CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Implantes dentales: Consejos para evitar la periimplantitis

Implantes dentales: Consejos para evitar la periimplantitis

Publicado por Imma Roca el 14 Marzo 2017 en Implantes dentales

Cada vez son más los pacientes que, conscientes de las ventajas que aúna, deciden someterse a un tratamiento de implantes dentales. Esto en gran medida es debido a su alto índice de éxito y a que, de ser bien cuidados, es un tratamiento que dura toda la vida. Lamentablemente, existe un pequeño porcentaje de casos donde podemos sufrir un problema grave: la periimplantitis. ¿Qué es, cómo se evita…? Sigue leyendo para saberlo todo acerca de esta problemática.

Como decíamos anteriormente, un problema que deriva de la colocación de implantes dentales es la periimplantitis. Según algunos datos emitidos por la SEPA, se ha llegado a la conclusión de que en un periodo comprendido entre los 5 y los 10 años después de la cirugía, aproximadamente un 20% de los pacientes podría llegar a desarrollar periimplantitis.

Pese a la alarma inicial tenemos que decir que en muchos casos, la periimplantitis puede ser evitada. Para esto debemos conocer cuáles son las causas que la provocan y las precauciones que deberemos tomar antes, durante y después de la técnica de implantes.

¿En qué consiste la periimplantitis?

Primero de todo, debemos aclarar que la periimplantitis es una enfermedad oral que puede tener lugar tras la colocación de los implantes dentales. Ésta es producida debido a la inflamación de los tejidos circuncidantes al implante y de no ser tratado con celeridad, puede llegar a hacer que el implante fracase.

La periimplantitis es parte de las llamadas enfermedades periimplantarias. Encontramos diferentes escalas, donde la mucositis periimplantaria es la versión menos agresiva de estas patologías y llegando a la periimplentitis, siendo ésta la vertiente más agresiva.

La diferencia que encontramos entre la mucositis y la periimplantitis es que mientras la primera únicamente atacará a los tejidos blandos, la segunda pasará a afectar directamente al hueso maxilar, el encargado de hacer de sostén del implante. En caso de que el hueso resulte afectado, tanto el tornillo (el implante en í) como la corona pueden caerse. En definitiva, por comparar, podríamos decir que la periimplantitis equivaldría a la periodontitis, con la salvedad de que mientras la periodontitis se origina en los dientes naturales, la periimplantitis se origina en los implantes.

La parte buena es que la mucositis periimplantaria es equiparable a la gingivitis, por lo que si esta es tratada a tiempo podemos revertirla si esta es tratada a tiempo.

Evitando la periimplantitis

De cara a evitar sufrir periimplantitis tenemos que tener claras dos cosas: la primera es que la técnica de implantología dental deberá ser llevada a cabo por un profesional con amplia experiencia y formación a sus espaldas, y la segunda es que sigamos al pie de la letra aquellas indicaciones que éste nos facilite.

Pese a que dichas indicaciones tengan que ser indicadas de forma personal según las necesidades de cada paciente, sí que podemos decir que por norma general que aquellas personas que tienen implantes deben seguir los mismos cuidados que los que tienen dientes naturales, e inclusive ser todavía más cautos y exhaustivos.

Si bien es cierto que unas buenas pautas de higiene oral no siempre evitan la periimplantitis, sí que podemos decir que estaremos en gran medida reduciendo el riesgo de aparición.

Hay que hacer especial hincapié en la higiene bucodental, ya que la principal causa por la que aparece la periimplantitis siempre es la acumulación de sarro alrededor del implante dental. A fin de evitar que la placa se adhiera en nuestros dientes y tejido gingival, deberemos llevar una higiene oral exhaustiva para eliminar los restos de alimentos que, de no ser eliminados de la boca, serán los causantes de la aparición de sarro.

La rutina de higiene oral, en caso de necesitar alguna condición específica, la marcará siempre el dentista de confianza, pero por norma general siempre pasa por un cepillado dental después de cada comida y como mínimo durante dos minutos. Después de esto, tenemos que usar el hilo dental y un enjuague oral que contenga flúor, reforzando la salud oral.

Elegir a un implantólogo especializado es fundamental si queremos asegurarnos de que cuenta con un amplio historial de éxitos. Informarnos acerca del profesional y conocer si realmente éste nos convence es una estupenda idea ya que al fin y al cabo, los implantes nos acompañarán toda nuestra vida.

El tabaquismo también es un factor relacionado con el fracaso de los implantes dentales. Las personas fumadoras tienen un mayor riesgo de desarrollar periimplantitits que las no fumadoras, por lo que si vas a someterte a un tratamiento de implantología dental es un factor más de los muchos que existen para pensar en dejar ese caro e insano vicio.

Las revisiones periódicas, fundamentales

Una vez hemos realizado la técnica de implantología dental, tenemos que acudir a las revisiones que el especialista determine, y es que de no seguirlas, no podremos llevar un correcto seguimiento que asegure el éxito de los implantes. Hay que tener en cuenta que durante esta revisión se valora el proceso de osteointengración, el estado de los implantes, se evalúan posibles riesgos… Por lo que nunca debemos dejarlas de lado, ya que de pasar por alto estos peligros puede acarrear que detectemos problemas como la periimplantitis ya en una fase avanzada. El diagnóstico precoz siempre será nuestra mejor arma.

Para terminar, indicar que las limpiezas bucales profesionales nos servirán para eliminar aquellos restos de placa y residuos que un cepillado dental diario no puede. Éstas pueden ser usadas también para evaluar el estado general de nuestra boca, y encontrar si estamos cursando alguna otra patología de forma silenciosa. Si seguimos todos estos consejos no tendremos motivos por los que preocuparnos ya no de la periimplantitis, sino de prácticamente cualquier enfermedad que pueda desmejorar nuestra sonrisa.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Implantes dentales: Consejos para evitar la periimplantitis"

    Deja tu comentario