CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Aproximación a la cirugía ortognática

Aproximación a la cirugía ortognática

Publicado por Dr. Dario Vieira el 19 febrero 2014 en Odontologia

Se emplea la cirugía ortognática para dividir y reposicionar los huesos maxilares, logrando así una alineación más adecuada. Suele emplearse para solucionar problemas de mordida que la ortodoncia convencional no es capaz de corregir. En ocasiones, este tipo de cirugía también puede incluir la eliminación de hueso o tejido blando con la finalidad de conseguir una mejor estética facial. De este modo, el procedimiento nos puede aportar verdaderos cambios notables en nuestra estética, especialmente en nuestro perfil.

¿Qué casos pueden requerir cirugía ortognática?

Este tipo de cirugía debe ser practicada por cirujanos orales y maxilofaciales cualificados, que sepan ofrecer al paciente una mejora drástica en la estética facial y satisfacer sus necesidades específicas. La cirugía ortognática está indicada para pacientes que quieran corregir alguno de los siguientes problemas:

  • Un retroceso o protuberancia de la mandíbula o de la barbilla
  • Una longitud escasa o bien excesiva de la barbilla o presentar una barbilla antiestética de por si
  • Tener una mordida abierta, es decir, cuando los dientes no se juntan correctamente
  •  Un desplazamiento de los maxilares superior o inferior o tener arcos dentales más bien estrechos
  • Si existen discrepancias entre la altura facial superior e inferior (un exceso de encía, una ausencia de suficiente estructura dental o una exposición excesiva de a la encía al sonreír)

Por otro lado, la cirugía ortognática puede ser, entre otras, la mejor opción si:

  • El paciente tiene problemas en los maxilares que deben ser tratados de forma quirúrgica. En este sentido, es importante que éste informa al médico de lo que quiere corregir. En ocasiones, los profesionales pueden centrarse en algún problema que no siempre sea la prioridad del paciente. Además, el cirujano debe diseñar un correcto plan de tratamiento a partir de la información extraída de moldes, fotografías, imágenes de vídeo y radiografías específicas.
  • El paciente puede permitirse el coste de la intervención
  • El paciente está convencido que el problema que presenta le dificulta el día a día, limitando su éxito y su capacidad de ser feliz
  • El paciente está dispuesto a asumir las incomodidades o complicaciones que pueden surgir, es decir, es importante que conozca el resultado del tratamiento. En ocasiones, los cirujanos trabajan con imágenes generadas por ordenador que permiten al paciente hacerse una idea del aspecto que tendrá tras la intervención.
  • El paciente entiende y además acepta los riesgos que pueden estar asociados a una intervención de cirugía ortognática. Así pues, es vital que entienda cada una de las fases del procedimiento quirúrgico al que va a someterse.

El trabajo de cirujanos orales y maxilofaciales va mucho más allá de una simple extracción de piezas dentales e intervenciones en los maxilares. Si no estás satisfecho con tu estética facial, consulta tu dentista en Clínicas Propdental e infórmate del tratamiento al que puedes acceder.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Aproximación a la cirugía ortognática"

Deja tu comentario