Inicio > Blog > 10 motivos para acudir a la consulta dental

10 motivos para acudir a la consulta dental

Publicado por Dra Anna Valls el 6 abril 2019 en Artículos sobre Odontologia general

¿Cuándo deberemos acudir a la consulta dental? Todos debemos realizar al menos una vez al año, siendo lo indicado, cada seis meses, una visita con nuestro dentista. La prevención siempre será el mejor de los tratamientos, por lo tanto, no debemos esperar a presentar dolor dental u oral para acudir a nuestro dentista.

Muchas personas sufren problemas y preocupaciones dentales que les empujan a acudir a su dentista de confianza. Lo que muchas personas no saben, sin embargo, es que algunos de estos problemas tan comunes pueden comportar importantes y peligrosas consecuencias si no se tratan rápida y correctamente.

Te animamos a que des una ojeada al ‘top 10’ de los problemas dentales y a los riesgos de salud potenciales asociados con ellos.

¿Cuándo se deberá acudir a la consulta dental?

En muchas ocasiones nos olvidamos de la importancia de tener una correcta salud oral y dental. Unos dientes y encías sanas son claves para una correcta salud general y siempre, la prevención será el mejor de nuestros tratamientos, por ello, deberemos hacer revisiones periódicas con nuestro dentista.

Pero ¿Cuándo se deberá acudir a la consulta dental? En este artículo te lo explicamos.

¿Qué es la salud buco-dental?

La OMS u Organización mundial de la salud define la salud buco-dental como la ausencia de dolor crónico, cáncer oral u orofaríngeo (garganta), aftas, defectos congénitos, enfermedades periodontales (piorrea), caries, trastornos que afectan la boca y otras enfermedades de la cavidad bucal.

Las enfermedades buco-dentales comparten los factores de riesgo con las cuatro patologías crónicas más importantes que son:

  1. Enfermedades cardiovasculares
  2. Cáncer
  3. Enfermedades respiratorias crónicas
  4. Diabetes

Por ello, mantener una correcta salud buco-dental es clave y determinante para evitar en gran modo otras patologías generales de gran importancia.

Reducir los factores de riesgo de las enfermedades buco-dentales nos permitirá asimismo reducir la posibilidad de padecer las patologías anteriormente descritas.

Los factores de riesgo son: Una mala alimentación. Controlar la ingesta de azúcares y tener una alimentación equilibrada. Y una deficiente higiene buco-dental.

¿Cuando debes acudir inmediatamente a la consulta dental?

No obstante, deberemos acudir inmediatamente a nuestra consulta dental si presentamos:

Sangrado de las encías

El sangrado de las encías no se debe tomar como un tema baladí ya que este puede indicar un proceso inflamatorio gingival o una gingivitis y en un avanzado estado de esta, una periodontitis.

La causa más habitual del sangrado gingival es la acumulación de sarro. El sarro es la calcificación de los depósitos de placa bacteriana que no han sido eliminados con un correcto cepillado. La acumulación de sarro puede deberse asimismo a:

  • Difícil acceso al cepillado. La zona de los terceros molares, cuando se presenta un gran apilamiento dental,… son áreas de difícil acceso al cepillado y susceptibles por tanto a retener más placa bacteriana y por consiguiente sarro.
  • No utilizar el hilo o la seda dental, o los irrigadores dentales,…
  • No emplear una correcta técnica de cepillado dental o un tiempo de cepillado suficiente (este deberá ser de al menos tres minutos después de cada comida).

La acumulación de sarro provocará la irritación, enrojecimiento e inflamación de las encías, además de su sangrado. Este siempre será eliminable mediante una tratrectomia o una higiene dental en la clínica dental, por lo tanto, todos debemos realizar al menos una vez al año este tratamiento.

Este tratamiento es clave para una correcta salud de nuestras encías. De lo eliminarse en la consulta dental el sarro correctamente, la gingivitis provocada por su acumulación podrá derivar en una periodontitis o piorrea.

La piorrea puede provoca la pérdida prematura de las piezas dentales. Ante el sangrado de nuestras encías deberemos acudir a nuestro dentista y asimismo, extremar nuestros hábitos de higiene buco-dental.

