CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Los más pequeños y la fobia dental

Los más pequeños y la fobia dental

Publicado por Dr. Dario Vieira el 31 Julio 2015 en Blog Odontologia

La fobia dental es una emoción que afecta a muchos pacientes sin que ni siquiera se den cuenta. De hecho, uno no sabe si tiene miedo al dentista hasta que no se encuentra sentado por primera vez en un consultorio. El ruido de los utensilios, los uniformes de los profesionales, el olor e incluso el ambiente son factores que aún pueden agravar más la situación. No obstante, existen consejos y medidas que los odontólogos en Clínicas Propdental conocen y que, para mantener las emociones del paciente estables y velar por su salud dental, aplican en los casos más evidentes. Cuando se trata de un niño, son los padres y los dentistas los responsables de ayudarle a vencer sus miedos.

¿Cómo combatir la fobia dental?

  1. El miedo se transmite de padres a hijos: numerosos estudios han resaltado la evidencia. La fobia dental puede traspasarse de generación en generación, pero puede ser igual de controlable. Cuando se trata de niños pequeños, los padres deben mantener sus miedos al margen, luchar contra ellos y sentirse seguros en el consultorio cuando acompañan a sus hijos. Esta parte es fundamental para tranquilizarlos y no contribuir a que la ansiedad aumente.
  2. Prepara a tu hijo antes de entrar en la clínica dental: aunque no es aconsejable explicarle las partes dolorosas de un tratamiento (si las hay), tampoco lo es mentirle. Es preciso dejarle claro que el dentista le evaluará los dientes, que utilizará utensilios “extraños” y que averiguará si su boca está completamente sana. Así, el niño no tendrá sorpresas y se sentirá más cómodo durante el proceso. Darle a tu hijo la información adecuada puede marcar la diferencia: ser realista pero con una explicación siempre positiva.
  3. Visitar el dentista, una experiencia positiva: la distracción puede ser una herramienta útil para la gestión de la fobia dental. Las charlas con el dentista y los padres convertirán la visita en un acontecimiento agradable, como si se tratara de un simple juego. Por lo general, las clínicas pediátricas suelen estar adaptadas a los más pequeños, con televisores, juguetes y dibujos en las paredes.
  4. Encontrar el profesional adecuado para satisfacer las necesidades de los más pequeños: el trato profesional y la relación que se establece entre padres, dentista y niños es fundamental para eliminar la fobia dental progresivamente. La comunicación debe rebosar confianza, seguridad y amabilidad; tu hijo debe sentirse como en casa. Si no se consigue una buena comunicación, los padres deben considerar cambiar de dentista y encontrar uno que satisfaga las necesidades del pequeño.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Los más pequeños y la fobia dental"

    Deja tu comentario