CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Examenes radiográficos preimplantarios

Examenes radiográficos preimplantarios

Publicado por Dr. Dario Vieira el 30 Julio 2015 en Implantes dentales

Los exámenes radiográficos son necesarios para la colocación de implantes, tanto en el preoperatorio como durante la intervención quirúrgica. Son igualmente indispensables para los controles periódicos de los implantes y sirven de base principal para los estudios clínicos a largo plazo.

Radiografía retroalveolar

En el momento del estudio preliminar, la radiografía retroalveolar aporta principalmente datos sobre la trabeculacion del hueso y permite apreciar la densidad y eventuales lagunas o densidades patológicas (osteomas).

Cuando se examina un sector desdentado, es relativamente difícil obtener una técnica rigurosamente paralela, por lo que la localización de los obstáculos anatómicos se debe verificar con ayuda de otros tipos de exámenes, incluso cuando se utilice una rejilla milimetrada.

Una vez colocados los implantes y las prótesis, resulta mas fácil practicas la radiografía, que constituye el examen de elección para los controles periódicos.

Con objeto de poder superponer estos controles ene l tiempo, es necesario personalizar los protafilmes.

La técnica de Rinn es muy simple: los portafilmes, de plástico, llevan una identificación en resina aitopolimerizable, que permite colocarlos en el mismo lugar, lo mismo que el tubo radiográfico, por medio de un localizador. Cada implante tiene, de esta forma, su portafilm, lo que permite la realización de estudios válidos a largo plazo.

Radiografía panorámica

Es el examen preoperatorio principal: la radiografía muestra el volumen óseo disponible, los obstáculos anatómicos (senos, fosas nasales, nervio dentario inferior), la trabeculacion general del hueso y las patologías óseas eventuales (quistes, dientes incluidos, etc.)

Desgraciadamente, estas radiografías no revelan la dimensión exacta de las estructuras anatómicas que aparecen deformadas en el sentido de aumento de sus proporciones. Ciertos aparatos de radiografía panorámica tienen un coeficiente de aumento de 1,1 (Panellipse, General Electric), lo que puede ser considerado insignificante si se adoptan márgenes de seguridad importantes. Otros tienen un coeficiente de aumento de 1,4 (orthopantomogramme, Siemens) y ofrecen imágenes muy ampliadas de los volúmenes óseos disponibles. Conviene, pues, que el radiólogo indique la marca del aparato utilizado, así como el coeficiente de deformación. Los volúmenes óseos se calculan entonces por una simple regla de tres, lo que permite la elección de un implante adaptado. Con objeto de facilitar esta elección, existen reglas transparente con los diferentes implantes. Estas reglas están disponibles en dimensiones exactas, pero también en dimensiones ampliadas, según el aparato de radiografía utilizado.

La posición exacta de los implantes se puede precisar e este tipo de radiografías: la férula en resina de la cera añadida de diagnostico se coloca para efectuar la radiografía. El emplazamiento deseado para los implantes esta indicado en la férula por la inserción de bolas metalizas mezcladas con cianoacrilato. Estas bolas aparecen en la placa panorámica y permiten estudiar con mas precisión la zona prevista para la implantación. La misma férula servirá de guía quirúrgica en la boca.

Es necesario recordad que la radiografía panorámica es una tomografía en la que el plano de cote está estadísticamente calculado para pasar por los dientes. Las zonas de implantación son generalmente mas linguales, y la localización de los obstáculos anatómicos puede verse modificada. Así la base del seno esta representada por una lamina fácil de ver en la radiografía panorámica, pero que puede no estar representada exactamente en la zona prevista para la implantación.

Además, es necesario recordar que el conducto dentario inferior puede tener varios conductor anexos que apenas se visualizan; en estas placas otros exámenes mas selectivos como la tomografía o el escáner pueden aportar datos complementarios, pero al final solo la sensibilidad de estos troncos nerviosos durante la intervención resulta decisiva.

La radiografía panorámica no sirve para los controles periódicos de implantes ya colocados, pues se ha visto que su plano de corte está estadísticamente calculado para pasar por los dientes. Como los implantes quedan en la mayoría de casos mas linguales, este examen muestra naturalmente los implantes (masa metálica importante), pero igualmente un hueso que no es en absoluto el hueso periimplantario, sino algo mas vestibular. Esta particularidad hace que la información aportada por esta radiografía no pueda prestarse a un análisis serio de los resultados, que solo puede efectuarse por medio de radiografías retroalveolares.

Esta radiografía es considerada como un examen “preliminar” indispensable, pero a menudo insuficiente.

