CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Tratamiento de las infecciones periimplantarias

Tratamiento de las infecciones periimplantarias

Publicado por Dr. Dario Vieira el 16 febrero 2014 en Implantes dentales

Los objetivos del tratamiento de las lesiones periimplantarias son eliminar la lesión inflamatoria, parar la progresión de la enfermedad y mantener el implante en función con tejidos periimplantarios sanos.

Cada vez son menos las complicaciones biológicas que pueden producirse tras la colocación de los implantes dentales, gracias al diagnóstico exhaustivo realizado antes de iniciar el tratamiento y a las técnicas implantológicas utilizadas. Pero a pesar de la disminución de estos casos, en algunas situaciones el cuerpo sigue sin responder como se espera.

Una de estas es cuando se produce la periimplantitis, un proceso inflamatorio que afecta a los tejidos que rodean a un implante osteointegrado en funcionamiento, resultando en una pérdida de soporte.

Después que  diagnóstico microbiológico, el control radiográfico y la movilidad de los implantes han confirmado la periimplantitis, nuestro implantólogo se dispone a iniciar el tratamiento más indicado para cada caso.

El del tratamiento de las lesiones periimplantarias pretende eliminar la lesión inflamatoria, parar la progresión de la enfermedad y mantener el implante osteointegrado y los tejidos periimplantarios sanos. Para conseguir estos objetivos nuestros implantólogos y dentistas expertos en clínicas Propdental cuentan con cuatro modalidades de tratamiento:

  1. Desbridamiento mecánico
  2. Terapia antiséptica
  3. Tratamiento antibiótico
  4. Procedimientos quirúrgicos

Antes de cualquier tratamiento se debe conseguir una mejora de la higiene oral del paciente hasta que se establezca una localización periimplantaria sana.

En el momento de realizar el desbridamiento mecánico, el dentista aplicará el tratamiento con máxima cura para no dañar la superficie del implante. Se ha demostrado que el uso de ultrasonidos con punta no metálica o curetas de fibra de carbón o de resina son los mejores caminos para prevenir cualquier daño, aunque pueden comprometer la limpieza del implante debido a su rugosidad.

En cuanto al tratamiento antiséptico, los especialistas apoyan el uso de la clorhexidina para enjuagues, irrigación de las bolsas periimplantarias y aplicación de gel. El apoyo de tratamiento antibiótico también está indicado, pero dependiendo de cada caso su duración será una u otra.

Procedimiento quirúrgico para tratar la periimplantitis

Una vez establecida la periimplantitis en el implante osteointegrado, la primera fase del tratamiento se procederá, en función de la severidad clínica y radiográfica de las lesiones, a decidir si se realiza un procedimiento quirúrgico regenerativo o resectivo.

En caso de defectos óseos verticales moderados o pérdida ósea horizontal, la técnica de colgajo y la terapia resectiva ósea serán utilizadas para la reducción de la profundidad de la bolsa global, modificar la arquitectura ósea negativa y modificar la rugosidad de la superficie de los implantes afectados. Para el tratamiento de defectos óseos verticales moderados o severos se sugerirá la utilización de terapias regenerativas usando membranas e injertos óseos. En este sentido, los mejores resultados se han obtenido con el injerto de hueso autogéneo recubierto con membrana.

En cualquier caso, lo más importante ante un tratamiento periimplantario contar con unos dentistas especialistas que puedan tomar las decisiones necesarias en función de la situación personal del paciente. Por ejemplo, en caso que la profundidad de sondaje no esté aumentada y no presenta ni placa ni sangrado, ce continuará con el programa de mantenimiento, pero haya sangrado y placa se realizará el desbridamento mecánico de la misma y se reforzará la higiene del paciente, como hemos explicado anteriormente.

Por otro lado, si la profundidad de sondaje está aumentada se debe realizar una radiografía periapical para poder visualizar el nivel de la cresta alveolar alrededor de los implantes dentales. Si no existe pérdida de hueso alveolar ni signos clínicos de inflamación o infección, se podrá realizar un tratamiento para corregir la anatomía desfavorable de tejidos blandos. Pero cuando existe pérdida de hueso alveolar con presencia de placa y sangrad al sondaje, se buscará disminuir la inflamación y la infección.

Posteriormente, en función de si el defecto está localizado a los implantes dentales o se trata de un problema generalizado por una periodontitis, nuestro implantólogo intentará disminuir el riesgo de recidiva realizando una corrección de la anatomía de los tejidos duros, para disminuir la profundidad de sondaje. En caso que fuera un defecto localizado, se escogerá entre una cirugía resectiva o regenerativa dependiendo de situación.

Nuestros implantes dentales osteointegrados tienen un 98% de éxito.

Esto solo es un esbozo del tratamiento utilizado por nuestros dentistas ante una infección periimplantaria. A partir de estos conceptos básicos, los especialistas en implantología de Propdental utilizan todos sus recursos para eliminar la lesión inflamatoria, parar la progresión de la enfermedad y poder mantener el implante dental. De esta forma, se pretende mantener el implante y hacerlo de manera que pueda cumplir sus funciones masticatorias y estéticas durante un largo periodo de tiempo.

Hace falta recordar que el porcentaje de éxito de los implantes dentales osteointegrados en las clínicas dentales Propdental es del 98%. Una cifra que garantiza una rehabilitación de primer nivel por parte de los mejores expertos en implantología de Barcelona.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Tratamiento de las infecciones periimplantarias"

    Deja tu comentario