CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Actuar ante la hipersensibilidad

Actuar ante la hipersensibilidad

Publicado por Dr. Dario Vieira el 1 Abril 2016 en Odontologia

La hipersensibilidad es un dolor de corta duración y agudo en la boca, cuya causa es generalmente una exposición excesiva de la dentina. Normalmente, aparece como respuesta a estímulos térmicos, táctiles, osmóticos o químicos. Por ejemplo, puede manifestarse al consumir alimentos muy fríos, o bien muy calientes. Esta afectación suele relacionarse, además, con la recesión gingival, el cepillado traumático o la ingesta frecuente de ácidos. De hecho, sus causas suelen estar relacionadas con el estilo de vida que sigue el paciente y sus hábitos de higiene oral:

  • Un cepillado dental realizado con demasiada fuerza o con dentífricos abrasivos, que deterioran el esmalte, lo hacen más sensible y exponen la dentina.
  • Las comidas y bebidas que contienen ácido descalcifican o erosionan los dientes.
  • Otra causa importante es el ejercicio de fuerza excesiva en la masticación o los hábitos parafuncioanles, como el bruxismo, que provocan daños en el esmalte y erosión significativa en las piezas dentales. Estos desgastes pueden favorecer la exposición de la dentina y la aparición de hipersensibilidad.
  • La recesión gingival derivada del tratamiento periodontal es también una causa significativa y común. De hecho, esta recesión también puede deberse a otros tratamientos odontológicos, como la limpieza dental profesional o la ortodoncia. También por una simple anomalía anatómica que deja la dentina al descubierto.
  • Hay algunas patologías que afectan al organismo a nivel general que pueden provocar un ecosistema oral ácido, como las enfermedades estomacales o psicológicas.

Recomendaciones para manejar la hipersensibilidad

La prevención y el manejo de cualquier enfermedad que afecte a la cavidad bucal dependen del compromiso del dentista, pero también de la predisposición del paciente. Si una de las dos partes se resiste a colaborar, cualquier medida que se tome resultará inefectiva. Además de seguir los pasos adecuados y actuar con diligencia, la colaboración y el trabajo en equipo es fundamental para hacer frente a cualquier patología. Para potenciar esta colaboración constante entre las personas implicadas en el proceso, te ofrecemos una serie de recomendaciones que dentista y paciente deben tener en cuenta:

  1. El dentista debe saber que, antes de aplicar cualquier tratamiento concreto para revertir la hipersensibilidad dental, es preciso confirmar el diagnóstico y, después, realizar una anamnesis detallada y profunda de los factores etiológicos potenciales de dicha hipersensibilidad.
  2. El profesional tiene que disponer de la historia clínica del paciente y tiene que estar informado de sus rutinas. Así, debe conocer el tipo de dieta que consume, sus antecedentes médicos y, a través de un cuestionario, averiguar las rutinas de higiene oral que éste aplica. El dentista podrá saber, más o menos, el tiempo de exposición a ácidos del paciente y, en función de sus conclusiones, asesorarlo o derivarlo a otro especialista médico.
  3. Para actuar correctamente ante la hipersensibilidad, el equipo de la clínica dental debe proporcionar a todo paciente las instrucciones de limpieza que hay que seguir en casa. Entre ellas: cepillarse los dientes como mínimo dos veces al día y durante dos minutos, de forma suave y no extremadamente insistente; utilizar cepillos interdentales para retirar los restos de placa de entre los dientes, hacerse con dentífricos especializados que actúan eficazmente contra la hipersensibilidad, etc. Como paciente, debes recordar que, por lo general, los cepillos eléctricos son más recomendables que los manuales. Aunque ambos son igual de útiles si se sigue una buena técnica, se ha comprobado que el cepillo eléctrico es mucho más cómodo. Por otro lado, ten presente que es mejor cepillarse los dientes pasados 20 minutos de la comida, puesto que la secreción de los ácidos es mayor. Si lo realizas antes, no vas a eliminar ni la mitad de ácidos.
  4. Ten en cuenta que debes evitar cualquier hábito que contribuya a la recesión gingival, como por ejemplo el cepillado traumático.
  5. En función de la gravedad de la hipersensibilidad, hay que tomar medidas distintas, como por ejemplo utilizar agentes protectores en casa o bien acudir a la clínica a que te los suministren. Si lo que realmente produce la hipersensibilidad es la recesión gingival, puede ser necesario diseñar procedimientos de cirugía mucogingival para acabar definitivamente con las molestias.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Actuar ante la hipersensibilidad"

    Deja tu comentario