Dolor en una pieza dental

El dolor dental es la causa principal de las consultas en la clínica dental. El dolor en un diente puede deberse o tener su origen en:

  • Una caries dental avanzada.
  • Una fisura dental o fractura.
  • Un absceso dental (proceso infeccioso).
  • Erupción del tercer molar o de la muela del juicio.

Mediante una exploración clínica y radiológica se podrá determinara cual es la causa del dolor dental y con ello, establecer un correcto diagnóstico y un plan de tratamiento.

La caries dental es una patología infecciosa, contagiosa y multi-factorial que provoca la destrucción del tejido dental. Asimismo podrá provocar en su avance la fractura y pérdida prematura del diente además de un proceso infeccioso que no solo podrá afectar a este sino que incluso podrá afectar a la salud oral y general.

Por ello, una caries dental se deberá valorar y tratar con celeridad. Ante un cambio de coloración en una pieza dental y/o sensibilidad o dolor en esta, deberemos acudir inmediatamente a nuestro dentista.

Asimismo, si presentamos dolor e inflamación ante la erupción del tercer molar, un absceso o flemón en la encía o una fractura dental.

Dolor mandibular o maxilar

Este dolor puede manifestarse también con dolor cervical, cefaleas, dolor dental,… y puede indicar que padecemos bruxismo.

Asimismo, el bruxismo, pude provocar:

  • Desgastes prematuros de las piezas dentales.
  • Retracción gingival.
  • Bloqueos en la apertura de la boca o dolor en ello.
  • Ruidos o “click’s” articulares.
  • Dolor en la articulación temporo-mandibular (ATM).

El bruxismo es el acto o para-función de apretar o rechinar los dientes, de forma consciente o inconsciente y nocturna o diurnamente. Si presentamos estos síntomas no debemos demorar una visita con un dentista.

El tratamiento del bruxismo consistirá normalmente en la realización, utilización y control periódico de una férula de descarga rígida superior.

Si tienes mal aliento o halitosis debes acudir a la consulta

El mal aliento esta causado en la mayoría de los casos por una deficiente higiene o cepillado dental, pero asimismo, por presentar caries, periodontitis, gingivitis, procesos infecciosos orales,…

Si presentamos halitosis o mal aliento deberemos extremar nuestros hábitos de higiene buco-dental y asimismo realizar una revisión con nuestro dentista sin demora.

El dentista podrá establecer la causa origen y establecer el tratamiento más adecuado.

Sensibilidad en tus dientes puede ser indicativo de problemas

Muchas personas presentan hipersensibilidad o sensibilidad dental cuando toman algún alimento o bebidas fría. Ello no se debe obviar.

La sensibilidad dental puede indicar:

  • Debilitación del esmalte dental.
  • Fisuras o grietas dentales (pudiendo ser provocadas por bruxismo).
  • Enfermedad periodontal o piorrea.
  • Retracción gingival (que puede estar provocada por bruxismo o por un cepillado dental fuerte o agresivo).

La sensibilidad dental puede ser normal si esta es temporal y tras un tratamiento de blanquimiento dental, pero siempre se deberá controlar y valorar en la consulta dental.

Manchas anómalas en la cavidad oral

Una mancha anómala en la cavidad oral, es decir, en la lengua, encías, cara interna de las mejillas, paladar,… siempre se deberá valorar y controlar en la consulta dental.

Las manchas orales pueden tener diferentes orígenes y siempre se deberá establecer su naturaleza y si procede su tratamiento.

Es muy importante la auto-exploración, tras el cepillado en casa, de todas estas estructuras orales anteriormente descritas y ante cualquier duda, se deberá acudir a nuestro dentista.

En nuestras clínicas dentales en Barcelona y Badalona, y en Madrid de Propdental, quedamos a tu disposición.

10 motivos para acudir al dentista: problemas dentales y riesgos asociados con ellos

En seguida de dejamos un listado de 10 motivos principales y los riesgos asociados a no tratarlos en tu dentista.

