CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Pérdida del hueso después de la extracción dental

Pérdida del hueso después de la extracción dental

Publicado por Dr. Dario Vieira el 17 Mayo 2013 en Implantes dentales

La pérdida del hueso del reborde alveolar ocurre siempre que se realiza una extracción dental. Por este motivo podemos considerar a la pérdida de hueso como un fenómeno fisiológico.

La reabsorción del hueso es una enfermedad multifactorial. El índice de reabsorción no depende de un único factor sino de que se unan dos o más factores para que este fenómeno se haga posible.

Diferentes tipos de rebsorciones están relacionadas con la atrofia de los maxilares desdentados (pacientes sin dientes). La causa más común de reabsorción es la que ocurre como consecuencia de la extracción dental o aquella que se observa como consecuencia de un fenómeno de reducción en la calidad y cantidad de hueso. En algunos otros casos vemos que la reabsorción ósea ocurre como resultado de una patología sistémica.

Por esta razón tanto los pacientes mayores como los pacientes jóvenes pueden presentar pérdidas óseas de diferente magnitud.

Hablando de reabsorción ósea es importante aclarar varios términos. Modelado es el término adecuado para referirnos a los cambios en la morfología ósea que ocurren durante el crecimiento.

Reabsorción de hueso

La reabsorción de hueso del reborde alveolar es un procedimiento normal que ocurre en todos los huesos. Por el contrario, la atrofia ósea implica un proceso pasivo. Es por ello que debemos usar el término remodelación solo para describir el proceso fisiológico de la reabsorción del hueso y su consecuente reemplazo.

La remodelación ósea incluye tres etapas:

  1. Activación de hueso.
  2. Reabsorción de hueso.
  3. Formación de hueso.

La remodelación ósea va a depender de la ubicación, edad, el metabolismo y la ubicación de las áreas que toleren más estrés.

Activación

Es el resultado de la interacción de factores locales (carga mecánica) y de factores sistémicos (hormonales). Ocurre a nivel del hueso de origen laminar. Este proceso produce la estimulación para que ocurra el proceso de remodelación ósea.

Reabsorción

La reabsorción esta mediada por los osteoclastos. Estas células son las únicas capaces de reabsorber hueso.

Este proceso puede verse interrumpido por una carga fisiológica que disminuya la capacidad de los osteoclastos de llegar a la superficie mineralizada del hueso. Un ejemplo de carga fisiológica podría ser la colocación de implantes dentales en una zona edéntula maxilar o mandibular.

Formación

Esta fase está marcada por la diferenciación de las células mesenquimales locales en osteoblastos. Estos osteoblastos inician la aposición de matriz orgánica. Después de días la matriz osteoíde inicia su mineralización y con ello se inicia la fase de formación. Este procedimiento se mantiene hasta que se logre la restauración del hueso reabsorbido.

Este tiempo es de aproximadamente tres meses en el caso del hueso compacto y de meses en el hueso esponjoso. Esto significa que el hueso esponjoso se recupera a una velocidad mayor que el hueso compacto.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Pérdida del hueso después de la extracción dental"

    Los comentarios están cerrados