Telerradiografía de perfil

Es un examen necesario en los implantes de las zonas anteriores tanto mandibulares como maxilares. Como el tubo de rayos X se sitúa a distancia del conjunto paciente-placa (sobre unos 5 o 10 metros de distancia), las deformaciones son nulas. Se puede así obtener un perfil con las dimensiones exactas de los huesos maxilares en las regiones anteriores, el espesor de las corticales óseas y la densidad del hueso esponjoso trabecular. La altura del hueso disponible y el eje de implante en relación a las tablas vestibular y lingual son fáciles de medir. Se puede ver también la forma de la cresta ósea en el punto de inserción y calcular la resección ósea necesaria cuando el implante tiene forma de hoja. Se mide la anchura indispensable para la inserción del implante; se obtiene así la altura del hueso que hay que resecar y la longitud del implante que debe seleccionarse.

Esta radiografía no tiene interés para los controles periódicos.

Tomografía

La tomografía es un método radiográfico que permite reproducir estructuras anatómicas imposibles de aislar por los métodos convencionales, pues se encuentran en el seno de otras estructuras. El tubo de rayos X y la placa describen curvas de sentido opuesto. Las estructuras situadas fuera del centro de pivotamiento guardan una posición invariable en relación al foco y a la placa, y se ven, por tanto, nítidas. Las estructuras situadas fuera del centro de pivotamiento estarán desenfocadas y se ven, por tanto, borrosas. La localización el plano de corte y su espesor se regulan con facilidad, un vez situados el centro de pivotamiento y su amplitud. Estas placas presentan un coeficiente de ampliación mas o menos importante, que es necesario conocer. No obstante, ofrecen excelentes imágenes de la situación del conducto mandibular, del seno y de las fosas nasales, así como del espesor de las corticales óseas y de la densidad de la trabeculación.

La tomografía es un elemento de diagnostico indispensable cuando se prevé la implantación en las zonas posteriores, ya que es necesario localizar bien los obstáculos anatómicos. El método de la férula con bolas metálicas, descrito antes, permite al radiólogo calibrar el plano de corte al lugar interesado para la implantación y así no multiplicar las placas y, por tanto, la irradiación del paciente.

Esta técnica radiográfica esta, sin embargo, desfasada desde la aparición de la tomografía computarizada o escáner.

Escáner

Desde 1973, se dispone de “tomografías computarizadas” o técnicas tomografías asistidas por ordenador o escáneres. En lugar de las placas radiográficas clásicas, se sitúan detectores electrónicos que dan a un ordenador la posibilidad de recoger y analizar numerosos datos que permiten calcular el coeficiente de absorción de cada órgano o tejido. Luego el ordenador calcula el emplazamiento real de estos coeficientes para el nivel de corte escogido, lo que permite una representación sin superposición de los órganos deseados. La densidad de cada tejido es registrada con gran precisión, obteniendo imágenes mas nítidas que las tomografías clásicas. La imagen obtenida puede, además, ser retratada por el ordenador, haciendo aparecer, si se desea, estructuras de densidad mas débil o borrándolas en beneficio del hueso. No entra en el plan de esta obra la exposición completa de este tipo de placa; por eso, solo se comentaran algunos cortes en comparación con el examen panorámico. Existen varios libros que tratan de este tema, como el tratado de Alain Lacan: Nouvelle imagerie dentaire, que ofrece un análisis completo con todas las aplicaciones posibles en implantologia dental.

Los aparatos actuales, acoplados a software especifico, permiten obtener, a partir de cortes frontales y horizontales, cortes sagitales (Laca, 1993). Además, la calidad de las imágenes suministradas es muy superior a la de la tomografía clásica, aunque las masas metálicas presente en la boca (obturaciones de amalgama, armazones de prótesis selladas, pivotes) sean el origen de irradiaciones importantes, pudiendo enmascarar ciertos detalles. Los sectores desdentados examinados en implantologia no presentan este genero de inconvenientes. Las imágenes obtenidas pueden ser de dimensión exacta, lo que permite calcular la altura del hueso disponible, su anchura y la importancia de sus corticales. Es necesario, sin embargo, recordar que la posición del paciente en la maquina, en decúbito supino o prono, explica por qué a veces el plano de los cortes no es estrictamente perpendicular al eje mayor de los huesos en cuestión: la altura exacta del hueso se calcula por una simple regla de tres.

Las tomografías asistidas por ordenador son indispensables en la fase preimplantaria y cuando la radiografía panorámica plantea dudas sobre la anatomía de la zona, en particular la anchura del hueso disponible. Este examen resulta obligatorio en todas las intervenciones realizadas por encima del nervio dentario inferior o bajo el seno.

Como las masas metálicas son el origen de irradiaciones, el escáner no esta indicado para los controles periódicos de los implantes ya colocados, aunque parece que el titanio es el metal que menos artefactos genera.

Existen multitud de exámenes preoperatorios en el campo de la implantología, con los cuales se podrá determinar la mejor forma de llevar a cabo la operación. En el caso de que usted necesite un implante en Clinicas Propdental, garantizamos la satisfacción del cliente a través de un examen preimplantario exhaustivo.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Examenes radiográficos preimplantarios"

    Deja tu comentario