CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Los riesgos de las joyas dentales

Los riesgos de las joyas dentales

Publicado por Dr. Dario Vieira el 2 Diciembre 2015 en Blog

La preocupación por la estética dental está calando cada vez más entre jóvenes y adultos. No sólo quieren unos dientes blancos y bien alineados, sino que desean personalizar su forma y apariencia. Las joyas dentales siempre han sido una moda popular entre los pacientes adolescentes que quieren formar parte de un grupo y seguir las tendencias de una época determinada. Se trata de pequeñas coberturas decorativas, a menudo hechas de oro, plata o metales preciosos, que se incrustan sobre uno o varios dientes. Generalmente son desprendibles, pero algunos pacientes han decidido cambiar la estética de sus piezas dentales por completo. Aunque parece una moda muy cool, veamos cuáles son sus riesgos para nuestra salud bucodental.

Efectos perjudiciales de las joyas dentales

  1. Algunas joyas dentales pueden limitar la capacidad que tiene el paciente para abrir y cerrar la boca. Cuando esto ocurre, se genera tensión en los músculos de la mandíbula y la articulación, que a su vez puede dar lugar a dolores de cabeza, rechinado de dientes (también conocido como bruxismo) o molestias en general, en la zona del cuello y la boca.
  2. Cuando las joyas dentales cubren la mayor parte de la superficie del diente, puede que se extiendan sobre las encías. Esto pasa a menudo cuando estos pequeños cristales no están confeccionados a medida o no se han colocado correctamente sobre la pieza dental. Si se trasladan al tejido gingival, pueden causar enrojecimiento, inflamación y acumulación de grandes cantidades de placa bacteriana alrededor de la línea de las encías. Si el paciente no acude a la clínica para recibir un tratamiento y controlar la situación, podría desarrollar enfermedad de las encías o incluso pérdida ósea.
  3. Las joyas dentales pueden favorecer el almacenamiento de restos de alimentos entre los dientes y las mismas joyas, que quedan atrapados, generan bacterias y producen ácidos. Este ácido es el encargado de causar caries dentales y contribuye al daño del tejido gingival. Además de estas cuestiones funcionales y de salud, las joyas dentales pueden comprometer, paradójicamente, la estética de la sonrisa, además de propiciar el mal aliento.

Si estás pensando en colocarte una joya dental, no dudes en consultar tus decisiones con el dentista en Clínicas Propental. Nuestros profesionales podrán asesorarte y decirte lo que tienes que saber para mantener una buena salud oral. Cabe destacar que estas joyas dentales suelen limpiarse con los mismos productos que los dientes. Es importante evitar limpiadores de joyería, puesto que podrían contener productos químicos que no deberían ser ingeridos.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Los riesgos de las joyas dentales"

    Deja tu comentario