CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » ¿Salvar el diente o recibir un implante dental?

¿Salvar el diente o recibir un implante dental?

Publicado por Dr. Dario Vieira el 11 junio 2015 en Implantes dentales

Viven y trabajan en un lugar en el que las temperaturas pasan de gélidas a sofocantes. Sufren ataques ácidos a diario, están rodeados de bacterias y reciben presiones muy fuertes constantemente. Y a pesar de todo esto, se espera de ellos que duren 8 o 9 décadas.

Qué es mejor: ¿salvar el diente o recibir un implante dental?

Por si todavía no lo has adivinado, estamos hablando de los dientes. Uno de los objetivos de la odontología moderna es ayudar a mantener sanos los dientes para siempre, ya que al fin y al cabo están hechos para durar toda la vida. Debido a todas las amenazas a los que están sometidos, este puede ser un reto complejo; sin embargo, gracias a los avances de la odontología moderna cada vez tenemos más herramientas para mantener los dientes propios durante más tiempo.

Por desgracia, la vida de los dientes puede verse truncada por culpa de la caries, de la enfermedad periodontal o un traumatismo accidental. En los últimos 40 años, se han hecho muchos pasos hacia delante en el tratamiento de recuperación dental mediante implantes dentales. Este sistema de recuperación dental funciona como una tercera dentición en muchos casos definitiva y tiene un porcentaje de éxito cercano al 98%.

Teniendo en cuenta la posibilidad de reemplazar los dientes dañados con implantes, a menudo nos hacemos la siguiente pregunta junto con nuestros pacientes: ¿si el diente puede salvarse, hasta que punto debemos evitar el tratamiento con implantes? Más aún, si queremos salvar el diente, ¿qué alternativos tenemos para hacerlo?

Las principales amenazas para los dientes

Lo escuchamos a menudo: tomamos demasiado azúcar con nuestra dieta. Mientras que esta alta cantidad de azúcar que ingerimos se plantea como un problema de salud general, la verdad es que también tiene un efecto dañino concreto en nuestros dientes, provocando caries dental.

La otra principal amenaza para los dientes es una más silenciosa pero igual de dañina, la enfermedad periodontal. Debido a que no suele comportar dolor, esa infección lenta pero progresiva no suele detectarse hasta que nos ponemos en manos de un dentista.

Por último, los traumatismos o golpes derivados de la práctica deportiva, accidentes, bruxismo u otros hábitos pueden comportar también fracturas dentales o pérdida dental.

Tratamiento endodóntico para salvar el diente

Además de comprometer la estructura y la función del diente, una caries dental o un traumatismo severo puede resultar en una infección de los tejidos vivos del diente, requiriendo un tratamiento endodóntico. Este procedimiento consigue resultados exitosos en la mayoría de casos, sin embargo algunas personas se ves tentadas por la sustitución del diente mediante un implante.

En Propdental estudiamos cada caso a fondo para determinar cuál es el mejor tratamiento posible y comentamos las distintas posibilidades con el paciente en cuestión.

¿Cómo es el tratamiento endodóntico? La endodoncia es uno de los procedimientos más efectivos para curar un diente que ha sido dañado por una caries dental u otros problemas estructurales que afectan a la pulpa dental. Se ha utilizado rutinariamente durante décadas y pueden realizarlo tanto los dentistas generales como los endodoncistas.

El primer paso consiste en lograr un acceso al interior del diente mediante una pequeña obertura hecha en su superficie. El segundo paso es eliminar el tejido pulpar dañado del interior del diente. Entonces se limpian y se sellan los conductos radiculares y el interior del diente para evitar la reinfección. Por último, se rellena la estructura dental y en la mayoría de ocasiones se coloca una corona que le devuelva la fuerza y la estética natural.

La decisión: salvar el diente o recibir un implante dental

Aunque nuestros odontólogos intentan preservar siempre los dientes naturales, en algunas circunstancias puede haber motivos suficientes para optar por la extracción del diente y la sustitución mediante un implante dental antes de realizar una endodoncia. Por ejemplo, en el caso que se hayan realizado intentos endodónticos fallidos en el pasado, los implantes pueden ser la mejor solución.

Si bien los implantes dentales pueden parecer, funcionar e incluso sentirse como los dientes propios, el valor subjetivo de mantener los dientes naturales es algo que depende de cada paciente. Así pues, lo mejor será comentar las opciones con el dentista y decidir tras escuchar sus consejos y tus necesidades.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "¿Salvar el diente o recibir un implante dental?"

    Deja tu comentario