia. El sufrir estrés o enfados pueden aumentar el riesgo de sufrir un hábito que no sólo es dañino para nuestra mandíbula, sino también para nuestros dientes. Para evitarlo, deberemos intentar relajarnos, acudir a nuestro dentista y a un psicólogo, a fin de eliminar el estrés que nos atenaza.

Como vemos, este seguido de consejos pueden ser seguidos fácilmente por todos, y gracias a ellos, mantendremos una sonrisa bonita, duradera y saludable durante mucho tiempo. ¿Quieres más información sobre cómo cuidar tu sonrisa? Sólo tendrás que dirigirte a tu Clínica Propdental más cercana.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "¿Te importa tu sonrisa? Entonces aléjate de esto:"

    Deja tu comentario