CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Implantes dentales: dientes para toda la vida

Implantes dentales: dientes para toda la vida

Publicado por Dr. Dario Vieira el 14 enero 2016 en Implantes dentales

La posibilidad de perder los dientes causa miedo, inquietudes e incluso pánico. Ya no sólo por la pérdida de funciones que esto conlleva, sino también por la falta de estética de una boca sin piezas dentales. En la actualidad, la funcionalidad y la belleza de la sonrisa cobran un papel relevante: nadie quiere estar obligado a comer alimentos blandos, no poder hablar correctamente, verse el rostro envejecido en el espejo, no poder sonreír con comodidad y confianza… Cuando perdemos un diente se produce un importante defecto en el hueso maxilar y, a medida que avanza el tiempo, se modifican las características del mismo hasta producir alteraciones estéticas notables. Inmediatamente después de la caída de un diente, aunque sea una sola pieza, el paciente necesita acudir al dentista y dar con una solución altamente estética y predecible y que mejore su calidad de vida: los implantes dentales.

Los odontólogos en Clínicas Propdental consideran que la implantología es el mejor tratamiento para sustituir los dientes perdidos. Los implantes dentales son pequeños dispositivos de titanio que se colocan en el interior del maxilar y serán la nueva raíz de un prótesis. Los materiales con los que están confeccionados permiten que las células del hueso de alrededor se adhieran sobre la superficie para asegurar una correcta integración de los mismos en boca. Los resultados registrados hasta el momento son muy positivos. La verdad, si se cuidan como es debido y siguiendo las recomendaciones del dentista, los implantes dentales pueden permanecer toda la vida en la boca. Si te decides por esta gran alternativa, no vas a tener que preocuparte por tus dientes nunca más.

Las bondades del tratamiento de implantes dentales

Las bondades de los implantes dentales son muchas, pero destacamos tres: ofrecen una estética natural semejante a los dientes vecinos, es un tratamiento conservador con las piezas dentales adyacentes –a no ser que sea necesaria una intervención sobre ellas, en caso de que estén en mal estado, por ejemplo– y permiten conservar el hueso y la encía de alrededor de la zona tratada. Estos puntos fuertes del tratamiento lo que permiten es mejorar tanto la funcionalidad como la estética de la boca: el paciente no notará que ya no tiene dientes naturales.

Por otro lado, también queremos destacar que los implantes dentales presentan notables ventajas frente a las prótesis removibles tradicionales: una mayor comodidad para el paciente (porque no se mueven al hablar o al comer), menos complicaciones (no requieren tantas visitas a la clínica dental para ajustes y retoques) y mejoran el aspecto del paciente. Lo que más aprecian aquellas personas que se han pasado de la prótesis removible a los implantes dentales es el hecho de ganar confianza en ellos mismos, mucha más seguridad en las actividades diarias.

Los implantes dentales, en 5 pasos

Los diferentes avances tecnológicos que se han desarrollado en la implantología han hecho que el tratamiento no sea complicado. De hecho, se puede entender a través de cinco pasos básicos:

  1. El diagnóstico: en una primera visita, el dentista evaluará tu cavidad bucal ayudándose de tu historia clínica, de una exploración física y de pruebas complementarias que pueda considerar necesarias. Realizar un diagnóstico preciso es esencial para encontrar la mejor solución en cada caso y personalizar al máximo el tratamiento. Cuánto más individualizado esté, mejores serán los resultados.
  2. Colocar la pieza: los implantes dentales se colocan en el hueso a través de una intervención quirúrgica ambulatoria. Se utiliza anestesia local y, en función del caso, el profesional evalúa la conveniencia de realizar una restauración del diente de forma inmediata. ¿Qué quiere decir esto? La implantología de carga inmediata es una técnica aún más novedosa que te permite recuperar los dientes en tan sólo un día. El paciente sólo tiene que acudir tres veces a la consulta: una primera de revisión y consulta, una segunda para la colocación de implantes y una tercera para colocar las coronas.
  3. Cicatrización: los puntos se retiran pasada una semana después de la cirugía, y el proceso de cicatrización puede durar entre seis semanas y varios meses, depende del caso.
  4. Restauración: una vez finalizada la cicatrización y la osteointegración (proceso por el que el implante se adapta al hueso), el dentista ya puede realizar la restitución definitiva y colocar las prótesis.
  5. ¿Cómo debo cuidar mis nuevos dientes?: pero el tratamiento no finaliza con la colocación de las prótesis definitivas. Los implantes dentales deben cuidarse en casa, por lo que es primordial que el paciente siga las instrucciones del implantólogo. Así, mantendrá los resultados obtenidos toda la vida.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Implantes dentales: dientes para toda la vida"

    Deja tu comentario