CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Consideraciones para la manipulación del tejido óseo en implantes

Consideraciones para la manipulación del tejido óseo en implantes

Publicado por Dr. Dario Vieira el 3 Abril 2014 en Implantes dentales

Como en la mayoría de casos en que la estética en rehabilitación con implantes se planea a partir de la prótesis y no por el hueso disponible, la colocación de implantes en la región anterior del maxilar, después de la pérdida del diente, es muy crítica. Por este motivo es necesario manipular el tejido óseo del espacio edéntulo.

El correcto tratamiento del tejido óseo es clave para asegurar la viabilidad y éxito del implante

Normalmente la cara vestibular del reborde alveolar se pierde o remodela en una mayor extensión, comparándose con la cara palatina, pues en esta región en espesor óseo que recubre el diente natural es mucho más fino. Como la anchura y altura del reborde óseo disponible son factores muy importantes para la selección, instalación, durabilidad y estética de implantes, es fundamental la utilización, cuando necesario, de las técnicas de manipulación del tejido óseo.

Como ya se ha dicho, la restauración final debe orientar la posición del implante, independientemente de la cantidad de hueso disponible, y solo cuando la dimensión y posición del diente son determinadas es que el cirujano podrá considerar el contorno de los tejidos blandos y hueso. De esa forma, se puede determinar cuál es el procedimiento o técnica más adecuados para el restablecimiento de los tejidos duros y blandos perdidos.

Entre las técnicas de manipulación ósea, está la de expansión ósea con la utilización de osteótomos, que representa una manera segura y efectiva de ensanchar rebordes estrechos por la compresión del hueso alveolar y puede realizarse con anestesia local. De modo general, la expansión ósea del reborde con osteótomos manuales debe utilizarse en hueso blando maxilar.

En pacientes con altura ósea suficiente, pero con anchura insuficiente, el alargamiento por esta técnica facilita la colocación del implante y optimiza la estética, pues, además de recrear el aspecto de prominencia de la raíz del diente en el hueso, permite que el implante sea puesto en una posición más correcta.

Actualmente el correcto establecimiento del volumen óseo perdido se obtiene de forma rutinaria. Los procedimientos para injerto han permitido a los odontólogos la realización de una gran variedad de modalidades de tratamiento, restableciendo el volumen óseo adecuado y mejorando mucho, no solo el resultado estético, sino también el funcional. Esos injertos pueden hacerse antes o durante el procedimiento de colocación de implantes.

El injerto autógeno
El injerto autógeno tiene un mayor potencial de éxito a largo plazo, pudiendo obtenerse de regiones intraorales y extraorales. Los injertos obtenidos de la cresta iliaca, área que permite la obtención de un gran volumen óseo, han mostrado excelente durabilidad de implantes en función, pero este procedimiento envuelve además de un mayor coste, mayor morbilidad. Los injertos autógenos también pueden utilizarse en combinación con los sintéticos.

Sabemos que actualmente los procedimientos indicados para crear disponibilidad ósea con el intuito están suficientemente controlados. Lo importante es partir siempre de un planeamiento adecuado, que venga precedido de elementos que puedan definir bien la localización de fijaciones, obedeciendo a los conceptos estéticos y funcionales. Hoy en día, esos procedimientos pueden ser previsibles con exámenes radiográficos, tomografías, encerado diagnóstico y prototipo, que posibilitan al cirujano y al protesista un diagnóstico y pronóstico más seguros.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Consideraciones para la manipulación del tejido óseo en implantes"

    Deja tu comentario