CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » El injerto óseo

El injerto óseo

Publicado por Dr. Dario Vieira el 5 Diciembre 2014 en Implantes dentales

Si te has informado por ti mismo acerca de de los implantes dentales y la posibilidad de recuperar los dientes, sabrás que a menudo el hueso maxilar debe prepararse para albergar correctamente el implante con un misterioso procedimiento llamado injerto óseo. Si no sabes de qué, puede que te asuste el nombre y que empieces a imaginarte cosas que no tienen nada que ver con la realidad. La verdad es que el injerto óseo dental es un tratamiento muy avanzado y delicado que se utiliza para restaurar tanto la anchura como la altura del hueso, que puede haberse perdido por culpa de la pérdida dental, la enfermedad periodontal, o un traumatismo.

El injerto óseo en implantología

Existen muchas maneras de llevar a cabo un injerto óseo. También hay muchos productos disponibles que prometen unos excelentes resultados para poder llevar a cabo el tratamiento con implantes. Ambos, técnicas y materiales, se combinan según las necesidades de cada paciente. El cirujano oral de Propdental te presentará las distintas opciones disponibles y te indicará las que pueden dar mejor resultado en tu caso, a partir de ahí decidiréis conjuntamente el mejor modo de recuperar el hueso para poder asegurar el éxito del tratamiento con implantes.

Avances en el injerto óseo: plasma rico en plaquetas
Durante muchos años, los cirujanos ortopédicos han utilizado los factores de crecimiento, una sustancia extraída de la sangre del propio paciente, para ayudar a empezar con buen pie la cirugía para recuperar el hueso. El plasma rico en plaquetas estimula el crecimiento del hueso, de los tejidos blandos y promueve la recuperación. Utilizar los factores de crecimiento en la cirugía oral es un procedimiento muy avanzado que ha demostrado tener un impacto muy positivo en los procedimientos de injerto óseo.

Ya sea en el procedimiento de injerto óseo, en la elevación del seno maxilar o en el aumento de la cresta alveolar, los factores de crecimiento del plasma rico en plaquetas proporcionan una importante ayuda para sanear los tejidos tratados. Por este motivo, también se utiliza en el injerto de tejido blando y en la extracción de las muelas de juicio, para reducir el tiempo de curación y evitar la alveolitis.

Los injertos óseos llevados a cabo con esta avanzada técnica de muestran unos resultados más predecibles, más exitosos y con una recuperación más rápida. Antes de llevar a cabo cualquier injerto óseo, pregúntale a tu dentista por ésta técnica. Si tu dentista no utiliza los factores de crecimiento en su clínica, dale una oportunidad a Propdental para que alguno de nuestros especialistas te proponga el tratamiento.

Utilizando tu propio hueso
El método preferido de injerto óseo implica la utilización de hueso natural, ya sea una combinación de hueso de donante y de tu propio hueso o únicamente tu propio hueso. Como sucede con cualquier otro implante, tus células son más efectivas, seguras y ofrecen más posibilidades de éxito. El hueso utilizado en un injerto se suele extraer de la parte trasera de la mandíbula (dónde solía haber las muelas del juicio) o de la barbilla. En algunos casos, cuando se necesita una gran cantidad de hueso, se puede extraer de la rodilla o de la cadera. El procedimiento para extraer partículas de tu propio hueso para el injerto se realiza sin causar un traumatismo importante al utilizar unos instrumentos que permiten reducir el daño causado. Para ello se utiliza una máquina piezoeléctrica que reduce el traume y permite conseguir partículas con una consistencia perfecta para el posterior injerto.

Hueso de donante humano
El hueso de donante humano se desmineraliza y esteriliza antes de conseguir la parte que se utilizará para estimular el crecimiento de tus propias células. Normalmente se suele extraer de cadáveres, pero también se pueden utilizar huesos bovinos. En los procedimientos menores, se recomienda el uso de hueso de donante humano.

Material sintético para injerto óseo
El material sintético suele estar compuesto por una combinación de estos materiales: hidroxiapatita y sulfato de calcio. Estos materiales suelen ser utilizados por los dentistas después de la extracción dental para preservar el alvéolo. El hueso sintético no suele ser reabsorbido por el cuerpo y actúa como una plataforma para que crezcan nuevas células propias. Algunos cirujanos no recomiendan utilizar un injerto sintético antes del tratamiento con implantes.

Consulta acerca del injerto óseo
Está bien informarte a través de internet acerca de las diferentes posibilidades sobre el injerto óseo, pero si estás interesado o necesitas este tipo de tratamiento, lo mejor será que pidas una cita con un cirujano maxilofacial de Propdental para que pueda estudiar tu caso y comentarte las mejores posibilidades.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "El injerto óseo"

    Deja tu comentario