CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » 5 problemas dentales en la tercera edad

5 problemas dentales en la tercera edad

Publicado por Dr. Dario Vieira el 11 julio 2016 en Odontologia

Tener una buena salud bucodental es muy importante en todas las edades. Desde el cuidado de los dientes en bebés hasta las personas mayores, todas las etapas requieren un buen cuidado para evitar enfermedades o malformaciones en dientes y encías. Sin embargo, es común que al llegar a la tercera edad aparezcan problemas comunes en la boca con más facilidad, que se deben combatir.

La salud bucal puede verse alterada por otros problemas neurológicos que suelen ser comunes en la tercera edad. También pueden ser factores de riesgo el uso de prótesis dentales, o el consumo habitual de medicamentos. Los profesionales de PropDental recomiendan acudir al odontólogo regularmente, antes de notar los síntomas de cualquier complicación en dientes y encías.

5 problemas dentales comunes en la tercera edad

Aunque pueden surgir complicaciones diversas, hay 5 problemas bucodentales muy comunes en las personas mayores:

  1. Caries y deterioro. Si bien los niños están muy expuestos a esta enfermedad infecciosa, también es un problema común en la tercera edad. De hecho, hasta un 92% de personas mayores de 65 años ha tenido caries, según el Instituto Nacional de Investigación Dental y Craneofacial. El origen es diverso, aunque en la mayoría sucede porque los adultos no acuden con tanta regularidad al dentista como los niños. Esto favorece la creación de caries en los dientes, cuya fase inicial muchas veces pasa desapercibida por los pacientes. Por ello es importante visitar a menudo al dentista, además de ser constante en la limpieza diaria usando pastas y enjuagues con flúor.
  2. Dificultad para comer. Los problemas para masticar pueden producirse por varios motivos, como el uso de dentaduras postizas que no encajan bien, la falta de algún diente o algunas infecciones. Las dificultades para comer pueden alterar la dieta, un elemento clave en la tercera edad para mantener la salud.
  3. Sequedad de boca. Conocida también como xerostomía, es un problema común para muchas personas mayores. La sequedad en la boca conlleva una reducción del flujo de saliva y puede llegar a ser muy incómoda, porque dificulta el habla. Muchas personas mayores toman medicamentos a diario, algo que suele causar con mucha frecuencia sequedad bucal. si es inevitable tener que tomar los medicamentos, una buena opción para compensar su consumo es beber muchos líquidos, limitando el alcohol y la cafeína. Si la sensación de sequedad persiste es importante acudir al odontólogo, porque puede perjudicar los dientes.
  4. Enfermedades en las encías: Este tipo de enfermedades pueden surgir en cualquier momento si no se toman medidas preventivas, pero los riesgos aumentan con la edad. Además estas enfermedades suelen pasar desapercibidas durante sus primeras fases en personas mayores, ya que no se aprecian a simple vista con el cepillado. Normalmente se detectan con síntomas como la dificultad al masticar o el dolor y sangrado de las encías, aunque entonces ya se trata de casos algo más avanzados. Lo más recomendable es hacer una limpieza completa de dientes y encías, con pasta dental, enjuague bucal e hilo dental.
  5. Sensibilidad dental. Es común que la sensibilidad dental se agrave con la edad, porque las encías se retraen y quedan más zonas expuestas y sin protección. Esto también conlleva un dolor más acentuado al tomar bebidas muy calientes o muy frías. Aunque existen pastas dentales para dientes sensibles, si el problema persiste es imprescindible acudir al odontólogo para valorar la necesidad de un tratamiento.

Aunque estos problemas se acentúan con la edad hay métodos para prevenirlos. Una buena dieta y evitar el tabaquismo o el consumo de alcohol y cafeína serán puntos a favor para evitar estos problemas. Aunque las enfermedades que suelen aparecer con la edad juegan en contra por el hecho de tener que tomar medicamentos, se puede contrarrestar su efecto con estos buenos hábitos.

Además es imprescindible un buen cepillado, acompañado del uso del enjuague bucal y el hilo dental. Pero se deben saber usar, ya que una aplicación incorrecta puede minimizar gran parte de sus efectos en nuestra boca. Así, un cuidado adecuado en casa y unas revisiones con el odontólogo regularmente son la clave para tener una buena salud bucodental para toda la vida.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "5 problemas dentales en la tercera edad"

    Deja tu comentario