CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Recuperación tras cirugía implantaría

Recuperación tras cirugía implantaría

Publicado por Dr. Dario Vieira el 11 octubre 2015 en Implantes dentales

El hecho de sufrir una pérdida dental siempre es un trago duro de asimilar, que no todos estamos capacitados a sobrellevar.

Y es que con el tiempo, las pérdidas dentarias pueden comportar reabsorciones óseas, lo que asimismo comporta cambios de la estructura facial, así como modificaciones en la mordida y el deterioro en nuestra calidad de vida, a través de la dificultad añadida en los procesos de ingesta de alimentos y habla.

Recuperación del tratamiento de cirugía implantaria

Al igual que en el resto de procedimientos quirúrgicos, los tratamientos con implantes dentales también requieren de un periodo de recuperación. Este periodo puede comprender desde días a semanas, en los que el paciente puede experimentar algunos de los llamados “efectos secundarios” venidos a causa de una cirugía reciente. En algunos casos, hasta la completa recuperación pueden llegar a pasar varios meses.

En el caso de que se vaya a someter a un tratamiento con implantes dentales, debe tener en cuenta los tiempos de recuperación que a continuación se enumeran:

El día de la cirugía
Horas después de la cirugía de implantes, al llegar a casa, deberemos tener en cuenta que lo ideal es pasar el resto del día en reposo y sin sobresaltos. Debemos tener en cuneta el periodo de fatiga que se pasa después de la cirugía, y es que tanto las incisiones como los daños que hayan sido provocados en los tejidos requerirán de un periodo de tiempo para poder recuperarse.

También resulta una buena idea el aplicar hielo en las mejillas y en la mandíbula en intervalos de tiempo aproximados de unos 15 minutos. Esto puede ayudar a minimizar la hinchazón que se verá en los días posteriores a la intervención.

En las primeras horas posteriores a la intervención, es normal que las encías tiendan a sangrar un poco. Colocar una gasa en la zona puede ayudar a reducir la frecuencia del sangrado, siendo normal que haya desaparecido hacia el final del día. En el caso de que esto no sucediera, deberemos contactar con la mayor celeridad posible con la clínica dental.

Fase de recuperación temprana

Los pacientes suelen sentir dolor o incomodidad alrededor de la zona del implante como uno de sus primeros síntomas, sobre todo en el momento en el que la anestesia comienza a dejar de surtir efecto.

Para paliar los dolores que presumiblemente tendremos al ocurrir esto, deberemos comenzar a tomar la medicación prescrita por el odontólogo para así poder controlar el dolor. Este efecto prevalecerá unos días, pero no será causante de grandes molestias en el caso de que sea controlado con la pertinente medicación.

Asimismo, también es normal que se sufra hinchazón o moratón los primeros días. No son más que efectos secundarios de la operación, y deberían ir mejorando con el paso del tiempo. De todos modos, en caso de que veamos que persistan o empeoren no deberemos dudar en avisar a nuestro odontólogo. Usualmente, estos efectos comienzan a reducirse aproximadamente en una semana, y su prevalencia no es más de unos 10 o 14 días en total.

Es muy importante que durante todo este proceso de recuperación, los pacientes no consuman alimentos que puedan provocar una presión en exceso en los implantes. Es por esto por lo que recomendamos seguir una dieta blanda durante la recuperación, para así evitar masticar directamente con los implantes dentales recién puestos.

Siguientes semanas

Al cabo de algunas semanas, el proceso de recuperación nos pasará prácticamente desapercibidos. Los pacientes ya pueden volver a comenzar a realizar las actividades diarias de forma paulatina sin que existan molestias o sin que puedan ser causa de preocupación, mientras que los implantes se irán fijando de una manera más fuerte al hueso y a las encías. Todavía este periodo resulta vital para el proceso de recuperación, por lo que no debemos bajar la guardia, y es que los implantes requieren varios meses para integrarse por completo en la mandíbula.

Durante este tiempo, los pacientes ya no experimentarán los dolorosos efectos secundarios de la cirugía, pero todavía deben ser conscientes de los daños potenciales. Una sobrepresión en la zona puede obstaculizar la recuperación y cualquier traumatismo puede poner en riesgo la recuperación.

La mayor parte de pacientes terminan por completar el proceso de recuperación en un intervalo de tiempo comprendido entre los 3 y los 6 meses, pero debe ser nuestro odontólogo el que indique cuál será el tiempo necesario en el caso particular de cada paciente, evaluando cuáles han sido los resultados de la intervención y el postoperatorio. En el momento en el que esto ocurra, se procederá a integrar las coronas definitivas a los implantes, con lo que el tratamiento podrá darse por finalizado.

Los implantes dentales resultan la forma más extendida y con mayores garantías para recuperar las piezas dentales que hemos perdido, ya sea por el paso del tiempo, o un cuidado ineficiente. Para que el tratamiento surja efecto, debemos tener en cuenta que deberemos seguir todos los pasos que nuestro experto en implantología de confianza nos vaya indicando según pasa el proceso.

En las Clínicas Propdental, nuestro experto en cirugía implantaria le informará de todo el proceso, y se encargará de solventarle todas sus dudas antes de decidirse a realizar el tratamiento. Emitir un correcto diagnóstico es la clave para asegurar el éxito de la terapéutica, y es que, cuando son correctamente indicados, consiguen un porcentaje de éxito que roza el 100%.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Recuperación tras cirugía implantaría"

    Deja tu comentario