CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Accidentes y complicaciones de la exodoncia

Accidentes y complicaciones de la exodoncia

Publicado por Dr. Dario Vieira el 3 junio 2014 en Odontologia

La variedad de complicaciones que puede padecer un paciente en la exodoncia pueden ser por distintos motivos y en momentos diferentes: Complicaciones que se pueden producir durante la operación, en el estado general del paciente, en accidentes ligados a la anestesia local, en complicaciones y accidentes a consecuencia del traumatismo operatorio o incluso complicaciones y accidentes que pueden producirse posteriormente a la extracción dentaria.

Complicaciones y accidentes intraoperatorios

Antes de tener que realizar la exodoncia, se debe valorar el estado del paciente y todos los factores favorables o desfavorables que puedan interferir en la cirugía que se llevará a cabo.
En especial es importante distinguir a los pacientes especiales que serían:

  • Pacientes ancianos: Los pacientes de edad avanzada deben ser objetivos de una atención especial por sus características vasculares, su fragilidad ósea y la mayor susceptibilidad a los posibles efectos nocivos de los anestésicos locales y traumatismos quirúrgicos.
  • Embarazo: Entre el cuarto y octavo mes de embarazo no suele haber ningún problema ni riesgo especial pero hay que tener en cuenta de administrar los medicamentos por vías sistémicas. En los tres primeros meses de embarazo puede existir un riesgo de aborto o de malformaciones fetales, con lo que las exodoncias las evitaremos a no ser que sea en un caso de extrema gravedad. En el octavo mes, cualquier maniobra quirúrgica puede llegar a inducir un parto prematuro.
  • En la lactancia: Mientras una mujer está con la lactancia no corre ningún riesgo con ella, únicamente necesitará tener prudencia en la prescripción de los medicamentos.

Otros de los pacientes que podrían llegar a sufrir problemas en la operación son aquellos que sufran alguna patología sistemática grave, como la patología cardiovascular o patología hematológica que incluye las enfermedades hematológicas con alteraciones cuantitativas y/o cualitativas, alteraciones de la hemostasia, alcoholismo y drogadicción, paciente irradiado en la zona cervicofacial, enfermedades psíquicas, patologías neurológicas, enfermedades endocrinas…

Los accidentes locales que están ligados a la anestesia locorregional los podemos llegar a agrupar en dos grupos: Los de efecto inmediato y los de efecto secundario.

  • Accidentes anestésicos locales inmediatos: Puede producir una deficiencia parcial o fracaso total del efecto anestésico, en función de la cantidad y calidad del agente anestésico utilizado, la situación por si estaba cerca del tronco nervioso, la calidad del tejido a infiltrar y la existencia de enfermedades sistémicas.
  • Accidentes anestésicos locales secundarios: Puede producir escaras debido a la necrosis tisular que normalmente encontramos en la mucosa palatina por efecto del vasoconstrictor o del anestésico, la técnica traumática o la inyección subperiótica demasiado rápida, excesiva cantidad de anestésico y excesiva cantidad de adrenalina. El tratamiento consistiría en la administración de analgésicos potentes y cobertura antibiótica prolongada.

Con relación a los dientes también podemos tener algún accidente, ya que le pasa a cualquier dentista que el hecho de que tenga que extraer un diente hace que corra riesgo de romperse y incluso llegue a hacerlo, que lo declaran como una operación defectuosa o casi como un accidente desgraciado. Es recomendable que las puntas de los fórceps entren en contacto con dos o más puntos del diente, para que así con la fuerza que transmitimos llegue a estar mejor distribuida y no existan tantas posibilidades de romperlo.
En cualquier caso, si el diente llega a fragmentarse primero de todo tendremos que fijarnos en el diente extraído para saber que cantidad de diente queda en el interior y si, por ejemplo, quedase una raíz de menos de 5 milímetros en la profundidad de el hueso que no provoca inflamación ni hay presencia de lesión se consideraría la opción de dejarla ya que cuya exodoncia representaría una gran dificultad con riesgo de lesionar estructuras nobles, Siempre se avisaría al paciente de la decisión adoptada y se irían realizando controles periódicos para evitar posibles complicaciones.
En algunos casos, a pesar de ser frecuente, suele ocurrir como accidente la rotura del hueso alveolar a la hora de realizar la extracción dentaria. Puede suceder que el hueso alveolar se fracture y que se desprenda por completo o que simplemente quede adherido a periostio.
Posiblemente también podrían ocurrir accidentes en las partes blandas que podría producir lesiones en las mejillas, labios, lengua, mucosa palatina, suelo de la boca… Todo debido a los descuidos en la aplicación del forceps o los elevadores que se pueden resbalar en el proceso de la maniobra de extracción.

Complicaciones postoperatorias

Tras la exodoncia es posible que puedan ocurrir problemas o incluso lesiones graves que se deberán tratar con el tiempo.

  • Hemorragias: Por una herida, una fractura de hueso o una herida arterial serían las causas más típicas por las que esta operación podría causar hemorragias al paciente tras el proceso de extracción.
  • Hematomas y Equimosis: Los hematomas suelen ser frecuentes en las personas de avanzada edad ya que tienen más fragilidad en la zona capilar y los tejidos son mas laxos, en todo caso es a causa de infiltración de sangre en el tejido celular subcutáneo que provocan una coloración en la piel.
  • Edemas: Un edema no es una complicación, si no que es un proceso normal por el que pasaría el paciente, un edema inflamatorio suele ser proporcional a la importancia de la intervención quirúrgica.
  • Trismo: El trismo es la incapacidad de apertura normal de boca, especialmente para el maxilar inferior causado por un espasmo muscular producido por la inflamación de la intervención quirúrgica.
  • Dientes o raíces desplazados a los espacios vecinos: Tras una exodoncia es posible que los dientes vecinos se muevan debido a la falta de control por parte del odontologo o por un movimiento intempestivo del paciente.
    En todo caso podría llegar a producirse distintos problemas:
    • Movimiento hacia el espacio celular vecino con riesgo de procesos infecciosos agudos.
    • Hacia el seno maxilar con aparición de una sinusitis o de una comunicación bucosinusal.
    • Hacia el conducto dentario inferior.
    • Hacia la vía digestiva, aunque no tiene un gran riesgo.
    • Hacia la vía respiratoria que con esta existe un riesgo importante de asfixia.

En algunos otros casos, menos frecuentes, también podríamos tener accidentes de tipo nervioso, vasculares o causados por la fractura del instrumental del mismo odontólogo. Pero cualquier complicación que se pudiera llegar a producir durante la exodoncia no tiene que llegara dar importancia, ya que si el dentista está correctamente preparado para ello podrá solucionar cualquier problema que pudiera ocurrir y solventarlo de la mejor forma para que el paciente que está siendo operado pueda curarse y tratar la herida sin que el inesperado acontecimiento le traiga ningún inconveniente más de la cuenta.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Accidentes y complicaciones de la exodoncia"

    Deja tu comentario