Enfermedad periodontal: algunos estudios han demostrado que el 75% de los adultos sufren algún tipo de enfermedad periodontal. Esta enfermedad ha sido relacionada con complicaciones importantes de salud como problemas de corazón y diabetes. La inflamación en las encías puede provocar una respuesta inflamatoria en otras partes del cuerpo que incrementan el riesgo de sufrir dichos problemas. Además, si no se trata como es debido, la enfermedad periodontal puede comportar la pérdida de dientes (de hecho, es la primera causa en este aspecto) y abscesos dentales.

Caries dental: la caries dental puede comportar serias infecciones orales que pueden transmitirse a otras partes del cuerpo. De este modo, no solo es importante tratarlas a tiempo para salvar el diente, sino también para salvaguardar la salud general.

Cáncer oral: el cáncer oral es un problema muy serio que llega a ser mortal en muchos casos. Afecta a millones de personas pero cuando se detecta de manera precoz es muy curable. Sin embargo, muchas veces pasa desapercibido. Cualquier llaga o lesión que no se cure al cabo de un par de semanas debe ser evaluado por parte de un dentista como antes mejor.

Erosión dental: la erosión dental puede comportar sensibilidad y decoloración de los dientes por culpa de la pérdida del esmalte. También puede llegar a provocar la rotura de las piezas dentales. Los ácidos de algunos alimentos y bebidas pueden causarla, pero hay muchos otros causantes.

Sensibilidad dental: esta puede provocar dolor o incomodidad mientras se comen alimentos fríos o calientes. El tratamiento depende de la causa que la está provocando, por eso es importante acudir al dentista a por un diagnóstico fiable.

Mal aliento: este no siempre está causado por el consumo de ciertos alimentos o por el hecho de fumar. De hecho, el 85% de las personas con halitosis permanentes sufren alguna condición dental o general que la provoca. Teniendo en cuenta esto, el mal aliento es pues un síntoma de algunos problemas mayores que se deben solucionar y, de paso, también se eliminará esta molesta y embarazosa situación.

Dolor de muelas: la mayoría de niños y adultos han sufrido dolor dental en algún momento de su vida, algo que puede llegar a ser muy insoportable. Lo mejor en estos casos es llevar a cabo un tratamiento preventivo mediante visitas regulares al dentista que permitan detectar los problemas en sus fases iniciales.

Llagas o aftas: las llagas orales pueden ser bastante dolorosas pero suelen desaparecer por si solas al cabo de algunos días. En caso de no hacerlo después de dos semanas, te recomendamos que acudas a alguna de las clínicas dentales Propdental para que te eche un vistazo un profesional. Esta recomendación viene dada para descartar la posibilidad de que se trate de un cáncer oral o cualquier otro problema más serio.
Sonrisas poco atractivas: aunque las sonrisas poco agraciadas provocadas por dientes feos o faltantes no siempre suponen un problema médico, es uno de los motivos principales que llevan a los pacientes a visitar al dentista. Nadie puede negar que una sonrisa bonita y sana aporte confianza a su propietario. La odontología estética ofrece muchas soluciones para solucionar el aspecto de los dientes y de paso mejorar la autoestima.

Dolor mandibular: este puede llegar a ser insoportable y puede estar causado por diferentes problemas. Las muelas del juicio y los abscesos dentales pueden ser una importante fuente de dolor. El bruxismo o rechinamiento de dientes también puede causar dolor temporomandibular. Por último, el dolor mandibular también puede ser indicativo de un ataque al corazón o de cáncer, con lo que es necesario que los pacientes con estos síntomas busquen la ayuda de un profesional para determinar la causa del problema.

¿Todavía no tienes suficientes motivos para cuidar tu salud dental? Cepíllate los dientes dos veces al día, utiliza el hilo a dental a diario y visita al dentista como mínimo una vez al año. Esto te ayudará a mantener una sonrisa sana y bonita.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "10 motivos para acudir a la consulta dental"

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de propdental.es

Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?

En propdental.es te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog.

Además, si quieres que te notifiquemos vía email, usaremos el email y el nombre que has proporcionado para poder enviarte las respuestas sobre este artículo

PEDIR CITA
TE LLAMAMOS

Te llamamos
Pide cita