CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Revisiones de las prótesis sobre implantes

Revisiones de las prótesis sobre implantes

Publicado por Dr. Dario Vieira el 12 noviembre 2013 en Implantes dentales

Los controles y revisiones de las prótesis sobre implantes tiene una gran importancia en la predictibilidad y durabilidad de los implantes dentales.

Revisiones de las prótesis implantosoportadas

Los controles anuales de las prótesis implantosoportadas se hace de manera distinta en es caso de ser una rehabilitación atornillada o cementada sobre implantes en el sentido de que la prótesis atornillada se puede desmontar para limpiar y la cementada es más complicado hacerlo.

En prótesis fija cementada sobre implantes dentales no se retirará la estructura. Se deberá realizar un control radiológico con una periapical y un paralelizador para que la proyección sea reproducible en el tiempo y se puedan comprobar posibles cambios (ej. Una reabsorción ósea de la zona implantaría). Se llevará a cabo un control de la oclusión, y se valorará la presencia de mucositis y la necesidad de realizar una profilaxis o mantenimiento periodontal con puntos de teflón para no rayar el tratamiento de superficie del implante.

Las prótesis híbridas serán removidas por el odontólogo una vez al año y se rebasarán cada cinco años como las sobredentaduras, momento en que también se podrá valorar si es preciso cambiar algún sistema de retención. Los implantes carecen de ligamento periodontal, tienen un epitelio largo de unión de unos cuatro milímetros que no es compatible con una bolsa periodotal.

Un implante osteointegrado deberá sondarse con un instrumento especial de teflón. A no ser así, se puede llegar a romper el sellado de desmosomas y hemidemosomas y se puede favorecer a la migración apical del tejido.

En el mantenimiento periodontal no se utilizarán puntas de ultrasonidos ni curetas de acero quirúrgico porque rayan y dañan la superficie del implante y se altera el tratamiento de este. Se deberá utilizar un instrumentas específico para esta praxis. Asimismo el  bicarbonato sódico queda desaconsejado para eliminar manchas y tinciones queda desaconsejado.

Si hay presencia de mucositis

En este caso se será conveniente desmontar la estructura, se revisará la prótesis, se pulirá o rebajará si es preciso e incluso se retirará y se colocará un pilar de cicatrización durante unos cinco días aproximadamente para que el tejido cicatrice con ayuda de suero fisiológico (o agua con sal) y ácido hialurónico antes de colocar la estructura de nuevo.

Si hay periimplantitis

La pregunta en este caso es: ¿Su origen es bacteriano o por una sobrecarga oclusal?

Si es de origen bacteriano, aparentemente la prótesis no tendrá desajustes en el colado ni “cantilevers” perjudiciales, ni se tratará de un paciente bruxista aunque puede presentar enfermedad periodontal.

Se podrá retirar la prótesis, raspar con curetas de teflón la superficie afectada, irrigar con un antiséptico (clorhexidina al 0,2%), y/o colocar tetraciclinas de forma intrasulcular y suturar con un monofilamento, ya que retiene menos placa bacteriana que la seda trenzada. Se prescribirán antiinflamatorios, analgésicos y antibióticos. A la semana se retirará la sutura, se colocará de nuevo la estructura y se examinará la oclusión. Si se decide regenerar el área con un biomaterial, en el maxilar se dejará reposar mínimo tres meses antes de colocar la rehabilitación de nuevo, mientras que en la mandíbula serán suficientes dos meses.

Si al contrario se sospecha de una sobrecarga oclusal, se procederá a:

  1. Repetir la prótesis si el colado o el diseño es deficiente.
  2. Revisar el esquema oclusal para que los contactos en movimientos excursivos vayan siempre acompañados de dientes naturales, y en máxima intercuspidación que el contacto en cúspides activas sea levemente de menor intensidad que en el resto de dientes.
  3. Si el implante tiene una angulación desfavorable, se intentará buscar un pilar adecuado de corrija el perfil de emergencia de la fijación, aunque no es posible en todos los casos.
  4. Será conveniente rehabilitar otras ausencias si las presenta, para equilibrar la carga oclusal de forma bilateral.
  5. Se podrá realizar una férula de descarga de tipo Michigan ante posibles signos de parafunción.

Controles radiológicos

La radiografía panorámica será de gran utilidad en el mantenimiento de los implantes osteointegrados. En cambio, presenta algunas desventajas, no es precisa a nivel interproximal ni periimplantario, y produce una magnificación de la imagen de un 20-25%.

La radiografía periapical hecha con un paralelizador es una prueba reproducible, lo que la hace interesante para comparar de forma anual la forma del implante y los tejidos. Da una proporción escala 1:1 y muy buena definición de imagen. Será la prueba de elección.

Se debe tener en cuenta que el hueso crestal periimplantario se reabsorbe hasta 1,3 mm durante el primer año de carga funcional; posteriormente la reabsorción será entre 0,05 y 0,13 mm de forma anual.

Si el defecto es en sentido horizontal y la parición lenta, el pronóstico es más favorable que si el defecto óseo es vertical. El tejido blando migrará si migra el hueso.

La radiografía permite cambiar densidades en la imagen con contrastes invertidos y almacenar con facilidad un mayor número de pruebas radiológicas.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Revisiones de las prótesis sobre implantes"

    Deja tu comentario