CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Los riesgos de no acudir al dentista

Los riesgos de no acudir al dentista

Publicado por Dr. Dario Vieira el 8 enero 2016 en Blog

La salud bucodental debería ser una de nuestras prioridades. Mantener los dientes limpios, hacernos revisiones periódicas, usar los cepillos dentales, los enjuagues bucales, el irrigador, el limpiador lingual… Son muchos utensilios y múltiples pasos, pero vale la pena llevarlos a cabo al menos dos veces al día. De los hábitos que hemos mencionado, hay uno que cobra especial relevancia: las revisiones periódicas a la clínica dental. La verdad, no acudir al dentista una vez cada seis meses tiene sus riesgos. ¿Cuáles son?

Los problemas que pueden surgir al no acudir al dentista

  1. Infecciones: son más frecuentes en pacientes adultos que en infantes y suelen responder al llamado “dolor de muelas”. De hecho, las infecciones pueden ser fruto de agujeros en los dientes que no se han tratado, han progresado y han acabado afectando el nervio, que se inflama e infecta. La mayoría de infecciones son causadas por microorganismos como los hongos, puesto que para ellos la boca es una localización agradable. Es muy importante que el dentista detecte precozmente las infecciones en la boca para iniciar el tratamiento lo antes posible y evitar consecuencias perjudiciales para las encías y la mucosa.
  2. Fracturas y grietas en los dientes: las infecciones, los traumatismos y los malos hábitos pueden producir fracturas y grietas en las piezas dentales. Cuando esto ocurre, es esencial conservar el trozo fracturado para que el profesional pueda colocarlo en el lugar al que pertenece. Si no es posible, en la actualidad hay muchos tratamientos que nos pueden servir: las carillas de porcelana, las coronas dentales, los implantes dentales, las prótesis… Cualquiera de ellos se adapta a las necesidades de cada paciente. ¿Cuál es el riesgo de no acudir al dentista en estos casos? La pérdida entera del diente cuando sólo está afectado por grietas o ligeras fracturas.
  3. Cáncer oral: a pesar de no ser una de las patologías más comunes, podría ser una de las consecuencias de no acudir al dentista. Los factores que más propician el cáncer oral son el tabaco, el alcohol, la irritación crónica, la infección con el virus del papiloma humano, tomar medicamentos que debiliten el sistema inmunitario y una higiene dental deficiente. Por lo general, los hombres son dos veces más propensos a padecerlo, sobre todo a partir de los 40 años de edad. Los síntomas del cáncer oral pueden incluir úlceras en la boca, problemas para masticar, dolor al deglutir, dificultades para hablar, ganglios linfáticos inflamados en el cuello, problemas en la lengua y pérdida de peso.
  4. Bruxismo: la ansiedad y el estrés son los principales causantes del bruxismo, que cada vez es más común. El paciente que lo padece rechina o aprieta los dientes con frecuencia, ya sea durante al día (conscientemente) o durante la noche (inconscientemente). El bruxismo puede provocar lesiones, desgaste e incluso fracturas dentales que pueden deteriorar enormemente los dientes. ¿La solución? Intentar tomarse la vida con más calma y utilizar férulas de descarga, unos aparatos que se colocan sobre los dientes para evitar el deterioro excesivo de los mismos.
  5. Caries dental: es uno de los trastornos más comunes después del resfriado. A diferencia de los casos anteriores, la caries dental suele ser más frecuente en niños pequeños, pero puede afectar a cualquier persona. En la actualidad es la causa más común de pérdida de dientes, por lo que no acudir al dentista podría suponer un desenlace de estas características. Los profesionales de Clínicas Propdental eliminan la caries dental y evitar cualquier complicación que pueda surgir. No obstante, lo mejor es actuar con sentido de la prevención. La mayoría de centros disponemos de un plan de atención bucal infantil, con los trucos de higiene oral que se necesitan llevar a cabo para evitar esta patología.
  6. Enfermedad periodontal: no acudir al dentista es un riesgo para la salud del periodonto. Las enfermedades periodontales, como la gingivitis o la periodontitis, pueden aparecer en la boca del paciente sin que éste se dé cuenta. De hecho, en sus primeros estadios, ni siquiera presentan síntomas claros. En estos casos, las revisiones periódicas son muy importantes, puesto que permiten detectarlas a tiempo y empezar a combatirlas. Si la enfermedad de las encías avanza, puede provocar periodontitis y, como última consecuencia, la pérdida de dientes.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Los riesgos de no acudir al dentista"

    Deja tu comentario