CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Ayuda a eliminar el miedo dental de tus hijos

Ayuda a eliminar el miedo dental de tus hijos

Publicado por Janepropdental el 11 Julio 2014 en Odontologia

El primer paso para poder ayudar a tus hijos para que pierdan el miedo al dentista es entender qué les produce este temor a la clínica dental. La mayoría de veces su miedo está influenciado por los mismos padres u otros miembros de la familia que también tuvieron miedo de pequeños o que todavía sufren ansiedad en sus visitas con el odontólogo.


Es normal que los hijos tengan miedo al dentista pero los padres deben ayudarles

Puede que los niños hayan escuchado alguna vez a sus padres o a sus abuelos hablar de visitas temibles que sufrieron en la clínica dental que incluyeron dolor, hinchazón, extracciones o infecciones que están lejos de los cómodos procedimientos que se llevan a cabo en la actualidad. Evidentemente, esto no ayuda a que tus hijos estén tranquilos cuando se acerca la visita al dentista. Hoy te ayudamos a eliminar el miedo de los más pequeños ante sus tratamientos dentales. Sé un buen ejemplo: debes ser el primero en seguir una buena higiene dental. El auténtico líder es aquel que predica con el ejemplo y esto es vital para tus hijos, que te observan mucho más de lo que crees. Si te ven cepillarte los dientes por la mañana y antes de acostarte serás un modelo a seguir para ellos y probablemente quieran imitarte también. Empieza temprano: debes empezar a limpiarles los dientes a tus hijos en el momento en que les sale el primer diente, empezando con un paño mojado. Esto ayudará a tus hijos a acostumbrarse a seguir una higiene dental. Encuentra el dentista idóneo: otra razón por la cual los niños, y los adultos, tienen miedo de los tratamientos dentales es la invasión del espacio privado de sus bocas. Tener un dentista en el que poder confiar, que se preocupa por el paciente y con quien se pueda una buena relación es clave para padres e hijos. En este caso, los odontopediatras están perfectamente formados para tratar con los más pequeños, pero no se trata solo de especialización, la confianza también tiene que ver mucho con el trato humano. Si no te ha convencido el dentista que tus hijos han tenido hasta ahora no debes tener miedo de cambiar. Eso sí, si quieres facilitarle el trabajo y ayudar a que tus hijos reciben un trato ideal, debes informarle de las malas experiencias que han pasado en la clínica en el pasado, de esta manera tomará las medidas necesarias al respecto. Sé un ejemplo también en la clínica: otra manera de ayudar a tus hijos a superar sus miedos al dentista es que vean que tú no le tienes miedo. Llevar a tus pequeños a tu limpieza dental o a tu visita con el dentista es una buena manera de introducirlos a la clínica y de que vean los tratamientos dentales como algo normal. Evidentemente, debes evitar frases del tipo “Odio ir al dentista” o “Cómo me ha dolido el tratamiento…”. Aunque tengas miedo al dentista, no debes permitir que tus hijos se enteren de ello. Reduce la ansiedad: cuando se acerca la fecha de la visita de tu hijo no debes decírselo con mucho tiempo de antelación. Si se van a poner ansiosos, es mejor que estén nerviosos durante mucho tiempo, cuanto menos piensen en ello, mejor. Eso sí, díselo un día antes para que tampoco sea una sorpresa y tengan un mínimo tiempo para asimilarlo. Quizá quieren preguntarte alguna cosa al respecto o transmitirte alguna preocupación y con un día basta para ayudarles. Ofrece refuerzos positivos: muchos dentistas que tratan con niños utilizan un sistema de recompensas. Ofrecen ‘tratos’ con juguetes, pegatinas o cualquier otro detalle que le puede gustar al niño si se comporta durante la visita. Esto no tiene nada de malo y puede hacer que el niño piense en otra cosa durante la visita. Eso sí, no debes recompensarle con chuches o cualquier otra cosa que vaya en detrimento del propósito dental. Se honesto: otra manera de ayudar a tu hijo a superar el miedo al dentista es ser honesto. Afortunadamente, muy pocos niños cuyos padres les llevan al dentista de modo regular necesitan tratamientos complicados. Sin embargo, si un día tu hijo se enfrenta a un tratamiento más invasivo que de costumbre debes decírselo. Por ejemplo, si tienen que recibir anestesia local que comporta un pinchazo para luego no sufrir dolor durante el resto de la visita, lo podrán entender. Explícales también a tus hijos que todos los tratamientos son por su bien y que gracias a ellos evitarán la necesidad de recibir otros procedimientos posiblemente más dolorosos.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Ayuda a eliminar el miedo dental de tus hijos"

    Deja tu comentario