CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Aftas bucales: ¿Qué son y cómo combatirlas?

Aftas bucales: ¿Qué son y cómo combatirlas?

Publicado por Imma Roca el 21 noviembre 2017 en Odontologia

Las aftas bucales son unas úlceras dolorosas que pueden aparecer en cualquier parte de la boca. Estas son muy comunes, aproximadamente una de cada cinco personas puedes desarrollar aftas en algún momento de su vida. Al igual que en muchas otras patologías orales, las mujeres cuentan con una mayor propensión a sufrir este problema.

Podremos clasificar las aftas bucales en tres tipos diferenciados:

  • Aftas menores

Con ocho de cada diez casos, estas son las más comunes. Son pequeñas, redondas u ovaladas, y cuentan con un radio inferior a 10mm de diámetro.

Usualmente tienen un tono amarillo pálido, pero el área circuncidante puede tener un aspecto más rojizo, e incluso inflamado.

Normalmente sólo se formará una úlcera, pero no debemos descartar la posibilidad de aparición de varias a la vez.

Estas úlceras tienen una duración aproximada de entre 7 y 10 días, y al cabo de este tiempo desaparecen sin dejar cicatriz de ningún tipo, Son molestas pero no muy dolorosas.

  • Aftas mayores

Aproximadamente se dan en uno de cada diez casos. Suelen tener un diámetro de 10 mm e incluso más. Por norma general aparece una o como mucho dos al mismo tiempo.

Cada úlcera puede durar entre dos semanas y varios meses, y generalmente al curarse deja cicatriz. Esta puede llegar a ser realmente dolorosa, pudiendo complicar incluso el habla y la ingesta de alimentos.

  • Úlceras herpetiformes

También presentes en uno de cada diez casos, estas úlceras tienen forma de grano de pus. Su diámetro es de 1-2 mm y suelen aparecer muchas al mismo tiempo. En ocasiones estas se juntan, formando formas irregulares.

Cada úlcera dura una media de una semana a dos meses.

Pese al nombre que tiende a hacer que la gente se confunda, estas no tienen nada que ver con el virus del herpes.

Las aftas normalmente aparecen entre los 10 y los 40 años. Normalmente son de carácter recurrente, pero es difícil determinar si entre cada brote de aftas pasan días, semanas, meses… Las úlceras tienden a volver a aparecer, peor cada vez menos a medida que la edad va avanzando. Usualmente a los 40 dejan de aparecer.

Ciertas personas pueden notar una especie de quemazón en la zona donde aparecerá la úlcera incluso antes de que esta aparezca.

La causa de las aftas no está determinado. No son provenientes de una problemática infecciosa y en la mayoría de los casos estas se producen en pacientes que no presentan, aparentemente, ningún motivo que indique que está enfermo.

Aunque tengamos una higiene bucodental adecuada y una buena salud oral seguimos siendo susceptibles de padecer esta problemática.

En ciertos casos la aparición de úlceras puede relacionarse con otro tipo de problemas como los siguientes:

  • Heridas: Heridas causadas ya sea por dentaduras postizas que no terminan de encajar, por usar un cepillo dental demasiado duro, por el roce de la ortodoncia con la mejilla o demás mucosas orales…
  • Cambios en los niveles hormonales: muchas mujeres notan como las aftas aparecen justo antes de que comience su periodo menstrual. En ciertas mujeres las úlceras se desarrollan únicamente durante la menopausia.
  • Dejar de fumar: Pese a que esto no tiene que suponer un hándicap o un motivo por el que evitemos dejarlo, lo cierto es que determinados fumadores desarrollan úlceras una vez han dejado el tabaco.
  • Déficits: ya sea de hierro o de vitaminas, como la b12, lo cierto es que esto también hace que suframos este problema.
  • Alergias: cierto tipo de intolerancias alimentarias también hacen que suframos este problema.
  • Factores genéticos: En caso de que hayamos tenido problemas en la familia con las aftas bucales es probable que nosotros también los suframos.
  • Fármacos: determinados fármacos pueden tener como efecto secundario la aparición de aftas. Algunos de los más conocidos son el nicorandil y el ibuprofeno.
  • VIH, la enfermedad de Chron y Behçet son síndromes que también hacen que el paciente sea más propenso a sufrir aftas bucales.

Tratamiento de las aftas bucales

En la gran mayoría de casos no requeriremos de ningún tratamiento en especial para afrontar esta enfermedad, ya que generalmente se curan y desaparecen espontáneamente. Pese a esto, siempre será recomendable que sigamos las pautas que recomiende el dentista para acelerar el proceso de curación.

Debemos evitar las comidas picantes, ya que estas tienen un fuerte poder abrasivo que puede suponer una terrible molestia que cualquier alimento demasiado picante toque la úlcera.

Asimismo, también podemos recurrir a trucos como consumir con pajita aquellas bebidas demasiado ácidas para que el líquido no entre en contacto con los tejidos orales más descubiertos.

Si por el contrario crees que la causa de las úlceras está en el consumo de determinados medicamentos, acude tanto a tu dentista como a tu médico de cabecera y coméntales la situación. En algunos casos se puede cambiar el principio activo o reducir la dosis para así frenar la aparición de úlceras.

Algunos tratamientos como los caramelos de nicotina causan este problema, debido a que resultan muy abrasivos para la piel.

Podemos encontrar ciertos tratamientos enfocados a paliar la sintomatología de este problema, como los enjuagues orales analgésicos, así como algunos geles y sprays bucales. Estos nos ayudan a frenar el dolor.

La gran mayoría de estos contienen bencidamina o lidocaína. Estos son algunos productos a los que podemos acceder tan sólo acudiendo a una farmacia sin necesidad de que un médico nos lo haya prescrito, pese a que lo ideal siempre será acudir a nuestro dentista de confianza.

Hay que tener presente que las enfermedades orales son un problema serio que debemos resolver cuanto antes y que de no hacerlo, nos puede costar la sonrisa.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Aftas bucales: ¿Qué son y cómo combatirlas?"

Deja tu comentario