CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Periimplantitis: ¡Cuida tus implantes dentales!

Periimplantitis: ¡Cuida tus implantes dentales!

Publicado por Imma Roca el 6 noviembre 2017 en Implantes dentales

Cada día son más los pacientes que deciden conseguir una sonrisa renovada gracias a los implantes dentales. Esta técnica tiene un alto índice de éxito y duran toda la vida si se cuidan bien, pero no están exentos de riesgos. En este artículo explicaremos cómo evitar la periimplantitis.

Tal y como estábamos comentando, la periimplantitis es un problema derivado de la colocación de los implantes dentales. Según estudios emitidos por la SEPA, aproximadamente 2 de cada 10 pacientes son susceptibles de padecer periimplantitis tras un periodo de tiempo de entre 5 y 10 años.

Aunque esto suene a una gran alarma al principio, tenemos que decir que en la mayor parte de casos la periimplantitis se puede evitar fácilmente.

Para evitarla tenemos que conocer qué es lo que la causa, así como las precauciones que debemos tomar tanto antes como después de optar por la colocación de implantes dentales.

Periimplantitis:¿Qué es esta patología?

Antes de expicar cómo evitarla haremos un pequeño resumen de qué es la periimplantitis: esta es una enfermedad oral que puede ocurrir tras la colocación de los implantes dentales.

Esta ocurre alreredor de los tejidos que rodean el implante, y si no se trata a tiempo, puede llegar a provocar el fracaso del implante dental.

La periimplantitis forma parte del conjunto de las llamadas enfermedades periimplantarias.

Encontramos distintas escalas de la gravedad, donde la mucositis periimplantaria es la forma menos agresiva de la enfermedad llegando hasta la periimplantitis, la versión más agresiva y que es capaz de “tirarnos los dientes”.

La diferencia fundamental entre la mucositis y la periimplantitis es que mientras la mucositis únicamente afecta a los tejidos blandos la segunda también comienza a afectar al hueso maxilar, que es el encargado de hacer de sostén del implante dental colocado.

Si el hueso maxilar comienza a verse afectado irá degradándose y tanto el tornillo (el propio implante) como la corona dental pueden terminar por caerse.

Por hacer una comparación sencilla y conocida por todos, la gingivitis oral actúa de forma similar a la mucositis periimplantaria, mientras que la periimplantitis se torna tan compleja como la periodontitis.

La única diferencia que encontramos frente a estas patologías es que mientras una afecta a nuestros dientes naturales, la otra afecta y ataca a los implantes dentales.

Al igual que con la gingivitis, si detectamos en un estado primario esta patología podremos revertirla rápidamente evitando sus fatales consecuencias para nuestra sonrisa.

¿Cómo evito la periimplantitis?

Para evitar la periimplantitis antes de nada deberemos tener muy en cuenta dos factores: el primero reside en la profesionalidad del propio implantólogo, por lo que deberemos buscar a un buen profesional con una amplia experiencia en técnicas de implantología para asegurar que nos realizará la técnica de una forma efectiva y sin complicaciones.

El segundo factor a tener en cuenta reside en nuestras responsabilidades como paciente para evitar el fracaso del implante.

Pese a que las indicaciones que se le dan a cada paciente son personalizadas en base a las necesidades específicas de su caso, sí podemos afirmar que las personas con implantes deberán seguir una rutina de higiene oral muy estricta, incluso siendo más cautos que aquellos que todavía cuentan con dentición natural al completo.

Unas buenas pautas de higiene seguidas al pie de la letra no nos evitarán al 100% la aparición de periimplantitis pero sí que podremos asegurar que estaremos bajando sensiblemente la probabilidad de que esta aparezca.

Debemos realizar una rutina de higiene oral exhaustiva, ya que el motivo principal de la aparición de la periimplantitis es el acúmulo de sarro alrededor del implante dental.

Para evitar que la placa se adhiera a los dientes y encías podemos hacer uso tanto de los colutorios como de la seda dental, además de cepillarnos los dientes un mínimo de dos minutos después de comer. Sólo así nos aseguraremos de conseguir una higiene oral perfecta.

El tabaquismo también es un factor que se relaciona con el fracaso de los implantes dentales. Las personas fumadoras tienen un mayor riesgo de sufrir periimplantitis que aquellas que no lo son, por lo que si estás pensando en someterte a una técnica de implantología dental tienes otro motivo por el que dejar el tabaco.

Realiza revisiones periódicas con tu dentista de confianza

Una vez nos hemos colocado los implantes el camino no ha acabado ni mucho menos. Tenemos que acudir a las revisiones que nos diga el especialista, ya que de no seguirlas no podremos asegurar que todo vaya siguiendo su curso correctamente.

Durante la revisión de los implantes dentales el implantólogo valorará el proceso de osteointegración, así como el propio estado del implante. También evaluará posibles riesgos que el paciente pueda correr, y le explicará cómo evitarlos.

Pasar por alto estas consultas pueden suponer la diferencia entre un fracaso o una osteointegración exitosa, además de perder la posibilidad de detectar la mucositis en lugar de la periimplantitis.

Hay que tener en cuenta que en odontología el mejor arma de la que podemos hacer uso siempre es la prevención, mediante un diagnóstico precoz de los problemas que puedan surgirnos.

Para acabar este artículo tenemos que hacer mención a las limpiezas orales profesionales. Estas nos servirán para eliminar la placa que se quede incrustada en nuestros dientes y no podamos eliminar con el cepillo.

Siguiendo todos los consejos que se han dado en este artículo no tenemos nada de lo que temer, y de buen seguro nuestra sonrisa se mantendrá totalmente sana y saludable durante mucho tiempo, ya sea con dentición natural y con implantes dentales.

Si necesitas más información sobre la periimplantitis o sobre las técnicas de implantología dental sólo ponte en contacto con nosotros.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Periimplantitis: ¡Cuida tus implantes dentales!"

    Deja tu comentario