CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Examen protésico preimplantario

Examen protésico preimplantario

Publicado por Dr. Dario Vieira el 30 julio 2015 en Implantes dentales

El examen protésico preimplantario forma parte integrante del estudio inicial previo a la colocación del implante. Este examen es importante para evitar posibles complicaciones a la hora de realizar la operación.

El examen protésico preimplantario se inicia con la toma de impresiones de estudio que se montan en un articulador semiadaptable, y no parece que en este estadio sea indispensable la colocación exacta del eje articular (Toubol, 1992). Si existe una patología articular ligada a un problema de oclusión, esta debe ser tratada previamente (en este momento resulta indispensable localizar con exactitud el eje articular del paciente). Con una cera añadida de diagnostico se prefigura la prótesis que se va a realizar y se analizan las dificultades. La descripción precisa de estas técnicas adaptadas a los implantes ha sido ya expuesta (Bert, 1982, 1984, 1986), aunque el resultado perseguido es siempre el mismo:

  • Obtención de curvas de oclusión (Spee y Wilson) corrector por tallado de los dientes presentes o adición de cera
  • Obtención de relaciones dentodentales equilibradas en posición de máxima intercuspidacion, ya sea en posición II de Posselt (caso de pequeñas reconstrucciones que se insertan en el esquema oclusal del paciente) o en posición I )caso de grandes reconstrucciones).
  • Obtención, en los casos de excursión mandibular, de contactos definidos según el concepto oclusal escogido.

La cera añadida de diagnostico permite situar los puntos de emergencia de los implantes en relación a la futura prótesis. La impresión de estos puntos de emergencia de los implantes se hace con la ayuda de una guía quirúrgica de plástico, procedente de la cera de diagnostico: se toma una cápsula de cera cargada con silicona y moldeada en yeso duro sobre la cual se modela una hoja de plástico calibrado por termoformacion. La férula quirúrgica es desbastada, horada en los puntos de emergencia deseados de los implantes y esterilizada antes de la intervención. En el momento de la cirugía, su colocación en boca permite situar con exactitud sobre el hueso el emplazamiento de los implantes con ayuda de una fresa.

Cuando el desdentamiento afecta la región anterior, maxilar o mandibular, y esta compensado por una prótesis parcial o completa removible, el reemplazamiento por una prótesis fija puede dar origen a problemas estéticos importantes. En efecto, las prótesis removibles tienen una falta encía destinada a corregir la perdida ósea ligada a la extracción de los dientes, perdida ósea frecuentemente vestibular; estas faltas encías son a veces muy gruesas . Previamente a toda la intervención, es necesario realizar un montaje sobre una placa base de resina sin ninguna falsa encía con objeto de prefigurar la prótesis ulterior y comprobar si resulta estética. La fabricación de los dientes se simplifica fundiendo resina blanca en la cápsula de silicona aislada de la cera añadida y añadiendo una base de resina rosa o transparente con objeto de estabilizar este montaje en boca. La simple supresión de la falsa encía y el montaje con los dientes ajustados sobre la cresta permiten apreciar la posición de los dientes en relación al reborde óseo, el sostén del labio y la armonía del perfil. La aparición de pliegues o huecos, en el maxilar superior o en la mandíbula, puede crear arrugar, destacar una nariz o un mentón puntiagudos o hundir los pliegues nasogenianos. La corrección se lleva a cabo por varios métodos:

  • Desplazar vestibularmente los dientes protésicos en los limites impuestos por la situación de los implantes y las necesidades de su higiene.
  • Aumentar la dimensión vertical de oclusión en los limites de la fisiología del aparato masticatorio. Según Gaspard (1980), parece que estos limites son importantes. El aumento de la dimensión vertical de oclusión permite suprimir cierto pliegues cutáneos poco estéticos.
  • Un aporte de tejidos con ayuda de un injerto conjuntivo, lo que puede discutirse, pues se ha comprobado que es mejor obtener un tejido lo mas delgado posible alrededor del lugar de emergencia de los implantes con objeto de facilitar la limpieza del pilar gingivoimplantario. Del miso modo, la aplicación de materiales de relleno parece inapropiada, pues no cabe pensar en la colocación ulterior de implantes.
  • Un injerto autógeno que permite aumentar el grosor vestibular sin aumentar la altura de la cresta ósea. Ese injerto permite obtener un mejor sostén del labio sin disminuir la altura de los dientes.

Si los diferentes medios expuestos no aportan ninguna mejora de la estética, esta contraindicado el reemplazamiento de una prótesis removible por una prótesis fija mediante soportes anclados implantados, ya que el mal rendimiento estético producirá un fracaso psicológico peor que los fracasos implantarios, que en su mayoría se corrigen con la colocación de un nuevo implante algunos meses después de su cicatrización. La contraindicación estética debe ser planteada en el estadio inicial del diagnostico implantario y no cuando los implantes están colocados.

En nuestras Clínicas Propdental podrá contar con los mejores expertos que llevaran a cabo su estudio protésico en el caso de necesitar un implante.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Examen protésico preimplantario"

    Deja tu comentario